Reposo en cama en embarazos con feto único para prevenir el nacimiento prematuro

De acuerdo con los escasos datos disponibles, el reposo en cama no se puede recomendar ni rechazar para la prevención del parto prematuro.

Comentario de la BSR por Qureshi Z

1. RESUMEN DE LA EVIDENCIA

Esta revisión (1) evaluó el efecto del reposo en cama domiciliario u hospitalario para la prevención del trabajo de parto prematuro en mujeres con embarazos de feto único y elevado riesgo de parto prematuro. Sólo un estudio (2) cumplió con los criterios de inclusión: un estudio aleatorizado por grupos. Se ofreció a las participantes del estudio (mujeres con alto riesgo de parto prematuro) la indicación de reposo en cama, progestina, apoyo social, placebo y ninguna intervención. A los fines de comparar los efectos del reposo en cama con la ausencia de reposo, 432 mujeres asignadas al grupo reposo en cama domiciliario se compararon con un grupo control de 834 mujeres, de las cuales 412 habían recibido placebo y 422 no habían recibido intervención. La incidencia de partos prematuros antes de la semana 37 fue similar en ambos grupos: el 7.9% en el grupo intervención comparado con el 8.5% en el grupo control, con un riesgo relativo de 0.92 y un intervalo de confianza del 95%: 0.62 - 1.37.

Los autores de la revisión identificaron problemas metodológicos en el estudio con respecto a la aleatorización; particularmente, con el ocultamiento de la asignación. Además, la evaluación del reposo en cama fue un objetivo secundario del estudio.

Existe una discrepancia en la revisión entre un grupo de valores presentado en dos lugares diferentes, a saber: en la sección de resultados y en una tabla. Además, la conclusión de los autores se refiere al reposo en cama domiciliario y hospitalario, mientras que las participantes del estudio incluido sólo hicieron reposo domiciliario.

Los autores llegaron a la conclusión de que, en función de las pruebas disponibles, no se puede recomendar ni rechazar el reposo en cama para la prevención de partos prematuros.

2. RELEVANCIA EN LUGARES DE ESCASOS RECURSOS

2.1. Magnitud del problema

El parto prematuro es un problema importante de salud pública a escala mundial. Sus consecuencias son graves especialmente en comunidades con una situación económica desfavorable. En el año 2000, en el hospital de nivel terciario de Nairobi, Kenia, la prevalencia de partos prematuros fue del 15.2% (3), una tasa bastante similar a la del Hospital Harare (16%), en Harare, Zimbabwe, en 1998 (4).

En la mayoría de los países subsaharianos, el factor que más contribuye a la mortalidad perinatal es el parto prematuro. En una evaluación de la mortalidad perinatal realizada en siete países en vías de desarrollo, en un estudio de la OMS sobre suplementación con calcio para la prevención de la preeclampsia en embarazadas con dieta baja en calcio, el nacimiento prematuro espontáneo fue el evento obstétrico más frecuente que condujo a la muerte perinatal (28.7%) y la prematuridad fue la principal causa de muertes neonatales tempranas (62%) (4, 5). Por consiguiente, es de suma importancia diagnosticar, prevenir y tratar este trastorno para mitigar su impacto en la morbilidad y mortalidad neonatal.

Las unidades neonatales que atienden neonatos prematuros son deficientes, incluso a nivel terciario de la atención de la salud en lugares de escasos recursos, como lo prueban los altos índices de mortalidad neonatal en los neonatos prematuros que se evaluaron en el estudio de la OMS sobre suplementación con calcio (5).

2.2. Aplicabilidad de los resultados

Los resultados de la revisión no son concluyentes con respecto al beneficio del reposo en cama para prevenir el trabajo de parto prematuro. El único estudio incluido en la revisión se llevó a cabo en EE.UU., donde es probable que se hayan realizado investigaciones exhaustivas para descartar todas las causas posibles de partos prematuros. Se debería considerar la etiología del trabajo de parto prematuro para crear un modelo sobre cómo el reposo en cama podría evitarlo y si esto sería diferente en países desarrollados y en países de escasos recursos.

Una revisión Cochrane relacionada (6), que evaluó los beneficios de la hospitalización y el reposo en cama para embarazos múltiples, concluyó que no había suficientes pruebas para apoyar una política de hospitalización de rutina para el reposo en cama. La revisión encontró que esta intervención no dio como resultado mejores tasas de partos prematuros ni de mortalidad perinatal: Por lo tanto, para el embarazo de feto único, la prescripción de reposo en cama no está justificada, a menos que la mujer tenga incompetencia cervical. No obstante, un estudio de casos y controles realizado en la República de Benin encontró que, si bien el trabajo per se durante el embarazo no aumentó el riesgo de trabajo de parto prematuro, levantar cargas pesadas y trabajar más de cinco días por semana estuvo asociado significativamente con los partos prematuros (7). En consecuencia, en los lugares de escasos recursos, según las circunstancias de cada mujer, sería prudente aconsejarles que disminuyan el trabajo físico durante el embarazo.

