Intervenciones por sospecha de placenta previa

Los limitados datos disponibles sugieren que tanto la atención en el domicilio como el cerclaje se asociaron con la menor duración de la hospitalización en el período prenatal, pero es poca la evidencia sobre alguna ventaja o desventaja clara de la política de atención en el domicilio versus atención hospitalaria. Por lo tanto, no se recomienda ningún cambio en las políticas existentes para tratar la placenta previa.

Comentario de la BSR por Osman NB

1. RESUMEN DE LA EVIDENCIA

Esta revisión Cochrane (1) se actualizó en 2003. Se incluyeron tres estudios clínicos en los que participó un total de 114 mujeres.

Se evaluaron dos intervenciones en mujeres con sospecha de placenta previa: atención en el domicilio versus hospitalización y cerclaje cervical versus sin cerclaje.

La revisión halló que ambas intervenciones (atención en el domicilio y cerclaje) estuvieron asociadas con una menor duración de la hospitalización en el período prenatal. Se encontró escasa evidencia de que existiera alguna ventaja o desventaja clara en la política de atención en el domicilio versus atención hospitalaria. Una mujer en el grupo de atención en el domicilio tuvo una hemorragia suficientemente grave como para necesitar una transfusión de sangre inmediata y la inducción del parto.

Se halló que el cerclaje cervical reduce el riesgo de parto antes de las 34 semanas de gestación y de nacimiento de un neonato con un peso menor a dos kilogramos. También hubo una tendencia a la reducción del riesgo de dar a luz a un neonato con un puntaje bajo de Apgar a los cinco minutos. En general, estos posibles beneficios fueron más evidentes en uno de los tres estudios clínicos incluidos a los que los revisores atribuyeron una calidad metodológica baja.

Los métodos utilizados para la búsqueda de bibliografía de estudios clínicos relevantes fueron adecuados. Se incluyeron datos sin publicar en idiomas que no eran el inglés, y los autores de la revisión se comunicaron con los investigadores implicados para obtener aclaraciones cuando fue necesario. Se cubrieron correctamente los resultados maternofetales, así como las intervenciones médicas.

La debilidad de esta revisión sistemática es que sólo tres estudios clínicos con 114 mujeres cumplieron con los criterios de inclusión. Estos números reducidos no tienen la potencia estadística suficiente para que la revisión llegue a conclusiones confiables. Por lo tanto, los autores concluyeron que los datos disponibles no fueron suficientes para recomendar algún cambio en la práctica clínica.

2. RELEVANCIA EN LUGARES DE ESCASOS RECURSOS

2.1. Magnitud del problema

La placenta previa es una complicación del embarazo que pone en riesgo la vida y un importante problema de salud pública en todo el mundo. Su impacto en los lugares de escasos recursos es muy superior a su impacto en los países desarrollados. En los lugares de escasos recursos a menudo no hay un conocimiento pleno de las señales de alerta de la placenta previa, lo que puede derivar en demoras para solicitar atención médica. Además, el sistema inadecuado de transporte y la necesidad de viajar largas distancias para llegar a una unidad de salud (que podría tener sólo recursos limitados para resolver el problema) aumentan el riesgo de hemorragia, que es la causa principal de muerte materna en África y Asia (2).

2.2. Aplicabilidad de los resultados

Los tres estudios incluidos en esta revisión sistemática se realizaron en América del Norte, donde el acceso a la atención de la salud y el nivel socioeconómico de las mujeres son muy diferentes a los de los países de escasos recursos en Asia y África. Si bien la fisiopatología de la placenta previa es similar en todo el mundo, es posible que una intervención para tratar el problema produzca diferentes resultados en países desarrollados y en vías de desarrollo. En todo caso, debido a la falta de datos, esta revisión no pudo llegar a una conclusión clara sobre las intervenciones evaluadas.

2.3. Implementación de la intervención

En este momento, los datos no son suficientes para recomendar un cambio en las políticas existentes para tratar la placenta previa.

3. INVESTIGACIÓN

Se necesitan investigaciones futuras, en especial estudios clínicos controlados aleatorizados de calidad metodológica sólida y con gran número de pacientes, en diferentes ámbitos (países desarrollados y en vías de desarrollo), para abordar la seguridad de políticas más conservadoras para la atención de las mujeres con sospecha de placenta previa, y la posible efectividad del cerclaje cervical.

Referencias

  • Neilson JP. Interventions for suspected placenta praevia. Cochrane Database of Systematic Reviews 2003; Issue 2, Art. No.: CD001998 DOI: 10.1002/14651858.CD001998.
  • Khan KS, Wojdyla D, Say L, Gülmezoglu AM, Van Look PF. WHO analysis of causes of maternal death: a systematic review. Lancet 2006;367:1066-74 Medline.

Este documento debería citarse como: Osman NB. Intervenciones por sospecha de placenta previa: Comentario de la BSR (última revisión: 28 agosto de 2007. La Biblioteca de Salud Reproductiva de la OMS; Ginebra: Organización Mundial de la Salud.

Compartir

Acerca del autor