Formulario Modelo de la OMS 2004
(2004; 543 páginas) Ver el documento en el formato PDF
Índice de contenido
Ver el documentoAbreviaciones
Ver el documentoIntroducción
Ver el documentoCambios en la Lista Modelo de Medicamentos Esenciales de la OMS
Abrir esta carpeta y ver su contenidoConsejo general a los prescriptores
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 1: Anestésicos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 2: Analgésicos, antipiréticos, antiinflamatorios no esteroides, antigotosos y fármacos antirreumáticos modificadores del curso de la enfermedad
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 3: Antialérgicos y fármacos utilizados en la anafilaxia
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 4: Antídotos y otras sustancias utilizadas en las intoxicaciones
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 5: Anticonvulsivos/ antiepilépticos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 6: Antiinfecciosos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 7: Antimigrañosos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 8: Antineoplásicos, inmunosupresores y fármacos utilizados en los cuidados paliativos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 9: Antiparkinsonianos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 10: Fármacos en hematología
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 11: Productos sanguíneos y sustitutos del plasma
Cerrar esta carpetaSección 12: Fármacos en patología cardiovascular
Ver el documento12.1 Antianginosos
Ver el documento12.2 Antiarrítmicos
Ver el documento12.3 Antihipertensivos
Ver el documento12.4 Fármacos en la insuficiencia cardíaca
Ver el documento12.5 Antitrombóticos e infarto de miocardio
Ver el documento12.6 Hipolipemiantes
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 13: Fármacos en dermatología (tópicos)
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 14: Agentes de diagnóstico
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 15: Desinfectantes y antisépticos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 16: Diuréticos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 17: Fármacos en patología gastrointestinal
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 18: Hormonas y otros fármacos endocrinos y contraceptivos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 19: Productos en inmunología
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 20: Relajantes musculares (de acción periférica) e inhibidores de la colinesterasa
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 21: Preparados oftalmológicos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 22: Fármacos en obstetricia
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 23: Solución de diálisis peritoneal
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 24: Psicofármacos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 25: Fármacos que actúan sobre las vías respiratorias
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 26: Soluciones correctoras de los trastornos hidroelectrolíticos y del equilibrio ácido-base
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 27: Vitaminas y minerales
Ver el documentoApéndice 1: Interacciones
Ver el documentoApéndice 2: Gestación
Ver el documentoApéndice 3: Lactancia
Ver el documentoApéndice 4: Alteración renal
Ver el documentoApéndice 5: Alteración hepática
 

12.4 Fármacos en la insuficiencia cardíaca

El tratamiento de la insuficiencia cardíaca tiene el objetivo de aliviar los síntomas, mejorar la tolerancia al ejercicio, reducir la incidencia de exacerbaciones agudas y reducir la mortalidad. Los fármacos utilizados para tratar la insuficiencia cardíaca secundaria a disfunción sistólica ventricular izquierda son los IECA, diuréticos, glucósidos cardíacos y vasodilatadores. Además, se deben instaurar medidas como reducción de peso, restricción moderada de sal y ejercicio adecuado.

El tratamiento principal de la insuficiencia cardíaca es con inhibidores de la enzima de la angiotensina (IECA) como el enalapril, que se puede administrar en cualquier fase de la insuficiencia cardíaca crónica para prevenir un mayor deterioro y progresión de la enfermedad cardíaca.

Para el tratamiento de la insuficiencia cardíaca leve o moderada, está indicado un diurético tiacícido, como la hidroclorotiacida, cuando el paciente presenta retención de líquidos leve y no existe edema pulmonar; sin embargo, las tiacidas son ineficaces si la función renal está alterada. En estos pacientes, y en caso de retención de líquidos más grave, se requiere un diurético de asa como la furosemida (sección 16.2). En caso de retención hídrica grave, la furosemida intravenosa mejora la dificultad respiratoria y reduce la precarga antes de lo que se esperaría desde el inicio de la diuresis. Puede producir hipopotasemia, pero es menos frecuente con los diuréticos de asa de acción corta que con los tiacídicos; se recomienda precaución para evitar la hipotensión.