2.3. Implementación de la intervención

En lugares de recursos limitados, disminuir la actividad física y evitar el trabajo arduo, especialmente para las mujeres, plantea una dificultad importante para la subsistencia inmediata de la familia de esa mujer. En estos lugares, las mujeres tienen que trabajar para proporcionar los recursos para las familias, que en general son numerosas, y si dejan de trabajar, corren el riesgo de morir de hambre, inanición y pobreza. La mayoría de las mujeres tienen que trabajar en sembradíos, caminar largas distancias para conseguir agua y leña, cocinar, cuidar a los niños y, al mismo tiempo, cosechar y llevar la comida a sus hogares para toda la familia. El ingreso de una mujer puede ser el principal aporte o incluso la única fuente de ingreso de la familia.

El reposo hospitalario para esta patología no ha sido evaluado en Kenia ni en la mayoría de los países de la región subsahariana. La falta permanente de personal y de espacio para camas hace que el reposo sea algo imposible, incluso para patologías que verdaderamente lo necesitan. En los países en vías de desarrollo que cobran honorarios por el servicio de hospitalización, se agravaría más el problema porque también habría una falta de ingresos durante ese tiempo.

3. INVESTIGACIÓN

El problema de los partos prematuros tiene una etiología múltiple. Es necesario definir con mayor claridad el término "reposo en cama" como una intervención; por ejemplo, en cuanto al número de horas por día de inmovilidad. También es necesario definir claramente el mecanismo postulado por el cual el reposo en cama puede evitar el parto prematuro y si el trabajo arduo y la actividad física intensa durante el embarazo contribuyen a provocar los partos prematuros.

El desafío es encontrar una intervención más específica que ofrezca la posibilidad de investigación. En este sentido, sería importante identificar todos los factores de riesgo de los partos prematuros y las posibles intervenciones para prevenir los riesgos. En segundo lugar, sería necesario realizar estudios controlados aleatorizados en cada población para intervenciones específicas.

Fuentes de financiación: Ninguna

Agradecimientos: Dr. Kizito Lubano (MBChB, M.MED, MSc) Research Officer, Reproductive Health Research Unit, Kenya Medical Research Institute

Referencias

  • Sosa C, Althabe F, Belizán J, Bergel E. Bed rest in singleton pregnancies for preventing preterm birth. Cochrane Database of Systematic Reviews 2004, Issue 1. Art. No.: CD003581. DOI: 10.1002/14651858.CD003581.pub2.
  • Hobel CJ, Ross MG, Bemis RL, Bragonier JR, Nessim S, Sandhu M, et al. The West Los Angeles Preterm Birth Prevention Project. I. Program impact on high-risk women. Am J Obstet Gynecol 1994;170:54-62.
  • Irungu M. Demographic and obstetric factors associated with delivery of pre-term infants at Kenyatta National Hospital. Master of Medicine Thesis, University of Nairobi, Nairobi, Kenya, 2001.
  • Feresu SA, Harlow SD, Welch K, Gillespie BW. Incidence of and socio-demographic risk factors for stillbirth, preterm birth and low birthweight among Zimbabwean women. Paediatr Perinat Epidemiol 2004;18:154-63.
  • Ngoc NT, Merialdi M, Abdel-Aleem H, Carroli G, Purwar M, Zavaleta N, et al. Causes of stillbirths and early neonatal deaths: data from 7993 pregnancies in six developing countries. Bull World Health Organ 2006;84:699-705.
  • Crowther CA. Hospitalisation and bed rest for multiple pregnancy. Cochrane Database of Systematic Reviews 1997, Issue 3. Art. No.: CD000110. DOI: 10.1002/14651858.CD000110.
  • Agbla F, Ergin A, Boris NW. Occupational working conditions as risk factors for preterm birth in Benin, West Africa. Rev Epidemiol Sante Publique. 2006 Apr;54(2):157-65

Este documento debería citarse como: Qureshi Z. Reposo en cama en embarazos con feto único para prevenir el parto prematuro: Comentario de la BSR (última revisión: 31 de agosto de 2007). La Biblioteca de Salud Reproductiva de la OMS; Ginebra: Organización Mundial de la Salud.

Compartir

Acerca del autor