Formulario Modelo de la OMS 2004
(2004; 543 páginas) Ver el documento en el formato PDF
Índice de contenido
Ver el documentoAbreviaciones
Ver el documentoIntroducción
Ver el documentoCambios en la Lista Modelo de Medicamentos Esenciales de la OMS
Abrir esta carpeta y ver su contenidoConsejo general a los prescriptores
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 1: Anestésicos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 2: Analgésicos, antipiréticos, antiinflamatorios no esteroides, antigotosos y fármacos antirreumáticos modificadores del curso de la enfermedad
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 3: Antialérgicos y fármacos utilizados en la anafilaxia
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 4: Antídotos y otras sustancias utilizadas en las intoxicaciones
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 5: Anticonvulsivos/ antiepilépticos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 6: Antiinfecciosos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 7: Antimigrañosos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 8: Antineoplásicos, inmunosupresores y fármacos utilizados en los cuidados paliativos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 9: Antiparkinsonianos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 10: Fármacos en hematología
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 11: Productos sanguíneos y sustitutos del plasma
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 12: Fármacos en patología cardiovascular
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 13: Fármacos en dermatología (tópicos)
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 14: Agentes de diagnóstico
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 15: Desinfectantes y antisépticos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 16: Diuréticos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 17: Fármacos en patología gastrointestinal
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 18: Hormonas y otros fármacos endocrinos y contraceptivos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 19: Productos en inmunología
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 20: Relajantes musculares (de acción periférica) e inhibidores de la colinesterasa
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 21: Preparados oftalmológicos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 22: Fármacos en obstetricia
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 23: Solución de diálisis peritoneal
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 24: Psicofármacos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 25: Fármacos que actúan sobre las vías respiratorias
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 26: Soluciones correctoras de los trastornos hidroelectrolíticos y del equilibrio ácido-base
Cerrar esta carpetaSección 27: Vitaminas y minerales
Ver el documento27.1 Vitaminas
Ver el documento27.2 Minerales
Ver el documentoApéndice 1: Interacciones
Ver el documentoApéndice 2: Gestación
Ver el documentoApéndice 3: Lactancia
Ver el documentoApéndice 4: Alteración renal
Ver el documentoApéndice 5: Alteración hepática
 

27.2 Minerales

Gluconato cálcico. Los suplementos de calcio habitualmente sólo son necesarios cuando la ingesta de calcio por la dieta es deficiente. Las necesidades dietéticas varían con la edad y son relativamente mayores en la infancia, la gestación y la lactancia a causa de una mayor demanda, y en la edad avanzada, por alteración de la absorción. En la osteoporosis, una ingesta de calcio del doble de la cantidad diaria recomendada retrasa la pérdida ósea. En la tetania hipocalcémica, se recomienda administrar el gluconato cálcico por vía parenteral, pero hay que vigilar el calcio plasmático. El gluconato cálcico también se utiliza en la reanimación cardíaca.

El yodo es uno de los oligoelementos esenciales del cuerpo. La ingesta recomendada de yodo es de 150 microgramos al día (200 microgramos al día en mujeres gestantes y que lactan); en niños la ingesta recomendada de yodo es de 50 microgramos al día en lactantes menores de 1 año, 90 microgramos al día en niños de 2-6 años, y 120 microgramos al día en niños de 7-12 años. Su déficit provoca bocio endémico y produce cretinismo endémico (caracterizado por sordomudez, déficit intelectual, espasticidad y a veces hipotiroidismo), alteración de la función mental en niños y adultos, y un aumento de la incidencia de nacidos muertos y mortalidad perinatal y del lactante. El yodo y los yoduros pueden inhibir la función tiroidea neonatal y en general los compuestos de yodo deben evitarse en la gestación. Donde es esencial prevenir el bocio neonatal y el cretinismo, el yodo no se debe negar en mujeres gestantes. La prevención del déficit de yodo depende en gran parte de la yodación de la sal con yoduro potásico o yodato potásico, y a través de la diversificación en la dieta. En áreas donde los trastornos por déficit de yodo son moderados o graves, un aceite yodado administrado antes o en cualquier momento de la gestación se ha mostrado eficaz.