Para tratar un edema refractario puede ser necesaria una combinación de una tiacida y un diurético de asa. La combinación produce con frecuencia un efecto sinérgico en la excreción de agua y solutos, que mejora los síntomas en el paciente con insuficiencia cardíaca resistente a los diuréticos. Sin embargo, la combinación puede producir una excesiva depleción de volumen intravascular y trastornos electrolíticos con riesgo de hipopotasemia grave.

La espironolactona, un antagonista de la aldosterona (sección 16.3), puede estar indicada en pacientes con insuficiencia cardíaca grave que ya reciben un IECA y un diurético; una dosis baja de espironolactona (habitualmente 25 mg al día) reduce los síntomas y la mortalidad en estos pacientes. Es necesaria una vigilancia estrecha del potasio y la creatinina plasmática con cualquier cambio en el tratamiento o en la situación clínica del paciente.

La digoxina, un glucósido cardíaco, incrementa la intensidad de las contracciones del músculo cardíaco y aumenta el gasto cardíaco. En la insuficiencia cardíaca leve, la digoxina inhibe el sistema nervioso simpático y produce vasodilatación arterial. Mejora los síntomas, aumenta la tolerancia al ejercicio y reduce la hospitalización, aunque no reduce la mortalidad. Está indicada en pacientes con fibrilación auricular y los que permanecen sintomáticos a pesar del tratamiento con un IECA, un diurético y un bloqueador beta-adrenérgico adecuado.

Los vasodilatadores se administran en la insuficiencia cardíaca para reducir la resistencia vascular sistémica. El dinitrato de isosorbida (sección 12.1) produce principalmente dilatación venosa, que reduce la precarga ventricular izquierda, y da lugar a una reducción de la congestión pulmonar y la disnea. La hidralacina (sección 12.3) produce sobre todo vasodilatación arterial, que reduce la poscarga ventricular izquierda, y aumenta el volumen expulsado y el gasto cardíaco. El dinitrato de isosorbida y la hidralacina se pueden administrar en combinación cuando no se puede utilizar un IECA.

La dopamina, un simpaticomimético inótropo, se puede administrar durante breves períodos en el tratamiento de la insuficiencia cardíaca grave. La dosis es crítica; a dosis bajas estimula la contractilidad miocárdica y aumenta el gasto cardíaco, no obstante, a dosis más altas (más de 5 microgramos/kg por minuto) produce vasoconstricción, con un empeoramiento de la insuficiencia cardíaca.

Enalapril

El enalapril es un inhibidor de la enzima conversora de la angiotensina representativo. Hay varios fármacos alternativos

Comprimidos, enalapril 2,5 mg

Indicaciones: insuficiencia cardíaca (con un diurético); prevención de la insuficiencia cardíaca sintomática y prevención de acontecimientos coronarios isquémicos en pacientes con disfunción ventricular izquierda; hipertensión (sección 12.3)

Contraindicaciones: hipersensibilidad a los IECA (se incluye angioedema); enfermedad vascular renal; gestación (Apéndice 2)

Precauciones: uso con diuréticos; hipotensión con las primeras dosis, sobre todo en pacientes tratados con diuréticos, con dieta hiposódica, dializados, deshidratados o con insuficiencia cardíaca; enfermedad vascular periférica o aterosclerosis generalizada (riesgo de enfermedad vascular renal subclínica); se debe administrar con mucha precaución en la estenosis aórtica sintomática o grave; hay que vigilar la función renal antes y durante el tratamiento; alteración renal (reducción de dosis; véase también el Apéndice 4); alteración hepática (Apéndice 5); posible aumento del riesgo de agranulocitosis en la enfermedad vascular del colágeno; antecedente de angioedema idiopático o hereditario (se recomienda utilizar con precaución o evitarlo); lactancia (Apéndice 3); interacciones: Apéndice 1

