Regímenes con antibióticos para el tratamiento de la infección intraamniótica

Sería prudente comenzar con el tratamiento antibiótico en las mujeres con infección intraamniótica debido a que las consecuencias de no comenzarlo son potencialmente peligrosas.

Comentario de la BSR por Yusuf L

1. RESUMEN DE LA EVIDENCIA

En la revisión se incluyeron dos estudios clínicos. Un estudio clínico comparó un régimen intraparto de ampicilina más gentamicina para reducir la infección postparto con el mismo régimen postparto (1). El tratamiento intraparto inmediato aparentemente fue más efectivo para reducir la sepsis neonatal (riesgo relativo [RR]: 0.08; intervalo de confianza (IC) del 95%: 0.00 a 1.44) y la neumonía neonatal (RR: 0.15, IC 95%: 0.01 a 2.92). El segundo estudio clínico comparó un régimen de ampicilina más gentamicina con ampicilina más gentamicina más clindamicina. Con ambos regímenes, se registraron números similares de complicaciones en los recién nacidos y menos casos de endometritis postparto. Sin embargo, dado que sólo dos estudios clínicos con 181 mujeres fueron elegibles para su inclusión, los intervalos de confianza son amplios y la base de pruebas es bastante débil.

Aparentemente, la revisión fue llevada a cabo de manera satisfactoria.

2. RELEVANCIA EN LUGARES DE ESCASOS RECURSOS

2.1. Magnitud del problema

La infección intraamniótica es una complicación grave del embarazo. Puede causar endometritis postparto, así como infección sistémica. Las infecciones clínicas y subclínicas contribuyen a una proporción considerable de casos de trabajo de parto prematuro. En una serie de pacientes ingresadas al hospital con diagnóstico de trabajo de parto prematuro, el 10% presentó un cultivo bacteriológico positivo (2). Entre las pacientes a término, la tasa de prevalencia de infección subclínica se estimó en aproximadamente entre el 1% y el 5% (3).

2.2 Aplicabilidad de los resultados

Los dos estudios clínicos incluidos en la revisión fueron realizados en EE. UU., donde el acceso a las investigaciones de laboratorio y el régimen antimicrobiano adecuado son probablemente mejores que en los países de bajos y medianos ingresos. Sin embargo, la escasez de datos suficientes hace menos relevante el tema de la aplicabilidad de los resultados de la revisión.

2.3. Implementación de la intervención

Aunque la base de pruebas no es sólida, parece prudente comenzar la administración de antibióticos a las mujeres con infección clínica intraamniótica, dado que las consecuencias de no hacerlo son potencialmente peligrosas. Como la mayoría de las infecciones aparentemente son polimicrobianas, se recomienda un régimen combinado efectivo contra los microorganismos grampositivos y gramnegativos en función de la flora local y los patrones de resistencia.

3. Investigación

Es necesario realizar estudios clínicos controlados aleatorizados en países de bajos ingresos para evaluar los regímenes de antibióticos óptimos.

Referencias

  • Gibbs RS, Duff P. Progress in pathogenesis and management of clinical intraamniotic infection. American journal of obstetrics and gynecology 1991;164:1317-1326.
  • Yoon BH, Romero R, Moon JB, Shim S-S, Kim M, Kim G, Jun JK. Clinical significance of intra-amniotic inflammation in patients with preterm labor and intact membranes. American journal of obstetrics and gynecology 2001;5:1130-1136.
  • Sweet RL, Gibbs RS. Intraamniotic infections (intrauterine infection in late pregnancy). Infectious Diseases of the Female Genital Tract. Baltimore: Williams and Wilkins 1985 .

Este documento debería citarse como: Yusuf L. Regímenes con antibióticos para el tratamiento de la infección intraamniótica: Comentario de la BSR (última revisión: 31 de agosto de 2004). La Biblioteca de Salud Reproductiva de la OMS; Ginebra: Organización Mundial de la Salud.

Compartir

Acerca del autor