Formulario Modelo de la OMS 2004
(2004; 543 páginas) Ver el documento en el formato PDF
Índice de contenido
Ver el documentoAbreviaciones
Ver el documentoIntroducción
Ver el documentoCambios en la Lista Modelo de Medicamentos Esenciales de la OMS
Abrir esta carpeta y ver su contenidoConsejo general a los prescriptores
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 1: Anestésicos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 2: Analgésicos, antipiréticos, antiinflamatorios no esteroides, antigotosos y fármacos antirreumáticos modificadores del curso de la enfermedad
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 3: Antialérgicos y fármacos utilizados en la anafilaxia
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 4: Antídotos y otras sustancias utilizadas en las intoxicaciones
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 5: Anticonvulsivos/ antiepilépticos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 6: Antiinfecciosos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 7: Antimigrañosos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 8: Antineoplásicos, inmunosupresores y fármacos utilizados en los cuidados paliativos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 9: Antiparkinsonianos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 10: Fármacos en hematología
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 11: Productos sanguíneos y sustitutos del plasma
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 12: Fármacos en patología cardiovascular
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 13: Fármacos en dermatología (tópicos)
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 14: Agentes de diagnóstico
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 15: Desinfectantes y antisépticos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 16: Diuréticos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 17: Fármacos en patología gastrointestinal
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 18: Hormonas y otros fármacos endocrinos y contraceptivos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 19: Productos en inmunología
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 20: Relajantes musculares (de acción periférica) e inhibidores de la colinesterasa
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 21: Preparados oftalmológicos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 22: Fármacos en obstetricia
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 23: Solución de diálisis peritoneal
Cerrar esta carpetaSección 24: Psicofármacos
Ver el documento24.1 Fármacos utilizados en los trastornos psicóticos
Cerrar esta carpeta24.2 Fármacos utilizados en los trastornos del humor
Ver el documento24.2.1 Fármacos utilizados en los trastornos depresivos
Ver el documento24.2.2 Fármacos utilizados en los trastornos bipolares
Ver el documento24.3 Fármacos utilizados en los trastornos de ansiedad y del sueño
Ver el documento24.4 Trastornos obsesivocompulsivos y crisis de pánico
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 25: Fármacos que actúan sobre las vías respiratorias
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 26: Soluciones correctoras de los trastornos hidroelectrolíticos y del equilibrio ácido-base
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 27: Vitaminas y minerales
Ver el documentoApéndice 1: Interacciones
Ver el documentoApéndice 2: Gestación
Ver el documentoApéndice 3: Lactancia
Ver el documentoApéndice 4: Alteración renal
Ver el documentoApéndice 5: Alteración hepática
 

24.2.1 Fármacos utilizados en los trastornos depresivos

Los antidepresivos tricíclicos y relacionados, y los más recientes inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) son los fármacos más utilizados para el tratamiento de los trastornos depresivos. La respuesta al tratamiento antidepresivo habitualmente es retardada con un intervalo de hasta dos semanas y seis semanas como mínimo antes de que se produzca la máxima mejoría. Es importante administrar dosis que sean lo bastante elevadas para el tratamiento efectivo, pero no tan altas como para causar efectos tóxicos. Para el tratamiento inicial en personas de edad avanzada se recomiendan dosis bajas. No se recomienda la administración de más de un antidepresivo a la vez, pues no aumenta la eficacia y puede aumentar los efectos adversos y las interacciones.

Al inicio del tratamiento, hay que revisar a los pacientes cada 1-2 semanas. El tratamiento se debe continuar durante 4 semanas como mínimo (6 semanas en pacientes de edad avanzada) antes de considerar el cambio a otro antidepresivo por falta de eficacia. En caso de respuesta parcial, el tratamiento se debe continuar durante 2 semanas más (los pacientes de edad avanzada pueden tardar más en responder). Habitualmente, la remisión se produce a los 3-12 meses. El tratamiento con la dosis terapéutica completa se debe continuar durante por lo menos 4-6 meses después de la resolución de los síntomas (unos 12 meses en pacientes de edad avanzada). No se recomienda la retirada precoz del tratamiento, porque aumenta el riesgo de recurrencia de los síntomas. Los pacientes con antecedente de depresión recurrente deben seguir recibiendo un tratamiento de mantenimiento (durante 5 años como mínimo y posiblemente de manera indefinida). En el tratamiento de mantenimiento se puede administrar litio como alternativa (véase la sección 24.2.2). La reducción de la dosis debe ser gradual durante un período de unas cuatro semanas, o más si aparecen síntomas de retirada (6 meses en pacientes que han recibido tratamiento de mantenimiento prolongado).