USO CON DIURÉTICOS. Riesgo de caída muy rápida de la presión arterial en pacientes con depleción de volumen; en estos casos el tratamiento debe iniciarse a dosis muy bajas. Se debe interrumpir el tratamiento diurético a dosis altas (furosemida a dosis superiores a 80 mg), o reducir mucho la dosis, por lo menos 24 horas antes de iniciar tratamiento con enalapril (puede no ser posible en insuficiencia cardíaca - riesgo de edema pulmonar). Si no se puede interrumpir el diurético a dosis altas, se aconseja supervisión médica durante por lo menos 2 horas después de la administración o hasta que la presión arterial se estabilice

REACCIONES ANAFILÁCTICAS. Evite el enalapril durante la diálisis con membranas de poliacrilonitrilo de alto flujo y durante la aféresis de lipoproteínas de baja densidad con dextrano sulfato; también evítese antes de la desensibilización con veneno de avispa o abeja

Posología:

Insuficiencia cardíaca, disfunción ventricular izquierda asintomática, por vía oral, ADULTOS, inicialmente 2,5 mg al día con estrecha supervisión médica; dosis de mantenimiento habitual 20 mg al día distribuidos en 1 o 2 tomas

Efectos adversos: mareo, cefalea; con menor frecuencia, náusea, diarrea, hipotensión (grave en algunos casos), tos seca, fatiga, astenia, calambres musculares, erupción y alteración renal; raramente vómitos, dispepsia, dolor abdominal, estreñimiento, glositis, estomatitis, íleo, anorexia, pancreatitis, lesión hepática, dolor torácico, palpitaciones, arritmias angioedema, broncospasmo, rinorrea, dolor de garganta, infiltrados pulmonares, parestesia, vértigo, nerviosismo, depresión, confusión, somnolencia o insomnio, prurito, urticaria, alopecia, sudoración, sofocos, impotencia, síndrome de Stevens-Johnson, necrólisis epidérmica tóxica, dermatitis exfoliativa, pénfigo, alteraciones del gusto, tinnitus, visión borrosa; se han descrito alteraciones electrolíticas y reacciones similares a las de hipersensibilidad (como fiebre, mialgia, artralgia, eosinofilia, y fotosensibilidad)

Digoxina

Comprimidos, digoxina 62,5 microgramos, 250 microgramos

Solución oral, digoxina 50 microgramos/ml

Inyección (Solución para inyección), digoxina 250 microgramos/ml, ampolla 2 ml

Indicaciones: insuficiencia cardíaca; arritmias (sección 12.2)

Contraindicaciones: miocardiopatía hipertrófica obstructiva (excepto también insuficiencia cardíaca grave); síndrome de Wolff-Parkinson- White u otras vías accesorias, sobre todo si se asocia a fibrilación auricular; bloqueo cardíaco completo intermitente; bloqueo auriculoventricular de segundo grado

Precauciones: infarto de miocardio reciente; síndrome del seno enfermo; enfermedad pulmonar grave; enfermedad tiroidea; edad avanzada (reduzca la dosis); alteración renal (Apéndice 4); evite la hipopotasemia; se debe evitar la administración intravenosa rápida (náusea y riesgo de arritmias); gestación (Apéndice 2); lactancia (Apéndice 3); interacciones: Apéndice 1

Posología:

Insuficiencia cardíaca, por vía oral, ADULTOS 1-1,5 mg en varias dosis durante 24 horas para la digitalización rápida o bien 250 microgramos 1- 2 veces al día si la digitalización es menos urgente; dosis de mantenimiento 62,5-500 microgramos al día (dosis superiores se pueden distribuir), según la función renal y la respuesta del ritmo cardíaco; intervalo habitual 125-250 microgramos al día (en pacientes de edad avanzada se recomiendan dosis menores)

Dosis de carga urgente, por infusión intravenosa, en 2 horas como mínimo, ADULTOS 0,75-1 mg

NOTA. Puede ser necesario reducir la dosis de infusión si se administra digoxina u otro glucósido cardíaco durante las 2 semanas anteriores

