Los medicamentos ante las nuevas realidades económicas
(1997; 272 páginas) [English]
Table of Contents
View the documentNOTA SOBRE LOS AUTORES
View the documentPRESENTACIÓN
View the documentPRÓLOGO
View the documentGLOSARIO
Close this folderI. EL ENTORNO ECONOMICO GLOBAL
Open this folder and view contentsI.1. Conferencia inaugural: El Estado del bienestar, la política económica y los servicios de salud, por Julio Segura
Open this folder and view contentsI.2. Los acuerdos de la Ronda Uruguay y los medicamentos, por Carlos M. Correa
Close this folderI.3. La normalización del mercado internacional de los medicamentos: sus futuros impactos sobre los países emergentes, por Peter O'Brien
View the document1. EL CONTEXTO GLOBAL
Close this folder2. EL ESTABLECIMIENTO DE LAS NORMAS
View the document2.1. Los impulsos a la normalización
Open this folder and view contents2.2. El cuadro empírico
View the document2.3. El significado de los hechos
Open this folder and view contents3. LAS TENDENCIAS FUTURAS A LA LUZ DE LA NORMALIZACIÓN
View the document4. LOS PASOS A SEGUIR
View the documentBIBLIOGRAFÍA
Open this folder and view contentsII. LA REFORMA DE LOS SISTEMAS DE SALUD
Open this folder and view contentsIII. LAS TRANSFORMACIONES DE LA INDUSTRIA FARMACÉUTICA
Open this folder and view contentsIV. SINTESIS Y PREVISIONES
View the documentBIBLIOTECA CIVITAS ECONOMÍA Y EMPRESA - COLECCIÓN ECONOMÍA - SERIE TRATADOS Y MANUALES
View the documentCUBIERTA POSTERIOR
 
2.1. Los impulsos a la normalización

Son tres los agentes que, en cada caso con sus motivaciones propias, buscan la normalización de distintas dimensiones del mercado de medicamentos. En primer lugar actúa el Estado en su rol de protector de la salud de los ciudadanos. Los instrumentos utilizados son: el registro de medicamentos; los controles de calidad y la evaluación de medicamentos; las normas de fabricación correcta y la negociación/control de los precios. Los impactos de los instrumentos pueden variar según las normas concretas que se establezcan. V.gr.: las normas de fabricación correcta cuestan dinero de establecer y sostener y las inversiones suelen ser más altas, en la medida en que sean internacionales y no nacionales o regionales5. Por tanto, unas normas de nivel muy alto tenderían a ser un obstáculo para pequeños productores de capital doméstico. En segundo lugar vienen las empresas farmacéuticas innovadoras. Ellas buscan el control de acceso al mercado (por parte de productos, empresas y distribuidores) y una determinada libertad para fijar los precios que piensan que son razonables. Los instrumentos manejados inciden a dos niveles. Respecto al acceso en sí los derechos concedidos en el campo de la propiedad industrial son primordiales, aunque también son importantes otros aspectos de la comercialización de productos (v.gr.: las leyes acerca de la publicidad).

5 Parecería que en algunos casos los gastos para ponerse simplemente a nivel de las normas nacionales de fabricación correcta sean demasiado elevados: en Indonesia, por ejemplo, un 40 por 100 de las empresas locales dicen que no pueden sufragar las inversiones necesarias. En una situación de tal índole, las empresas involucradas deberían ser cerradas por las autoridades.

En lo que a la producción y el comercio se refiere, además de lo que exista en la ley de patentes, los instrumentos importantes incluyen a los reglamentos que condicionan la inversión extranjera directa y la política arancelaria. Es preciso recalcar que los instrumentos señalados aquí pertenecen al ámbito de responsabilidad de un gobierno y no directamente al de las empresas. He aquí que la fuerza de la normalización internacional se hace constar: las empresas farmacéuticas innovadoras han logrado convertir los instrumentos en palancas propias, a través de la presentación de sus tesis a sus propios gobiernos (sobre todo se trata de la Pharmaceutical Research Manufacturers Association - PhRMA - y EE.UU.), con el fin de que ellos las adopten como posiciones oficiales en negociaciones internacionales y a gobiernos en los países emergentes para que modifiquen sus leyes y prácticas internas.

En tercer lugar vuelve el Estado, esta vez con su obligación de velar por la salud económica del país en relación a la salud de los ciudadanos. Los instrumentos suelen ser los que contribuyen a mejorar la relación costo/calidad y las que apoyan a la producción local (objetivos que no siempre van mano en mano). Los ejemplos más frecuentes, además de los que surjan de las políticas sobre genéricos y la política aduanera, son la compra pública y la política tributaria (frente a empresas).

De este breve esbozo de los impulsos a la normalización se desprenden unas conclusiones que arrojan luz a los acontecimientos de los últimos tiempos y a las tendencias previsibles. Primero, el mercado de los medicamentos obligatoriamente requiere una normalización: lo que realmente importa es quiénes son los grupos articulados que influyen sobre las normas. Segundo, en función de su contenido una norma puede favorecer el desarrollo de un tipo de mercado u otro. Una convergencia de la estructura de las normas entre países con pautas de morbilidad/mortalidad muy distintas, conlleva la posibilidad de una dicotomía progresiva en algunos de ellos entre la estructura del mercado y las necesidades de salud. Tercero, habría que tener cuidado a la hora de calificar exactamente qué estructura de mercado se conformará como consecuencia de las normas adoptadas. La terminología de rigor («libre», «no protegida», «global») a menudo ofusca y no aclara los procesos en curso. Sólo un análisis empírico puede revelar por dónde nos lleva la normalización: los siguientes apartados proporcionan un tal análisis.

to previous section
to next section
 
 
The WHO Essential Medicines and Health Products Information Portal was designed and is maintained by Human Info NGO. Last updated: December 1, 2019