Formulario Modelo de la OMS 2004
(2004; 543 páginas) Ver el documento en el formato PDF
Índice de contenido
Ver el documentoAbreviaciones
Ver el documentoIntroducción
Ver el documentoCambios en la Lista Modelo de Medicamentos Esenciales de la OMS
Abrir esta carpeta y ver su contenidoConsejo general a los prescriptores
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 1: Anestésicos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 2: Analgésicos, antipiréticos, antiinflamatorios no esteroides, antigotosos y fármacos antirreumáticos modificadores del curso de la enfermedad
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 3: Antialérgicos y fármacos utilizados en la anafilaxia
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 4: Antídotos y otras sustancias utilizadas en las intoxicaciones
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 5: Anticonvulsivos/ antiepilépticos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 6: Antiinfecciosos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 7: Antimigrañosos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 8: Antineoplásicos, inmunosupresores y fármacos utilizados en los cuidados paliativos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 9: Antiparkinsonianos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 10: Fármacos en hematología
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 11: Productos sanguíneos y sustitutos del plasma
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 12: Fármacos en patología cardiovascular
Cerrar esta carpetaSección 13: Fármacos en dermatología (tópicos)
Ver el documento13.1 Antifúngicos
Ver el documento13.2 Antiinfecciosos (antibacterianos)
Ver el documento13.3 Antiinflamatorios y antipruriginosos
Ver el documento13.4 Astringentes
Abrir esta carpeta y ver su contenido13.5 Fármacos que alteran la diferenciación y la proliferación cutáneas
Ver el documento13.6 Escabicidas y pediculicidas
Ver el documento13.7 Protectores de los rayos ultravioleta
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 14: Agentes de diagnóstico
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 15: Desinfectantes y antisépticos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 16: Diuréticos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 17: Fármacos en patología gastrointestinal
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 18: Hormonas y otros fármacos endocrinos y contraceptivos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 19: Productos en inmunología
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 20: Relajantes musculares (de acción periférica) e inhibidores de la colinesterasa
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 21: Preparados oftalmológicos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 22: Fármacos en obstetricia
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 23: Solución de diálisis peritoneal
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 24: Psicofármacos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 25: Fármacos que actúan sobre las vías respiratorias
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 26: Soluciones correctoras de los trastornos hidroelectrolíticos y del equilibrio ácido-base
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 27: Vitaminas y minerales
Ver el documentoApéndice 1: Interacciones
Ver el documentoApéndice 2: Gestación
Ver el documentoApéndice 3: Lactancia
Ver el documentoApéndice 4: Alteración renal
Ver el documentoApéndice 5: Alteración hepática
 

13.2 Antiinfecciosos (antibacterianos)

Las infecciones estafilocócicas de la piel como el impétigo, foliculitis y forúnculos, y las infecciones estreptocócicas como celulitis y erisipelas son muy frecuentes en zonas de clima caluroso y húmedo, en lugares con las medidas de higiene comprometidas, y en pacientes inmunodeficientes. En todas las infecciones cutáneas, una parte importante del tratamiento es la limpieza y sequedad completa. La limpieza con jabón y agua a menudo ayuda a prevenir la infección. Las infecciones localizadas leves con frecuencia se pueden tratar de forma eficaz con un antiséptico en solución como la clorhexidina (sección 15.1). Las costras superficiales se pueden limpiar con cuidado con jabón y agua o una solución débil de acetato de aluminio. Las quemaduras infectadas se deben tratar con sulfadiacina argéntica, que es bactericida sobre microorganismos grampositivos y gramnegativos.

Una pomada con mupirocina al 2%, que es activa sobre bacterias grampositivas, es útil, sobre todo en el impétigo. Para prevenir la aparición de resistencia, la mupirocina no se debe utilizar durante más de 10 días. Los preparados tópicos que contienen neomicina y bacitracina también son muy utilizados, pero se asocian a un riesgo de sensibilización, especialmente con el uso repetido o continuado.

Hay que evitar la aplicación tópica de preparados que contienen antimicrobianos de amplio uso por vía sistémica. Entre éstos se incluyen penicilinas, sulfamidas, estreptomicina y gentamicina, que deben reservarse para el tratamiento de infecciones sistémicas a causa del riesgo de inducir sensibilidad y favorecer la aparición de microorganismos resistentes. Sólo las infecciones profundas o las superficiales extensas asociadas con fiebre requieren tratamiento con un antibiótico sistémico (secciones 6.2.1 y 6.2.2). Siempre que sea posible, el antimicrobiano se debe elegir a partir de los resultados de las pruebas de sensibilidad.

