Formulario Modelo de la OMS 2004
(2004; 543 páginas) Ver el documento en el formato PDF
Índice de contenido
Ver el documentoAbreviaciones
Ver el documentoIntroducción
Ver el documentoCambios en la Lista Modelo de Medicamentos Esenciales de la OMS
Abrir esta carpeta y ver su contenidoConsejo general a los prescriptores
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 1: Anestésicos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 2: Analgésicos, antipiréticos, antiinflamatorios no esteroides, antigotosos y fármacos antirreumáticos modificadores del curso de la enfermedad
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 3: Antialérgicos y fármacos utilizados en la anafilaxia
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 4: Antídotos y otras sustancias utilizadas en las intoxicaciones
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 5: Anticonvulsivos/ antiepilépticos
Cerrar esta carpetaSección 6: Antiinfecciosos
Abrir esta carpeta y ver su contenido6.1 Antihelmínticos
Abrir esta carpeta y ver su contenido6.2 Antibacterianos
Ver el documento6.3 Antifúngicos
Cerrar esta carpeta6.4 Antiprotozoarios
Ver el documento6.4.1 Fármacos activos sobre amebas, giardias y tricomonas
Ver el documento6.4.2 Antileishmaniásicos
Ver el documento6.4.3 Antipalúdicos
Ver el documento6.4.4 Fármacos activos sobre tripanosomas
Ver el documento6.4.5 Fármacos activos sobre Pneumocystis y toxoplasma
Abrir esta carpeta y ver su contenido6.5 Antivíricos
Ver el documento6.6 Repelentes de insectos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 7: Antimigrañosos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 8: Antineoplásicos, inmunosupresores y fármacos utilizados en los cuidados paliativos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 9: Antiparkinsonianos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 10: Fármacos en hematología
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 11: Productos sanguíneos y sustitutos del plasma
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 12: Fármacos en patología cardiovascular
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 13: Fármacos en dermatología (tópicos)
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 14: Agentes de diagnóstico
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 15: Desinfectantes y antisépticos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 16: Diuréticos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 17: Fármacos en patología gastrointestinal
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 18: Hormonas y otros fármacos endocrinos y contraceptivos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 19: Productos en inmunología
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 20: Relajantes musculares (de acción periférica) e inhibidores de la colinesterasa
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 21: Preparados oftalmológicos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 22: Fármacos en obstetricia
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 23: Solución de diálisis peritoneal
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 24: Psicofármacos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 25: Fármacos que actúan sobre las vías respiratorias
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 26: Soluciones correctoras de los trastornos hidroelectrolíticos y del equilibrio ácido-base
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 27: Vitaminas y minerales
Ver el documentoApéndice 1: Interacciones
Ver el documentoApéndice 2: Gestación
Ver el documentoApéndice 3: Lactancia
Ver el documentoApéndice 4: Alteración renal
Ver el documentoApéndice 5: Alteración hepática
 

6.4.4 Fármacos activos sobre tripanosomas

6.4.4.1 Tripanosomiasis africana

La tripanosomiasis africana, o enfermedad del sueño, es una infección por protozoos transmitida por Glossina spp. (mosca tsetsé). Dos subespecies de Trypanosoma brucei-T. brucei gambiense y T. brucei rhodesiense - producen formas características de la enfermedad. El período precoz de la tripanosomiasis africana se origina por la infección de la corriente sanguínea y los nódulos linfáticos. El estadío tardío de meningoencefalitis es el resultado de la infección del sistema nervioso central. Los signos del estadío tardío se desarrollan en unas pocas semanas en la infección por T. b. rhodesiense, pero sólo después de varios meses o años en la infección por T. b. gambiense.