Efectos adversos: habitualmente asociados a una dosis excesiva e incluyen anorexia, náusea, vómitos, diarrea, dolor abdominal; trastornos visuales, cefalea, fatiga, somnolencia, confusión delirio, alucinaciones, depresión; arritmias, bloqueo cardíaco; raramente erupción, isquemia intestinal; ginecomastia con el uso a largo plazo; trombocitopenia

Dopamina, clorhidrato

La dopamina es un fármaco complementario de soporte inotrópico

Concentrado para infusión (Concentrado para solución para infusión), clorhidrato de dopamina 40 mg/ml, ampolla 5 ml

Indicaciones: shock cardiogénico en infarto de miocardio o cirugía cardíaca

Contraindicaciones: taquiarritmia, fibrilación ventricular; cardiopatía isquémica; feocromocitoma; hipertiroidismo

Precauciones: hay que corregir la hipovolemia antes, y mantener el volumen sanguíneo durante el tratamiento; se debe corregir la hipoxia, la hipercapnia y la acidosis metabólica antes o al mismo tiempo de iniciar el tratamiento; dosis bajas en el shock por infarto de miocardio; antecedente de enfermedad vascular periférica (aumenta el riesgo de isquemia de extremidades); edad avanzada; interacciones: Apéndice 1

Posología:

Shock cardiogénico, por infusión intravenosa en una vena principal, ADULTOS inicialmente 2-5 microgramos/kg/minuto; con aumentos graduales de 5-10 microgramos/kg/minuto según la presión sanguínea, gasto cardíaco y diuresis; pacientes graves hasta 20-50 microgramos/kg/minuto

DILUCIÓN Y ADMINISTRACIÓN. Según las recomendaciones del fabricante

Efectos adversos: náusea y vómitos; vasoconstricción periférica; hipotensión con mareo, síncope, sofocos; taquicardia, latidos ectópicos, palpitaciones, dolor anginoso; cefalea, disnea; hipertensión sobre todo en sobredosis

Hidroclorotiacida

La hidroclorotiacida es un diurético tiacídico representativo. Hay varios fármacos alternativos

Comprimidos, hidroclorotiacida 25 mg

Indicaciones: insuficiencia cardíaca; hipertensión (sección 12.3); edema (sección 16.1)

Contraindicaciones: alteración renal o hepática grave; hiponatremia, hipercalcemia, hipopotasemia refractaria, hiperuricemia sintomática; enfermedad de Addison

Precauciones: alteración renal y hepática (Apéndices 4 y 5); gestación y lactancia (Apéndices 2 y 3); edad avanzada (reducir la dosis); puede producir hipopotasemia; puede agravar la diabetes mellitus y la gota; puede exacerbar un lupus eritematoso sistémico; porfiria; interacciones: Apéndice 1

Posología:

Insuficiencia cardíaca, por vía oral, ADULTOS inicialmente 25 mg al día, que se aumentan a 50 mg al día si es necesario; EDAD AVANZADA inicialmente 12,5 mg al día

Efectos adversos: desequilibrio hidroelectrolítico con sequedad de boca, sed, alteraciones gastrointestinales (como náusea, vómitos), debilidad, letargia, somnolencia, convulsiones, cefalea, dolor o calambres musculares, hipotensión (también hipotensión postural), oliguria, arritmias; hipopotasemia, hipomagnesemia, hiponatremia, alcalosis hipoclorémica, hipercalcemia; hiperglucemia, hiperuricemia, gota; erupciones, fotosensibilidad; dislipemia; raramente impotencia (reversible); alteraciones hematológicas (como neutropenia, trombocitopenia); pancreatitis, colestasis intrahepática; insuficiencia renal aguda; reacciones de hipersensibilidad (neumonitis, edema pulmonar, reacciones cutáneas graves)

Ir a la sección anterior
Ir a la siguiente sección
 
 
El Portal de Información - Medicamentos Esenciales y Productos de Salud de la OMS fue diseñado y es mantenido por la ONG Human Info. Última actualización: le 1 diciembre 2019