Cloruro de metilrosanilina

Violeta de genciana; Violeta cristal

El cloruro de metilrosanilina es un antiinfeccioso tópico representativo. Hay varios fármacos alternativos

Solución cutánea, cloruro de metilrosanilina al 0,5%

Tintura, cloruro de metilrosanilina al 0,5%

Indicaciones: infecciones fúngicas y bacterianas superficiales

Contraindicaciones: lesiones ulceradas o excoriadas, piel erosionada, membranas mucosas

Administración:

Infecciones cutáneas, aplíquese 2 o 3 veces al día durante 2-3 días

Efectos adversos: irritación intensa (suspensión del tratamiento); tinción cutánea temporal, tinción permanente de tejidos; carcinogénesis en animales (uso restringido en algunos países)

Neomicina con bacitracina

La bacitracina es un antibacteriano tópico representativo. Hay varios fármacos alternativos

Pomada, sulfato de neomicina 5 mg, bacitracina, zinc 500 unidades/g

Indicaciones: infecciones bacterianas superficiales de la piel causadas por estafilococos y estreptococos

Precauciones: hay que evitar la aplicación en áreas extensas de piel o en piel erosionada (riesgo de absorción sistémica importante); sobrecrecimiento de microorganismos resistentes con el uso prolongado

Administración:

Infecciones bacterianas cutáneas, ADULTOS y NIÑOS mayores de 2 años aplíquese una fina capa 3 veces al día

Efectos adversos: sensibilización, especialmente a la neomicina, con enrojecimiento y descamación; raramente se ha descrito anafilaxia; absorción sistémica con ototoxicidad irreversible, sobre todo en niños, personas de edad avanzada y en caso de insuficiencia renal

Permanganato potásico

Solución cutánea, permanganato potásico 1:10.000 (solución al 0,01%)

NOTA. El permanganato potásico a veces se distribuye como una solución en stock acuosa de 1 por 1.000 (0,1%) para diluir antes de usar

Indicaciones: vendajes húmedos para estimular la curación de heridas supurativas superficiales, úlceras tropicales, tinea pedis, pénfigo, impétigo

Contraindicaciones: hay que evitar los vendajes oclusivos

Precauciones: irritante de las membranas mucosas

Administración: Heridas supurativas superficiales y úlceras tropicales, vendajes mojados con una solución al 1:10.000 (0,01%), cambiada 2 o 3 veces al día; las úlceras tropicales también requieren tratamiento durante 2-4 semanas con bencilpenicilina procaína (sección 6.2.1.1)

Tinea pedis, remoje las lesiones muy exudativas con una solución al 1:10.000 (0,01%) cada 8 horas

Pénfigo, remoje compresas en una solución al 1:10.000 (0,01%) y aplíquense cada 4 horas

Impétigo, las costras superficiales deben desprenderse con cuidado con una solución al 1:10.000 (0,01%)

Efectos adversos: irritación local; tinción marrón de piel y tejidos

Sulfadiacina argéntica

Crema, sulfadiacina argéntica al 1%

Indicaciones: profilaxis y tratamiento de la infección en quemaduras

Contraindicaciones: hipersensibilidad a las sulfonamidas; gestación (Apéndice 2); neonatos

Precauciones: alteración renal o hepática; déficit de G6PD; lactancia (Apéndice 3)

Administración:

Infección en quemaduras, aplíquese en condiciones de asepsia cada día (con mayor frecuencia en caso de mucha exudación) mientras haya riesgo de infección, o hasta la curación completa

Efectos adversos: reacciones alérgicas con erupciones, quemazón y picazón; argiria y toxicidad sistémica inducida por sulfonamidas, como alteraciones hematológicas tras la aplicación sobre áreas extensas o con un uso prolongado; se ha descrito leucopenia transitoria

Ir a la sección anterior
Ir a la siguiente sección
 
 
El Portal de Información - Medicamentos Esenciales y Productos de Salud de la OMS fue diseñado y es mantenido por la ONG Human Info. Última actualización: le 1 diciembre 2019