Fluoruro sódico. La disponibilidad adecuada de fluoruro confiere una gran resistencia a la caries dental. Actualmente, se considera que la acción tópica del fluoruro sobre el esmalte y la placa es más importante que el efecto sistémico. Cuando el contenido de fluoruro natural en el agua potable es significativamente menor de 1 mg por litro, la fluoración artificial es el método más económico de aumentar la ingesta de fluoruro. La administración diaria de comprimidos o gotas de fluoruro es una alternativa adecuada, pero no se deben prescribir suplementos de fluoruro sistémico sin consultar el contenido de fluoruro de las reservas de agua local; no se recomiendan cuando el agua contiene más de 700 microgramos por litro. Además, los lactantes no necesitan recibir suplementos de fluoruro hasta los 6 meses de edad. Los dentífricos que incorporan fluoruro sódico son una fuente de fluoruro adecuada. Las personas con tendencia especial a la caries o con enfermedades pueden recibir protección adicional con el uso de enjuagues fluorados o con la aplicación de un gel fluorado. Los enjuagues se pueden realizar a diario o cada semana; el uso diario de un enjuague menos concentrado es más eficaz que el uso semanal de uno más concentrado. Los geles muy potentes se deben aplicar de manera regular con supervisión de un profesional; hay que tener especial precaución para prevenir que el niño trague en exceso.

Para el uso de preparados de hierro en el tratamiento de la anemia, véase la sección 10.1.

Calcio, gluconato

El gluconato cálcico es un fármaco complementario

Inyección (Solución para inyección), gluconato cálcico (monohidrato) 100 mg (Ca++ 220 micromol)/ml, ampolla 10 ml

Indicaciones: tetania hipocalcémica

Contraindicaciones: situaciones asociadas a la hipercalcemia y la hipercalciuria (por ejemplo, algunas formas de enfermedad maligna)

Precauciones: vigilancia de la concentración plasmática de calcio; interacciones: Apéndice 1

Posología:

Tetania hipocalcémica, por inyección intravenosa lenta, ADULTOS 1 g (2,2 mmol) seguido por infusión intravenosa continua de unos 4 g (8,8 Formulario Modelo de la OMS 2004 411 mmol) al día

DILUCIÓN Y ADMINISTRACIÓN. Según las recomendaciones del fabricante

Efectos adversos: alteraciones gastrointestinales leves; bradicardia, arritmia; irritación en el punto de inyección

Fluoruro sódico

El fluoruro sódico es un fluoruro representativo. Hay varios fluoruros alternativos

Colutorio, fluoruro sódico al 0,05%, 0,2%

Indicaciones: prevención de la caries dental

Contraindicaciones: no en áreas donde el agua potable está fluorada o donde el contenido de flúor es de por sí alto

Posología:

Prevención de la caries dental, como enjuague bucal, NIÑOS mayores de 6 años, 10 ml de solución al 0,05% al día o bien 10 ml de solución al 0,2% cada semana

NOTA. Las pastas de dientes fluoradas también son una fluente adecuada de fluoruro para la profilaxis de la caries dental

Efectos adversos: a dosis recomendadas la toxicidad es rara; motas blancas ocasionales en los dientes a las dosis recomendadas; raramente decoloración amarillenta-marronosa si se superan las dosis recomendadas

Yodo

Inyección oleosa (Solución para inyección), yodo (como aceite yodado) 480 mg/ml, ampolla 0,5 ml, ampolla 1 ml

NOTA. El aceite yodado también se puede administrar por vía oral

Indicaciones: prevención y tratamiento del déficit de yodo

Contraindicaciones: lactancia (Apéndice 3)

Precauciones: mayor de 45 años o con bocio nodular (especialmente susceptibles al hipertiroidismo cuando se administran suplementos de yodo - el aceite yodado puede no ser adecuado); puede interferir con las pruebas de función tiroidea; gestación (véanse las notas anteriores y el Apéndice 2)

Posología:

Déficit de yodo moderado o grave endémico, por inyección intramuscular, ADULTOS mujeres en edad fértil, incluido cualquier momento de la gestación,480 mg una vez al año; por vía oral, ADULTOS durante la gestación y un año posparto, 300-480 mg una vez al año o bien 100-300 mg cada 6 meses; mujeres en edad fértil, 400-960 mg una vez al año o bien 200-480 mg cada 6 meses

Déficit de yodo, por inyección intramuscular, LACTANTES hasta 1 año, 190 mg; NIÑOS y ADULTOS 380 mg (edad mayor de 45 años o con bocio nodular, 76 mg pero véase también Precauciones) (confiere hasta 3 años de protección)

Déficit de yodo, por vía oral, ADULTOS (excepto durante la gestación) y NIÑOS mayores de 6 años, 400 mg una vez al año; ADULTOS durante la gestación, una sola dosis de 200 mg; LACTANTES menores de 1 año, una sola dosis de 100 mg; NIÑOS 1-5 años, 200 mg una vez al año

Efectos adversos: reacciones de hipersensibilidad; bocio e hipotiroidismo; hipertiroidismo

 

Ir a la sección anterior
Ir a la siguiente sección
 
 
El Portal de Información - Medicamentos Esenciales y Productos de Salud de la OMS fue diseñado y es mantenido por la ONG Human Info. Última actualización: le 1 diciembre 2019