Los medicamentos ante las nuevas realidades económicas
(1997; 272 páginas) [English]
Table of Contents
View the documentNOTA SOBRE LOS AUTORES
View the documentPRESENTACIÓN
View the documentPRÓLOGO
View the documentGLOSARIO
Open this folder and view contentsI. EL ENTORNO ECONOMICO GLOBAL
Open this folder and view contentsII. LA REFORMA DE LOS SISTEMAS DE SALUD
Close this folderIII. LAS TRANSFORMACIONES DE LA INDUSTRIA FARMACÉUTICA
Open this folder and view contentsIII.1. La nueva estructura de la Industria farmacéutica, por Frederic M. Scherer
Open this folder and view contentsIII.2. La innovación y la regulación del mercado farmacéutico, por Claude Le Pen
Close this folderIII.3. Crecimiento y cambio en los mercados de medicamentos genéricos, por Dr. M. N. Graham Dukes
View the document1. INTRODUCCIÓN
View the document2. LA INDUSTRIA BASADA EN LA INVESTIGACIÓN SE ENFRENTA A LOS GENÉRICOS
View the document3. ALGUNAS CIFRAS PARA LOS PAÍSES OCCIDENTALES
View the document4. ALGUNAS CIFRAS PARA LOS PAÍSES NUEVOS Y EN VÍAS DE DESARROLLO
View the document5. LAS TENDENCIAS EN LA PRODUCCIÓN DE GENÉRICOS
View the document6. LA PROTECCIÓN DE LA INVESTIGACIÓN
View the document7. LOS GENÉRICOS HACIA EL AÑO 2000
View the documentBIBLIOGRAFÍA
Open this folder and view contentsIV. SINTESIS Y PREVISIONES
View the documentBIBLIOTECA CIVITAS ECONOMÍA Y EMPRESA - COLECCIÓN ECONOMÍA - SERIE TRATADOS Y MANUALES
View the documentCUBIERTA POSTERIOR
 

7. LOS GENÉRICOS HACIA EL AÑO 2000

Partiendo de lo que ya conocemos, es imposible no llegar a la conclusión de que los productos genéricos, sin patente y en principio adecuados para la venta a bajo precio, serán capaces de dominar el panorama mundial de la prescripción a finales de esta década. Que lo consigan no está, sin embargo, completamente claro.

En primer lugar, nunca se debe subestimar la capacidad de una industria bien organizada para dirigir la prescripción de manera beneficiosa para ella, aunque no existan razones de salud pública que puedan justificarla. La confianza depositada por un médico en una marca especial asentada desde hace tiempo puede estar muy arraigada, aparte de la fuerza que tenga la costumbre de continuar utilizándola. Este espíritu conservador puede ser fácilmente explotado por una publicidad astuta. Durante veinte años en muchos países occidentales no ha existido ninguna razón para prescribir el tranquilizante diazepam bajo su nombre de marca original Valium, pero no cabe duda de que muchos médicos continúan haciéndolo. También resulta curioso que algunas empresas que sólo comercializan medicamentos basados en sustancias genéricas hayan decidido venderlos bajo sus propios nombres de marca y apoyarlos con grandes campañas publicitarias, con lo que se puede perder gran parte de la ventaja en precios que tenían.

En segundo lugar, debe recordarse que en gran parte del mundo en vías de desarrollo la falta de confianza en las preparaciones genéricas se justifica, a veces, pues pueden ser de origen oscuro. Un médico americano con mucha experiencia en esta materia me señaló recientemente que, aunque él insista en recetar genéricos a su familia cuando está en casa, insiste igualmente en los nombres de marca originales para su propio consumo cuando trabaja en África Oriental. En términos generales, los países fuera de la «Pharmaceutical Inspection Convention» (PIC) no proporcionan, hasta ahora, garantías suficientes de que los medicamentos en sus mercados son del nivel de calidad adecuado y como no se desea correr riesgos, se recurre al nombre de marca. Hasta que se proporcionen dichas garantías, estos países dudarán con razón de las políticas estrictas de fomento de la dispensación de genéricos.

En tercer lugar, el panorama puede verse oscurecido por el hecho de que tantas de las empresas principales de especialidades de marca estén adquiriendo fabricantes exitosos de medicamentos genéricos. Se ha manifestado el temor, que merece ser destacado aquí, de que este proceso podría incrementar progresivamente los precios de los medicamentos genéricos. Personalmente, dudo de que esto pueda ocurrir con generalidad. Nuevas empresas continuarán entrando en el mercado, proporcionando la competencia suficiente para mantener los precios a un nivel bajo pero realista.

Se podría mencionar otro elemento que tal vez pase a un primer plano. En teoría, la industria de especialidades basada en la investigación podría, a finales de este siglo, desarrollar, patentar y comercializar una gama de medicamentos nuevos, asombrosos y tan superiores, desde el punto de vista terapéutico, a los genéricos que la población volvería al sistema de las especialidades de marca. Sin embargo, en la fase del proceso de investigación en la que nos encontramos, no parece muy probable que esto ocurra, excepto en ciertos ámbitos. Ningún medicamento es perfecto, pero en muchos de los campos en los que recetamos, los medicamentos ahora disponibles son suficientemente buenos para conseguir su propósito... y prácticamente todos ellos están disponibles en forma genérica.

Resumiendo: estamos llegando a una situación en la que las sustancias medicinales disponibles en forma genérica podrán cubrir, a finales de este siglo, prácticamente todas las necesidades de la prescripción médica, así como toda la automedicación. Sin embargo, la medida en la que estos medicamentos de larga tradición serán utilizados de forma efectiva y económica, en lugar de las especialidades de marca caras, dependerá de una serie de conflictos políticos, normativos y comerciales cuyo resultado final todavía no se puede predecir.

to previous section
to next section
 
 
The WHO Essential Medicines and Health Products Information Portal was designed and is maintained by Human Info NGO. Last updated: December 1, 2019