Los antidepresivos tricíclicos y relacionados se pueden clasificar según el efecto sedante. Entre los sedantes se incluye la amitriptilina y entre los menos sedantes la imipramina. Estos fármacos son más eficaces en el tratamiento de la depresión asociada a trastornos fisiológicos y psicomotores. Los efectos adversos incluyen síntomas anticolinérgicos (antimuscarínicos) de sequedad de boca, visión borrosa, estreñimiento y retención urinaria. Pueden producir arritmias y bloqueo cardíaco. Cada vez hay que prescribir la cantidad mínima de antidepresivos tricíclicos porque son peligrosos en caso de sobredosificación.

Los efectos característicos de los ISRS son alteraciones gastrointestinales, trastornos del sueño y reacciones de hipersensibilidad con erupción (puede ser signo de una reacción sistémica grave y debe considerarse su suspensión), pero son menos sedantes y producen menos efectos anticolinérgicos (antimuscarínicos) y cardiotóxicos que los antidepresivos tricíclicos. Los ISRS son menos tóxicos en sobredosis que los compuestos tricíclicos clásicos. Pueden ser preferibles en pacientes con riesgo de suicidio elevado, pero se teme que los ISRS pueden incrementar la ideación suicida.

Amitriptilina, clorhidrato

La amitriptilina es un antidepresivo tricíclico representativo. Hay varios fármacos alternativos

Comprimidos, clorhidrato de amitriptilina 25 mg

Indicaciones: depresión moderada o grave

Contraindicaciones: infarto de miocardio reciente, arritmias (especialmente bloqueo cardíaco); fase maníaca en el trastorno bipolar; enfermedad hepática grave; niños; porfiria

Precauciones: enfermedad cardíaca (véase Contraindicaciones antes), antecedente de epilepsia; gestación (Apéndice 2); lactancia (Apéndice 3); edad avanzada; alteración hepática (Apéndice 5); enfermedad tiroidea; feocromocitoma; antecedente de manía, psicosis (puede agravar los síntomas psicóticos); glaucoma de ángulo cerrado, antecedente de retención urinaria; terapia electroconvulsiva concomitante; evite la retirada brusca; anestesia (riesgo elevado de arritmias e hipotensión); interacciones: Apéndice 1

TAREAS ESPECIALIZADAS. Puede afectar la capacidad para realizar tareas especializadas, por ejemplo manejar maquinaria peligrosa, conducir

Posología:

Depresión, por vía oral, ADULTOS inicialmente 75 mg (edad avanzada y adolescentes 30-75 mg) al día distribuidos en varias tomas o bien en dosis única al acostarse que se aumentan gradualmente según sea necesario hasta 150-200 mg al día; NIÑOS menores de 16 años no se recomienda en la depresión

Efectos adversos: sedación, sequedad de boca, visión borrosa (dificultad de la acomodación, aumento de la presión intraocular), estreñimiento, náusea, dificultad de la micción; efectos adversos cardiovasculares sobre todo con dosis altas con cambios ECG, arritmias, hipotensión postural, taquicardia, síncope; sudoración, temblor, erupción y reacciones de hipersensibilidad (urticaria, fotosensibilidad); alteraciones del comportamiento; hipomanía o manía, confusión (especialmente en edad avanzada), disfunción sexual, cambios en la glucemia; aumento del apetito y de peso (pérdida de peso ocasional); efectos adversos endocrinos como aumento de tamaño testicular, ginecomastia y galactorrea; convulsiones, alteraciones del movimiento y discinesias, fiebre, agranulocitosis, leucopenia, eosinofilia, púrpura, trombocitopenia, hiponatremia (puede ser debida a secreción inadecuada de hormona antidiurética); alteración de las pruebas hepáticas

En sobredosis, agitación, inquietud, efectos anticolinérgicos importantes; síntomas graves como inconsciencia, convulsiones, mioclonía, hiperreflexia, hipotensión, acidosis, depresión respiratoria y cardíaca con arritmias

Ir a la sección anterior
Ir a la siguiente sección
 
 
El Portal de Información - Medicamentos Esenciales y Productos de Salud de la OMS fue diseñado y es mantenido por la ONG Human Info. Última actualización: le 1 diciembre 2019