Ecografía para evaluación fetal en el inicio del embarazo

El uso de rutina de la ecografía en los primeros meses de embarazo es útil para determinar la edad gestacional, pero no se han establecido los beneficios en cuanto a un mejor resultado del embarazo. Por lo tanto, en los lugares de escasos recursos no se justifica el uso de rutina de la ecografía en los primeros meses de embarazo.

Comentario de la BSR por Belizan J

1. RESUMEN DE LA EVIDENCIA

El uso rutinario del examen ecográfico al inicio del embarazo (antes de la semana 24) permite la detección más temprana de embarazos múltiples y reduce las tasas de inducción de trabajo de parto para embarazos prolongados, pero no hay evidencia de que mejore los resultados clínicamente significativos. En los casos en los que la detección de la anomalía fetal era el objetivo específico del examen, se registró un aumento en el número de interrupciones de embarazos debido a anomalías fetales. En dos estudios clínicos, el seguimiento a largo plazo de los niños demostró que el examen ecográfico de rutina no produjo efectos perjudiciales en el rendimiento escolar o el funcionamiento neurológico de estos.

La revisión se llevó a cabo en forma adecuada, y se incluyeron y analizaron apropiadamente estudios clínicos relevantes en el tema.

2. RELEVANCIA EN LUGARES DE ESCASOS RECURSOS

2.1. Magnitud del problema

El uso de la ecografía al inicio del embarazo está aumentando inexorablemente en los países en vías de desarrollo puesto que no sólo tiene una intensa promoción de parte de los fabricantes sino también en publicaciones provenientes de los países desarrollados. Esto implica costos de la atención médica más elevados para los países en vías de desarrollo (en cuanto a la adquisición de equipos y capacitación de médicos y técnicos especializados) y un menor y subestimado uso del examen clínico. El uso universal del examen ecográfico al inicio del embarazo se debe basar en la demostración contundente de los grandes beneficios que superan las implicaciones económicas y logísticas, incluso antes de considerar la introducción de esta práctica.

2.2. Factibilidad de la intervención

El uso de rutina de la ecografía al inicio del embarazo exigiría la disponibilidad de un equipo de ecografía en la mayoría de las unidades de atención médica del país, sino en todas, o que las mujeres cuenten con los medios para acceder a los hospitales con la finalidad de la realización del examen. Es obvio que ambas opciones representan enormes consecuencias económicas para los países en vías de desarrollo.

2.3. Aplicabilidad de los resultados de la Revisión Cochrane

A pesar de que no se establecieron beneficios claros del uso de rutina del examen ecográfico, en los países en vías de desarrollo existen algunas circunstancias en las que se puede considerar el uso selectivo del examen ecográfico al inicio del embarazo, como es el caso de las mujeres que no saben cuándo tuvieron su último período menstrual. Sin embargo, se debe tener en cuenta que la mayoría de las mujeres en los países en vías de desarrollo no realiza consultas médicas de control prenatal y este hecho limitaría esta posible ventaja.

2.4. Implementación de la intervención

Si se tiene en cuenta la información que aporta esta revisión, no se justificaría el uso del examen ecográfico de rutina al inicio del embarazo en los países en vías de desarrollo.

2.5. Investigación

Si se consideran las diferencias entre los países en vías de desarrollo y los países en los que se llevaron a cabo los estudios incluidos en esta revisión, en los primeros, el examen ecográfico de rutina al inicio del embarazo podría arrojar distintos resultados. Por ejemplo, la disponibilidad de la ecografía de rutina al inicio del embarazo puede alentar a las mujeres a realizar una consulta médica de control prenatal más temprana o bien puede ayudar a detectar con anterioridad un embarazo múltiple y poder así planificar el parto en el hospital. Sin embargo, ese trabajo de investigación no se justificaría dadas las implicaciones económicas y logísticas de la intervención, a pesar de que sería una hipótesis interesante para comprobar.

Fuentes de financiación: Centro Rosarino de Estudios Perinatales (CREP), Rosario, Argentina, Centro Latinoamericano de Perinatología y Desarrollo Humano (CLAP), Montevideo, Uruguay.

Agradecimientos: a Roxana Barrale por su colaboración editorial.


Este documento debería citarse como: Belizan J. Ecografía para evaluación fetal en el inicio del embarazo: Comentario de la BSR (última revisión: 22 de septiembre de 1998). La Biblioteca de Salud Reproductiva de la OMS; Ginebra: Organización Mundial de la Salud.

Compartir

Acerca del autor