Los medicamentos ante las nuevas realidades económicas
(1997; 272 páginas) [English]
Table of Contents
View the documentNOTA SOBRE LOS AUTORES
View the documentPRESENTACIÓN
View the documentPRÓLOGO
View the documentGLOSARIO
Close this folderI. EL ENTORNO ECONOMICO GLOBAL
Close this folderI.1. Conferencia inaugural: El Estado del bienestar, la política económica y los servicios de salud, por Julio Segura
View the document1. EVOLUCIÓN Y PROBLEMAS DE LOS PROGRAMAS PROTECTORES
View the document2. EL FUTURO DEL ESTADO DEL BIENESTAR: LA NECESIDAD DE REFORMAS
View the document3. LOS SERVICIOS DE SALUD: PROBLEMAS Y LÍNEAS DE REFORMA
View the document4. COMPETENCIA Y EFICIENCIA EN LOS SISTEMAS DE SALUD
View the document5. LOS COSTES DE LA TECNOLOGÍA SANITARIA
View the documentBIBLIOGRAFÍA
Open this folder and view contentsI.2. Los acuerdos de la Ronda Uruguay y los medicamentos, por Carlos M. Correa
Open this folder and view contentsI.3. La normalización del mercado internacional de los medicamentos: sus futuros impactos sobre los países emergentes, por Peter O'Brien
Open this folder and view contentsII. LA REFORMA DE LOS SISTEMAS DE SALUD
Open this folder and view contentsIII. LAS TRANSFORMACIONES DE LA INDUSTRIA FARMACÉUTICA
Open this folder and view contentsIV. SINTESIS Y PREVISIONES
View the documentBIBLIOTECA CIVITAS ECONOMÍA Y EMPRESA - COLECCIÓN ECONOMÍA - SERIE TRATADOS Y MANUALES
View the documentCUBIERTA POSTERIOR
 

5. LOS COSTES DE LA TECNOLOGÍA SANITARIA

46. No existen cálculos precisos de la parte de aumento de los costes debido al cambio en la tecnología sanitaria (equipos, fármacos, procedimientos y vacunas), pero si la elasticidad renta de la demanda de servicios de salud se encuentra entre 0,4 y 1,0, como parecen indicar las estimaciones disponibles, los factores de oferta son responsables de entre el 70-50 por 100 del aumento del gasto. Además su importancia es mayor aún desde la perspectiva de la contención del gasto si se tiene en cuenta que los factores de demanda (renta y estructura de edades básicamente) no son controlables.

Dentro de los factores de oferta dos son los fundamentales: la tecnología sanitaria y el aumento del stock de equipamiento y de personal. Existe, además, abundante evidencia indirecta de que la tecnología es el factor más importante: el crecimiento del coste cama/día sin aumento del número medio de estancias o de pacientes/día; la evolución de los costes de las Health Maintenance Organizations paralelo al del gasto sanitario personal; y la constancia en torno al 5-6 por 100 del crecimiento del gasto de sistemas sanitarios nacionales de muy distinta organización, gestión y modelo asegurador.

47. La pregunta relevante es por qué los gastos en tecnología sanitaria crecen a un ritmo excesivo. Cuatro motivos pueden apuntarse:

i) La existencia de grupos de interés que se benefician de la adquisición y uso de nuevas tecnologías: fabricantes de equipo, laboratorios farmacéuticos y médicos.

ii) El exceso de médicos y camas en los sistemas en que existe, que ha conducido a que la competencia no discurra vía reducción de costes de la prestación, sino por la vía del aumento de las prestaciones con efectos marginales (si positivos) sobre la salud.

iii) El desconocimiento de la disponibilidad a pagar lo que provoca que cualquier innovación que tenga un beneficio marginal positivo, por pequeño que pueda ser, tenga grandes posibilidades de implementarse sea cual sea su coste.

iv) El sistema de reembolso de costes sobrevenidos.

48. Todos estos factores apuntan a la tendencia a aplicar cualquier innovación por poco que mejore la prestación sanitaria, con independencia de su coste real: el sistema sanitario realiza un análisis de beneficio, no de coste-beneficio. E, incluso, cabe sospechar que el rigor del análisis de beneficio es globalmente mínimo si se tiene en cuenta que sólo se dispone de evidencia sólida sobre la efectividad del 25 por 100 de las tecnologías y procedimientos sanitarios existentes en la actualidad.

49. En consecuencia, cualquier discusión y propuesta sobre los costes de la tecnología sanitaria tiene que afrontar dos tipos de problemas, distintos aunque relacionados entre sí:

a) La evaluación de la tecnología desde el punto de vista de su eficacia, seguridad y coste oportunidad.

b) Los incentivos que favorezcan la generación y adopción de innovaciones que reduzcan costes frente a las que aumentan la calidad a cualquier coste.

Aparte quedan problemas de carácter más extrasanitario relacionados con los intereses económicos de innovadores, fabricantes de equipos y laboratorios.

50. Respecto al punto a) la sugerencia más razonable es que existan Agencias Estatales de tecnologías sanitarias, constituidas por profesionales del SNS, científicos y analistas de coste-beneficio, no de carácter administrativo, que determinen las tecnologías a aplicar en el SNS en función de su eficiencia y seguridad terapéuticas y de la comparación entre los costes de implantación y los beneficios sanitarios.

51. El tema de los incentivos es de extremada importancia porque, como se ha señalado, los SNS tienden a incentivar las innovaciones sin tener en cuenta sus costes.

Por una parte es claro que si los SNS comienzan por cubrir el tratamiento hospitalario existe una tendencia a favorecer los procedimientos que tratan la enfermedad frente a los que la previenen, porque la venta de la tecnología que trata la enfermedad está garantizada a priori. Si, además, el sistema de pago a los centros es por costes sobrevenidos, es clara la tendencia de la I + D sanitaria a desarrollar tecnologías que aumentan la calidad aunque sea con costes desmedidos.

Dos tipos de propuestas cabe realizar en este campo:

i) Que los gobiernos incentiven de forma activa y diferenciada los gastos en I + D orientados a las tecnologías que disminuyan costes, garantizando su implantación en los SNS. Esto es particularmente importante en lo que respecta a medidas preventivas (p. ej.: vacunación).

ii) La sustitución del sistema de coste incurrido por el de coste prospectivo, que implica dejar de reembolsar los costes marginales completos y pasar a garantizar un coste fijo por tipo de admisión o diagnóstico, de forma que se generen incentivos a trabajar por debajo de los costes estándar.

52. Una breve referencia final a los costes de los fármacos, que representan una partida muy importante del gasto sanitario total (12 por 100 de media en los países de la OCDE). Aparte la utilización de precios de referencia, y la explotación del poder de negociación como monopsonistas de los SNS, algunos aspectos de la forma de recetar y de la comercialización de los fármacos a los usuarios merecen la pena tenerse en cuenta.

Respecto al primer punto, parece recomendable la obligación de recetar genéricos y la de las oficinas de farmacia de expedir el específico más barato de los disponibles. Respecto a la comercialización, la recomendación genérica es que la misma sea competitiva, en el sentido de que las oficinas de farmacia y otros centros de venta puedan ofrecer rebajas de precios y servicios complementarios.

to previous section
to next section
 
 
The WHO Essential Medicines and Health Products Information Portal was designed and is maintained by Human Info NGO. Last updated: December 1, 2019