El tratamiento de la fase precoz de las infecciones de T. b. rhodesiense con suramina sódica y de T. b. gambiense con isetionato de pentamidina puede ser curativo si se inicia antes de la afectación del sistema nervioso central. En áreas de resistencia a la pentamidina, se puede administrar suramina sódica para la infección por T. b. gambiense. El melarsoprol se administra en casos confirmados de infección por T. b. gambiense o T. b. rhodesiense con afectación meningoencefalítica. Actualmente se dispone de varias pautas de tratamientos para adultos y niños, en ausencia de una clara evidencia de que una sea mejor que otra. Muchas pautas de tratamiento se inician con dosis bajas (sobre todo en niños o pacientes debilitados), y se incrementan hasta un máximo de 3,6 mg/kg al día. Se administra en pautas cortas de 3-4 días con un intervalo de 7-10 días entre pautas. Tras la primera inyección, puede aparecer una reacción febril grave, sobre todo si los pacientes tienen una elevada cantidad de tripanosomas en sangre; por lo tanto, antes de iniciar tratamientos con melarsoprol se suele administrar suramina o pentamidina. En los últimos años en diversos países, se ha descrito un elevado número de fracasos de tratamiento con melarsoprol. La eflornitina es un fármaco alternativo que se ha mostrado eficaz y considerablemente menos tóxico que el melarsoprol en pacientes con meningoencefalopatía secundaria a tripanosomiasis por T. b. gambiense.

Melarsoprol

Inyección (Solución para inyección), melarsoprol 3,6% en propilenglicol

Indicaciones: tratamiento de la fase meningoencefalítica de infecciones por T. b. gambiense o T. b. rhodesiense

Contraindicaciones: gestación; hay que evitar su uso durante las epidemias de gripe

Precauciones: durante el tratamiento se requiere hospitalización y supervisión médica estrecha; episodios de encefalopatía reactiva (puede requerir retirada del tratamiento); antes de administrar melarsoprol, hay que tratar las infecciones intercurrentes como neumonía y paludismo; malnutrición (si es posible, corrección con una dieta rica en proteínas); déficit de G6PD; lepra-puede precipitar eritema nudoso

Posología:

Tratamiento de T. b. gambiense y T. b. rhodesiense con afectación meningoencefalítica (véanse las notas anteriores), por inyección intravenosa lenta, ADULTOS y NIÑOS aumento gradual de la dosis de 1,2 mg/kg hasta un máximo de 3,6 mg/kg al día en tandas de 3-4 días con intervalos de 7-10 días entre tandas o bien 2,2 mg/kg al día durante 10 días

ADMINISTRACIÓN. Inyección muy irritante-evite la extravasación. Después de la inyección, los pacientes deben permanecer en posición supina y en ayunas durante 5 horas como mínimo

Efectos adversos: encefalopatía reactiva mortal caracterizada por cefalea, temblor, alteración del habla, convulsiones y al final coma (en un 3-8% de pacientes, habitualmente al final de los primeros 3-4 días de tratamiento); lesión miocárdica; albuminuria; hipertensión; reacciones de hipersensibilidad; agranulocitosis; alteración renal y hepática relacionada con la dosis; hipertermia, urticaria, cefalea, diarrea y vómitos-en las últimas fases del tratamiento

Pentamidina, isetionato

La pentamidina es un fármaco activo sobre tripanosomas complementario

Inyección (Polvo para solución para inyección), isetiotato de pentamidina vial 200 mg, vial 300 mg

Indicaciones: tratamiento de la fase hemolinfática de la infección por T. b. gambiense; adyuvante al melarsoprol en la fase meningoencefalítica de la infección por T. b. gambiense; leishmaniasis (sección 6.4.2); neumonía por Pneumocystis carinii (sección 6.4.5)

Contraindicaciones: alteración renal grave; infección por T. b. rhodesiense (se ha observado resistencia primaria)

Precauciones: examen del líquido cefalorraquídeo antes del tratamiento (la pentamidina probablemente no es eficaz si el número de leucocitos es superior a 5 células/mm3, proteínas totales de más de 37 mg/100 ml, o tripanosomas detectados en sedimentos de centrifugados); riesgo de hipotensión grave después de la administración (determínese la presión arterial basal y adminístrese con el paciente acostado); vigile la presión arterial durante la administración y el período de tratamiento; hipotensión o hipertensión; alteración hepática; hipoglucemia o hiperglucemia; leucopenia; trombocitopenia; anemia; inmunodeficiencia-en caso de deterioro agudo de médula ósea, función renal o pancreática, hay que interrumpir o suspender el tratamiento; alteración renal (Apéndice 4); gestación - se debe administrar, incluso en caso de afectación meningoencefalítica, pues el melarsoprol está contraindicado (Apéndice 2); lactancia (Apéndice 3)

Posología:

Tratamiento de la fase hemolinfática de la infección por T. b. gambiense, por inyección intramuscular, ADULTOS y NIÑOS 4 mg/kg al día o a días alternos hasta un total de 7-10 dosis

