Tratamiento anticonvulsivo para la eclampsia

El sulfato de magnesio está asociado con reducciones clínicamente significativas en la muerte materna. Es accesible y su administración y control resultan relativamente sencillos. Se lo puede administrar por vía intramuscular cuando no se dispone de personal con experiencia en la administración intravenosa y el control.

Comentario de la BSR por Atallah AN

1. RESUMEN DE LA EVIDENCIA

El presente comentario analiza tres Revisiones Cochrane que comparan el sulfato de magnesio con el diazepam, la fenitoína y el cóctel lítico. Los hallazgos de las dos primeras revisiones se extrajeron, en su mayoría, del Estudio Clínico Colaborativo sobre Eclampsia (Collaborative Eclampsia Trial), (1), que se llevó a cabo en un total de 25 centros de la India, África subsahariana y América Latina. La revisión sobre el cóctel lítico, en cambio, se basó en dos estudios clínicos realizados en la India, que incluyeron a 198 mujeres.

El uso del sulfato de magnesio para el tratamiento de mujeres con eclampsia se asoció con reducciones estadística y clínicamente significativas en la recurrencia de convulsiones en comparación con el uso del diazepam (RR: 0.44, IC 95%: 0.34 a 0.57), fenitoína (RR: 0.31, IC 95%: 0.20 a 0.47) y cóctel lítico (RR: 0.09; 0.03 a 0.24).

El sulfato de magnesio está asociado con reducciones clínicamente significativas en la muerte materna en comparación con el diazepam (RR: 0.59, IC 0.95%: 0.37 a 0.94), la fenitoína (RR: 0.50, IC 0.95%: 0.24 a 1.05) y el cóctel lítico (RR: 0.25, IC 0.95%: 0.04 a 1.43). La última comparación incluyó dos estudios clínicos y un total de 198 pacientes. En consecuencia, los resultados tienen un amplio intervalo de confianza. Ambos regímenes de sulfato de magnesio, el intramuscular (Pritchard) y el intravenoso (Zuspan), resultaron efectivos. No se hallaron reacciones adversas en el neonato.

Las metodologías de las revisiones son sólidas. Se han incluido y analizado de manera apropiada todos los estudios clínicos adecuadamente controlados que pudieron identificarse. Se incluyeron dos estudios clínicos en la revisión sobre diazepam y uno en la revisión sobre fenitoína en la reciente revisión de estas dos revisiones.

2. RELEVANCIA EN LUGARES DE ESCASOS RECURSOS

2.1. Magnitud del problema

La eclampsia es uno de los problemas de salud más importante en los países en vías de desarrollo. Se calcula que la eclampsia está relacionada con unas 50 000 muertes maternas por año en todo el mundo, la mayoría de las cuales se produce en países en vías de desarrollo (2). La incidencia de eclampsia en los países en vías de desarrollo es mayor (1 cada 100 a 1700 partos) que la registrada en los países desarrollados (1 cada 2 000 partos). Es probable que esta diferencia se deba, particularmente, a que en los países en vías de desarrollo las embarazadas no cuentan con un fácil acceso a un control prenatal apropiado.

2.2. Aplicabilidad de los resultados

Los resultados de estas tres revisiones serían aplicables en los lugares de escasos recursos. De hecho, a excepción de dos estudios clínicos pequeños realizados en EE. UU., los 14 estudios clínicos restantes se llevaron a cabo en países en vías de desarrollo. El Estudio Clínico Colaborativo sobre Eclampsia (1), consistió en un estudio clínico multicéntrico realizado en 31 centros en diez países en vías de desarrollo. Los hallazgos parecen aplicables tanto a mujeres embarazadas como a puérperas que padecen eclampsia.

2.3. Implementación de los resultados

El sulfato de magnesio es accesible y su administración y control resultan relativamente sencillos sin necesidad de utilizar equipamiento costoso. Se puede emplear la administración intramuscular cuando no se dispone de personal con experiencia en la administración intravenosa y el control.

Además, el sulfato de magnesio está incluido en la Lista de Fármacos Esenciales de la OMS (WHO Essential Medicines List) y en listas similares de muchos países. A pesar de toda la evidencia que avala el uso y la inclusión del sulfato de magnesio en las listas de fármacos esenciales y de las pautas internacionales, su disponibilidad y utilización parecen poco uniformes. Se requiere de esfuerzos activos para disponer de sulfato de magnesio en los centros de salud.

Una vez obtenido, es necesario capacitar al personal en la administración y control del tratamiento con sulfato de magnesio.

3. INVESTIGACIÓN

En la actualidad, el sulfato de magnesio es el fármaco de elección para las pacientes con eclampsia y preeclampsia. La investigación en este campo debería focalizarse en las investigaciones operativas que permitan identificar las barreras que obstaculizan la disponibilidad y uso del sulfato de magnesio y concentrarse en las estrategias de evaluación para superar dichas barreras.

Fuentes de financiación: Escola Paulista de Medicina, Universidade Federal de São Paulo - Brazil Inclen Inc

Agradecimientos: ninguno

Referencias

  • The Eclampsia Trial Collaborative Group. Which anticonvulsant for women with eclampsia? Evidence from the Collaborative Eclampsia Trial. The lancet 1995;345:1455-1463.
  • Duley L. Maternal mortality associated with hypertensive disorders of pregnancy in Africa, Asia, Latin America and the Caribbean. British journal of obstetrics and gynaecology 1992;99:547-553.

Este documento debería citarse como: Atallah AN. Tratamiento anticonvulsivo para la eclampsia: Comentario de la BSR (última revisión: 14 de noviembre de 2003). La Biblioteca de Salud Reproductiva de la OMS; Ginebra: Organización Mundial de la Salud.

Compartir