Antibióticos para la rotura prematura de membranas antes del parto a término o casi a término

Se desconoce si el uso de rutina del tratamiento con antibióticos para la rotura prematura de membranas a término o casi a término es beneficioso. Es necesario realizar otras investigaciones.

Comentario de la BSR por Gülmezoglu AM

1. RESUMEN DE LA EVIDENCIA

La revisión evaluó los beneficios y riesgos potenciales de la administración de antibióticos a mujeres con rotura prematura de membranas antes del parto a término o casi a término.

Se incluyeron tres estudios clínicos con un total de 838 mujeres. Ambos estudios clínicos mostraron los beneficios potenciales en cuanto a la reducción de la morbilidad infecciosa materna definida como corioamnionitis o endometritis (riesgo relativo [RR]: 0.43; intervalo de confianza del 95% [IC 95%]: 0.23 a 0.82). No hubo evidencia suficiente para evaluar confiablemente los efectos en los resultados neonatales, especialmente la mortalidad perinatal (RR: 0.98, IC 95%: 0.14 a 6.89).

Los estudios clínicos utilizaron diferentes regímenes con antibióticos parenterales (ampicilina + gentamicina y cefuroxima + clindaminina) y tenían diferentes umbrales de tiempo para la inducción del trabajo de parto (12 y 24 horas).

Ninguno de los dos estudios clínicos tenía ocultamiento de la asignación. En un estudio hubo cegamiento de la evaluación del resultado neonatal. Los estudios y el metanálisis no tenían la potencia estadística suficiente para evaluar los resultados importantes en forma confiable. Los revisores fueron adecuadamente cautelosos en su interpretación de los resultados y recomendaron investigaciones adicionales.

2. RELEVANCIA EN LUGARES DE ESCASOS RECURSOS

2.1. Magnitud del problema

Aproximadamente el 8% de las mujeres tiene rotura prematura de membranas antes del trabajo de parto, y más del 90% de estas mujeres entran en trabajo de parto en forma espontánea dentro de las 24 horas (1). Para las mujeres que no comienzan espontáneamente el trabajo de parto, o cuando la inducción del trabajo de parto no acelera el parto, la morbimortalidad infecciosa se convierten en un grave problema. Se estima que el 36% de las muertes fetales se produce por infecciones, la mayoría de ellas a causa de sepsis y neumonía (2). Dado que la rotura de membranas antes del trabajo de parto implica infecciones ascendentes, es importante estar atentos a cualquier consecuencia infecciosa posible para la madre o el niño

2.2. Aplicabilidad de los resultados

La evidencia no es suficiente para realizar recomendaciones a favor o en contra del uso de antibióticos para la rotura de membranas antes del trabajo de parto, lo que hace que la aplicabilidad de los resultados no sea relevante.

2.3. Implementación de la intervención

En muchos centros de atención secundaria sería factible implementar un régimen con combinación de antibióticos para cubrir tanto los microorganismos grampositivos como los gramnegativos. Sin embargo, las intervenciones que se investigaron hasta la fecha son regímenes parenterales bastante invasivos y, sin una evidencia contundente de beneficio, no es posible recomendar su implementación.

3. INVESTIGACIÓN

El mensaje principal de la revisión Cochrane es la necesidad de realizar investigaciones adicionales. Estos estudios clínicos deben realizarse en lugares donde la morbilidad infecciosa neonatal y materna sea una carga significativa, y deben estar diseñados para investigar resultados importantes como muerte neonatal, sepsis, ingreso a la unidad de cuidados intensivos e infecciones maternas graves.

Referencias

  • Cammu H, Verlaenen H, Derde M. Premature rupture of membranes at term in nulliparous women: a hazard. Obstetrics and Gynecology 1990;76:671–674.
  • Lawn JE, Cousens S, Zupan J, for the Lancet Neonatal Survival Steering Team. 4 million deaths: When? Where? Why. Lancet 2005;364:S9–S19.

Este documento debería citarse como: Gülmezoglu AM. Antibióticos para la rotura prematura de membranas antes del parto a término o casi a término: Comentario de la BSR (última revisión: 23 de enero de 2006). La Biblioteca de Salud Reproductiva de la OMS; Ginebra: Organización Mundial de la Salud.

Compartir

Acerca del autor