Tratamiento de la fase meningoencefalítica de T. b. gambiense (previo almelarsoprol), por inyección intramuscular, ADULTOS y NIÑOS 4 mg/kg al día los días uno y dos

RECONSTITUCIÓN Y ADMINISTRACIÓN. Según las recomendaciones del fabricante. El isetionato de pentamidina es tóxico; se requiere precaución para proteger al personal durante el manejo y la administración

Efectos adversos: nefrotoxicidad; hipotensión aguda, hipoglucemia-se puede seguir con hiperglucemia y diabetes mellitus tipo I; pancreatitis; también hipocalcemia, alteraciones gastrointestinales, confusión, alucinaciones, arritmias; trombocitopenia, leucopenia, alteración de las pruebas hepáticas; anemia; hiperkaliemia; erupción, síndrome de Stevens-Johnson; dolor, induración local, absceso estéril y necrosis muscular en el punto de inyección

Suramina sódica

Inyección (Polvo para solución para inyección), suramina sódica vial 1 g

Indicaciones: tratamiento de la fase hemolinfática de las infecciones por T. b. gambiense y T. b. rhodesiense; adyuvante al melarsoprol en la fase meningoencefalítica de las infecciones por T. b. gambiense y T. b rhodesiense; oncocercosis (sección 6.1.2.3)

Contraindicaciones: anafilaxia previa o sensibilidad a la suramina; alteración hepática o renal grave; edad avanzada o pacientes debilitados

Precauciones: se debe administrar sólo con supervisión médica estrecha en el hospital y con un estado general lo mejor posible antes del tratamiento; primera dosis-posible pérdida de consciencia (véase en Posología, después); durante el tratamiento hay que mantener una ingesta adecuada de alimentos y líquidos; análisis de orina antes de iniciar el tratamiento y cada semana durante el mismo-hay que reducir la dosis en caso de albuminuria moderada, retirada inmediata en albuminuria grave o cilindros en orina; gestación-se debe administrar, incluso en caso de afectación meningoencefalítica, pues el melarsoprol está contraindicado

Posología:

Tratamiento de la fase hemolinfática de las infecciones por T. b. gambiense y T. b. rhodesiense, por inyección intravenosa lenta, ADULTOS y NIÑOS 5 mg/kg el día 1, 10 mg/kg el día 3 y 20 mg/kg los días 5, 11, 17, 23 y 30

Tratamiento de la fase meningoencefalítica de las infecciones por T. b. gambiense y T. b. rhodesiense (previo al melarsoprol), por inyección intravenosa lenta, ADULTOS y NIÑOS 5 mg/kg el día 1, 10 mg/kg el día 3 y en algunas pautas, 20 mg/kg el día 5

RECONSTITUCIÓN DE LA INYECCIÓN. Hay que reconstituir en líquido para inyecciones para conseguir una concentración final del 10%

PRIMERA (PRUEBA) DOSIS. La primera dosis se debe administrar con especial precaución; espere por lo menos 1 minuto después de inyectar los primeros microlitros; inyecte los siguientes 0,5 ml durante 30 segundos y espere un minuto; inyecte el resto durante varios minutos

Efectos adversos: raramente, reacción inmediata y potencialmente mortal con náusea, vómitos, shock y pérdida de consciencia durante la primera dosis-véase Primera (prueba) dosis, antes; albuminuria; dolor abdominal; diarrea grave; úlcera gingival; dermatitis exfoliativa; fiebre; cansancio; anorexia; malestar; poliuria; sed; aumento de enzimas hepáticas; parestesia e hiperparestesia de palmas y plantas

Eflornitina, clorhidrato

La eflornitina es un fármaco complementario

Infusión (Solución para dilución para infusión), clorhidrato de eflornitina 200 mg/ml, ampolla 100 ml

Indicaciones: tratamiento de las fases hemolinfática y meningoencefalítica de la infección por T. b. gambiense

Contraindicaciones: gestación; lactancia

Precauciones: hospitalización y supervisión estrecha durante el tratamiento; examen diario de sangre y aspirados de ganglios hasta que el tripanosona sea negativo en dos días consecutivos, después cada semana durante el tratamiento; examen de leucocitos, contenido proteico total y presencia de tripanosoma en LCR después de una pauta de tratamiento y a intervalos para seguimiento de 24 meses; alteración renal (Apéndice 4)

Posología:

