Formulario Modelo de la OMS 2004
(2004; 543 páginas) Ver el documento en el formato PDF
Índice de contenido
Ver el documentoAbreviaciones
Ver el documentoIntroducción
Ver el documentoCambios en la Lista Modelo de Medicamentos Esenciales de la OMS
Abrir esta carpeta y ver su contenidoConsejo general a los prescriptores
Cerrar esta carpetaSección 1: Anestésicos
Abrir esta carpeta y ver su contenido1.1 Anestésicos generales y oxígeno
Ver el documento1.2 Anestésicos locales
Ver el documento1.3 Sedación y medicación preoperatoria
Ver el documento1.4 Relajantes musculares e inhibidores de la colinesterasa
Ver el documento1.5 Analgésicos y antagonistas opiáceos
Ver el documento1.6 Sustitutos de la sangre y soluciones correctoras del desequilibrio de líquidos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 2: Analgésicos, antipiréticos, antiinflamatorios no esteroides, antigotosos y fármacos antirreumáticos modificadores del curso de la enfermedad
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 3: Antialérgicos y fármacos utilizados en la anafilaxia
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 4: Antídotos y otras sustancias utilizadas en las intoxicaciones
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 5: Anticonvulsivos/ antiepilépticos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 6: Antiinfecciosos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 7: Antimigrañosos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 8: Antineoplásicos, inmunosupresores y fármacos utilizados en los cuidados paliativos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 9: Antiparkinsonianos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 10: Fármacos en hematología
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 11: Productos sanguíneos y sustitutos del plasma
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 12: Fármacos en patología cardiovascular
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 13: Fármacos en dermatología (tópicos)
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 14: Agentes de diagnóstico
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 15: Desinfectantes y antisépticos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 16: Diuréticos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 17: Fármacos en patología gastrointestinal
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 18: Hormonas y otros fármacos endocrinos y contraceptivos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 19: Productos en inmunología
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 20: Relajantes musculares (de acción periférica) e inhibidores de la colinesterasa
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 21: Preparados oftalmológicos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 22: Fármacos en obstetricia
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 23: Solución de diálisis peritoneal
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 24: Psicofármacos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 25: Fármacos que actúan sobre las vías respiratorias
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 26: Soluciones correctoras de los trastornos hidroelectrolíticos y del equilibrio ácido-base
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 27: Vitaminas y minerales
Ver el documentoApéndice 1: Interacciones
Ver el documentoApéndice 2: Gestación
Ver el documentoApéndice 3: Lactancia
Ver el documentoApéndice 4: Alteración renal
Ver el documentoApéndice 5: Alteración hepática
 

1.6 Sustitutos de la sangre y soluciones correctoras del desequilibrio de líquidos

Las necesidades de líquidos se deben evaluar antes, durante y después de una cirugía mayor. La reposición de líquidos debe corresponder casi al volumen y composición de las pérdidas. La transfusión de sangre es básica para restablecer la capacidad de transporte de oxígeno cuando se ha perdido más del 15% de la sangre circulante, pero se debe evitar cuando no se puede realizar el cribado de los virus de la inmunodeficiencia humana y de la hepatitis B. Para la reposición de volumen a corto plazo se puede administrar una solución isotónica de cloruro sódico. Pueden ser útiles los expansores del plasma como el dextrano 70 o la poligelina. Con tal que la función renal se mantenga, los líquidos se pueden reponer con la administración intravenosa de una solución de cloruro sódico (cloruro sódico 9 mg/ml, 0,9%) o un compuesto más fisiológico de una solución compuesta de lactato sódico. En casos urgentes, suele existir un déficit de líquidos, que debe ser evaluado y corregido antes de la cirugía. Soluciones isotónicas de glucosa y cloruro sódico (más frecuente glucosa al 4%/ cloruro sódico al 0,18%) son preferibles en niños con el fin de evitar el riesgo de la sobrecarga de sodio y la hipoglucemia. Cuando los líquidos se administran por vía intravenosa durante más de 24 horas, es preciso administrar cloruro potásico para prevenir la depleción de potasio. Con el fin de evitar arritmias graves, sobre todo en pacientes con la función renal alterada, la dosis necesaria de potasio debe ser determinada, cuando sea posible, según las concentraciones plasmáticas de potasio.

Véanse también las secciones 11.1 (sustitutos del plasma) y 26.2 (soluciones correctoras de trastornos hidroelectrolíticos y del equilibrio ácido-base).

 

Ir a la sección anterior
Ir a la siguiente sección
 
 
El Portal de Información - Medicamentos Esenciales y Productos de Salud de la OMS fue diseñado y es mantenido por la ONG Human Info. Última actualización: le 1 diciembre 2019