Tratamiento anticonvulsivo para la eclampsia

Aspectos prácticos de la BSR por Atallah AN

NIVEL DE PRIMER CONTACTO (ATENCIÓN PRIMARIA)

Se debe instruir a todas las embarazadas que acudan inmediatamente a un centro de salud en cualquiera de los siguientes casos:

  • edema que se desarrolla rápidamente (en pocos días)
  • cefalea severa y persistente
  • dolor en la región abdominal superior
  • visión borrosa

Se debe realizar la medición de la presión arterial y un análisis de orina para la detección de proteinuria a las mujeres que acudan a centros de salud y que tengan estos síntomas.

Convulsiones

Si se asiste a una mujer con eclampsia en un centro de atención primaria,

1. deben mantenerse las vías respiratorias permeables;

2. se debe colocar a la mujer de costado (posición decúbito lateral izquierda) para evitar la aspiración del vómito u otras secreciones;

3. si es posible, se debe establecer una vía intravenosa;

4. se debe administrar sulfato de magnesio.

  • una vez que se ha iniciado el tratamiento con sulfato de magnesio y el estado de salud de la paciente es estable, se la debe derivar a un nivel superior de atención
  • regímenes de sulfato de magnesio (consulte el vínculo "Regímenes de sulfato de magnesio para mujeres con preeclampsia y eclampsia" en "Documentos relacionados"): Existen dos regímenes de sulfato de magnesio: el intravenoso (IV) y el intramuscular (IM). Ambos tienen la misma dosis de inicio IV, pero los planes de mantenimiento son diferentes. Se recomienda el régimen IM para los centros de atención primaria en los que resulta difícil supervisar estrictamente el estado de la salud de la paciente y controlar las posibles sobredosis.

- Dosis de inicio: Inyección intravenosa lenta de 4 g (20 ml de solución fisiológica al 20%), administrada a una frecuencia de 1 g cada 5 minutos durante 20 minutos.

- Régimen de mantenimiento (IM): Inmediatamente después de la dosis de inicio, debe aplicarse una inyección IM profunda de 5 g de solución al 50% en cada glúteo (dosis IM total de 10 g). Luego, se debe administrar 5 g de solución al 50% cada 4 horas, una vez en cada glúteo, en forma alternada. El tratamiento con sulfato de magnesio debe continuarse durante las 24 horas posteriores al parto o a la última convulsión, lo que ocurra en último lugar. Se recomienda la adición de 1 ml de lignocaína al 2% en la jeringa de la inyección IM, de manera que resulte menos dolorosa.

- Régimen de mantenimiento (IV): Luego de la dosis de inicio, debe administrarse de 1 a 2 g por hora en 100 ml de solución de mantenimiento.

- Monitoreo de la administración de sulfato de magnesio: Durante el tratamiento con sulfato de magnesio, se recomienda realizar un control cada 4 horas, como mínimo, para detectar la presencia de: Reflejo rotuliano, frecuencia respiratoria superior a 16 por minuto, volumen de orina >100 ml en las 4 horas previas.

- Sobredosis de sulfato de magnesio: Todo centro de salud que utilice sulfato de magnesio debe disponer de ampollas de gluconato de calcio (1 g) como antídoto para la sobredosis de dicho fármaco. Existe riesgo de sobredosis si no se cumplen con los criterios enumerados en el párrafo anterior sobre monitoreo.

  • Se sugiere medir la presión arterial y administrar antihipertensivos según corresponda.
  • Convulsiones recurrentes: en caso de convulsiones recurrentes, se administran otros 2 a 4 g de sulfato de magnesio por vía IV en el lapso de 5 minutos, tanto para el régimen IM como el IV; la dosis se determina en función del peso de la paciente.

NIVEL DEL HOSPITAL DE REFERENCIA (ATENCIÓN SECUNDARIA)

Cuando se realiza el diagnóstico de convulsión eclámptica, la paciente debe recibir una dosis de inicio de sulfato de magnesio, se deben tomar las medidas de emergencia mencionadas anteriormente y luego se la debe derivar a un hospital de referencia lo antes posible.

Sugerencias adicionales

  • Los dos regímenes que se sugieren en esta revisión se han utilizado en el Estudio Clínico Colaborativo sobre Eclampsia (Collaborative Eclampsia Trial) (1), donde se comprobó su factibilidad. Otra de las medidas prácticas que pueden aplicarse para garantizar la administración de un tratamiento anticonvulsivo rápido y eficaz para las mujeres con eclampsia es el uso de "cajas para eclampsia" (consulte el vínculo "Regímenes de sulfato de magnesio para mujeres con preeclampsia y eclampsia" en "Documentos relacionados") (2). El personal comprobó que las cajas (tamaño similar al de una caja de zapatos) que contenían lo necesario para iniciar y mantener el tratamiento durante 24 horas, utilizadas en el Estudio Clínico Colaborativo sobre Eclampsia, resultaron ser de gran utilidad. Estas cajas contenían sulfato de magnesio para inyecciones en bolo y de mantenimiento, jeringas, equipos de infusión, hisopos y gluconato de calcio para las sobredosis.
  • Se debe recordar que el tratamiento definitivo de la eclampsia es el parto.
  • Se deben tener en cuenta las probabilidades de sobrevida del feto en el hospital en que tiene lugar el parto.
  • Obsérvese que la anestesia peridural reduce la presión arterial materna y puede excluir el uso de fármacos de acción rápida para el tratamiento de la hipertensión.

Referencias

  • The Eclampsia Trial Collaborative Group. Which anticonvulsant for women with eclampsia? Evidence from the Collaborative Eclampsia Trial. The lancet 1995;345:1455-1463.
  • Duley L. Magnesium sulphate regimens for women with eclampsia. Messages from the Collaborative Eclampsia Trial. British journal of obstetrics and gynaecology 1996;103:103-105.

Este documento debería citarse como: Atallah AN. Tratamiento anticonvulsivo para la eclampsia: Aspectos prácticos de la BSR (última revisión: 14 de noviembre de 2003). La Biblioteca de Salud Reproductiva de la OMS; Ginebra: Organización Mundial de la Salud.

Compartir