Tratamiento de las infecciones por T. b. gambiense, por infusión intravenosa, ADULTOS 100 mg/kg durante 45 minutos, cada 6 horas durante 14 días como mínimo (7 días si ha fracasado el tratamiento previo con melarsoprol); en caso de recaída, hay que repetir una tanda de tratamiento

DILUCIÓN Y ADMINISTRACIÓN. Según las recomendaciones del fabricante

Efectos adversos: diarrea, anemia, leucopenia, trombocitopenia y convulsiones; alteración de la audición; vómitos, anorexia, alopecia, dolor abdominal, cefalea, edema facial, eosinofilia y mareo - menos frecuente y reversible con la retirada del tratamiento

6.4.4.2 Tripanosomiasis americana

La tripanosomiasis americana (enfermedad de Chagas) está causada por el parásito protozoario Tripanosoma cruzi transmitida por insectos hematófagos de los géneros Triatoma o Rhodnius. La fase febril aguda de la enfermedad con frecuencia pasa desapercibida. Sin embargo, de manera ocasional la infección sigue una evolución fulminante que acaba en una miocarditis y meningoencefalitis mortal. En la mitad de los casos que sobreviven, y después de un intervalo latente que oscila sde 10 a más de 20 años, la degeneración de la miopatía crónica da lugar a arritmias, hipertrofia cardíaca y, con menor frecuencia, dilatación esofágica y colónica. En este estadío, sólo es eficaz el tratamiento sintomático.

Hasta ahora, los únicos agentes terapéuticos eficaces son el benznidazol y el nifurtimox. Ambos eliminan la parasitemia y son eficaces durante las fases iniciales de la infección.

No se ha establecido la seguridad del uso de ambos fármacos durante la gestación y el tratamiento se debe aplazar hasta después del primer trimestre. Se deben administrar de manera inmediata para evitar el riesgo de transmisión congénita.

Hay estudios en curso para determinar si el benznidazol y el nifurtimox tienen alguna influencia en las manifestaciones tardías de la enfermedad. En casos avanzados puede ser necesario el tratamiento sintomático.

Benznidazol

Comprimidos, benznidazol 100 mg

Indicaciones: tripanosomiasis americana aguda (enfermedad de Chagas)

Contraindicaciones: al principio de la gestación

Precauciones: insuficiencia hepática, renal o hematológica-requiere supervisión médica estrecha; recuento de células hemáticas, especialmente leucocitos, durante el tratamiento

Posología:

Tripanosomiasis americana aguda (enfermedad de Chagas), por vía oral, ADULTOS 5-7 mg/kg al día distribuidos en dos tomas durante 60 días; NIÑOS hasta 12 años 10 mg/kg al día distribuidos en dos tomas durante 60 días

Efectos adversos: erupciones-si son graves y acompañados por fiebre y púrpura, hay que retirar el tratamiento; náusea, vómitos y dolor abdominal; parestesia y neuritis periférica relacionadas con la dosis - hay que retirar el tratamiento; leucopenia y raramente, agranulocitosis

Nifurtimox

Comprimidos, nifurtimox 30 mg, 120 mg, 250 mg

Indicaciones: tripanosomiasis americana aguda (enfermedad de Chagas)

Contraindicaciones: al principio de la gestación

Precauciones: antecedente de convulsiones o enfermedad psiquiátrica - requiere supervisión médica estrecha; hay que evitar el alcohol - para reducir la incidencia y gravedad de los efectos adversos; hay que coadministrar hidróxido de aluminio para reducir la irritación gastrointestinal

Posología:

Tripanosomiasis americana aguda (enfermedad de Chagas), por vía oral, ADULTOS 8-10 mg/kg al día distribuidos en 3 tomas durante 90 días; NIÑOS 15-20 mg/kg al día distribuidos en 4 tomas durante 90 días

Efectos adversos: anorexia, pérdida de peso, náusea, vómitos, dolor gástrico, insomnio, cefalea, vértigo, excitabilidad, mialgia, artralgia, convulsiones - relacionados con la dosis, reducir la dosis; neuritis periférica - puede requerir retirada; erupciones y otras reacciones alérgicas

Ir a la sección anterior
Ir a la siguiente sección
 
 
El Portal de Información - Medicamentos Esenciales y Productos de Salud de la OMS fue diseñado y es mantenido por la ONG Human Info. Última actualización: le 1 diciembre 2019