Efecto de la administración de antihelmínticos para los helmintos transmitidos por el suelo durante el embarazo

Hasta 740 millones de personas en todo el mundo pueden padecer de infestación por anquilostomas, lo que lleva a deficiencia nutricional y anemia. Los datos limitados de tres estudios clínicos sugieren que, en zonas endémicas para los helmintos transmitidos por el suelo, es poco probable que una dosis única de un fármaco antihelmíntico reduzca la anemia materna y los resultados adversos relacionados para la madre y recién nacido.

Comentario de la BSR por Kumar N

1. INTRODUCCIÓN

Los helmintos transmitidos por el suelo (que incluyen anquilostomas, Ascaris lumbricoides y Trichuris trichiura) se han reconocido como un problema importante de salud pública en muchos países en desarrollo (1, 2). Se calcula que entre 576 y 740 millones de personas en todo el mundo padecen de infestación por anquilostomas (tanto el Ancylostoma duodenale como el Necator americanus) (3) que, debido a la pérdida crónica de sangre del intestino, lleva a deficiencia nutricional y anemia.

La anemia ferropénica en sí misma es la consecuencia más común de la deficiencia nutricional en el mundo. Se calcula que más del 50% de las mujeres en edad reproductiva en los países en desarrollo están anémicas. Existe una sólida asociación entre el grado de anemia durante el embarazo y los resultados del embarazo, particularmente bajo peso al nacer del neonato, parto prematuro, mortalidad perinatal y sobrevida neonatal. En teoría, hay grandes posibilidades de reducir el impacto de la anemia en el embarazo mediante el tratamiento de la embarazada con antihelmínticos en zonas donde la anquilostomiasis es frecuente.

Esta revisión buscó determinar los efectos de la administración de antihelmínticos para los helmintos transmitidos por el suelo durante el segundo y el tercer trimestre del embarazo en la anemia materna y los resultados del embarazo.

2. MÉTODOS DE LA REVISIÓN

Los autores de la revisión realizaron una búsqueda exhaustiva a través del registro electrónico de estudios clínicos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group). Los revisores buscaron estudios clínicos controlados aleatorizados que incluyeran la administración de antihelmínticos en embarazadas durante el segundo o el tercer trimestre.

El riesgo de sesgo en los estudios clínicos incluidos se evaluó mediante los criterios descritos en el manual Cochrane para revisiones sistemáticas de intervenciones (4). Cada autor extrajo los datos de forma independiente por medio del formulario acordado. Los datos extraídos se ingresaron y se analizaron con el programa informático Review Manager (RevMan 2008).

3. RESULTADOS DE LA REVISIÓN

Se incluyeron tres estudios clínicos controlados aleatorizados que evaluaron los efectos de la administración de antihelmínticos durante el segundo y el tercer trimestre del embarazo. Estos estudios clínicos, en los que participaron 1329 embarazadas, evaluaron los resultados maternos y perinatales asociados con la administración de antihelmínticos, que incluyeron anemia materna (definida como Hb < 11,0 g/dl), bajo peso al nacer (< 2500 g), parto prematuro (antes de las 37 semanas de gestación), mortalidad perinatal y sobrevida neonatal a los seis meses.

Los estudios clínicos se realizaron en Sierra Leona (184 mujeres), Perú (1042 mujeres) y Uganda (103 mujeres) e incluyeron mujeres en el segundo trimestre del embarazo. Los estudios clínicos habían evaluado, a través de un diseño aleatorizado controlado por placebo, los resultados de una dosis única de un antihelmíntico (400 mg de albendazol o 500 mg de mebendazol). Dos estudios también tuvieron la suplementación con hierro y la suplementación con hierro y ácido fólico como cointervención en ambos grupos.

La administración de una dosis única de un antihelmíntico, con o sin suplementación con hierro durante el segundo y el tercer trimestre del embarazo, no afectó la anemia materna cuando se la comparó con la suplementación con hierro sola (riesgo relativo [RR]: 0,76; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,39 a 1,45; dos estudios, n = 1017). Además, no se midió el efecto del tratamiento antihelmíntico en los resultados de bajo peso al nacer (RR: 0,94; IC 95%: 0,61 a 1,42 [un estudio, n = 950]), mortalidad perinatal (RR: 1,10; IC 95%: 0,55 a 2,22 [dos estudios, n = 1089]) y parto prematuro (RR: 0,85; IC 95%: 0,38 a 1,87 [un estudio, n = 984]).

Ninguno de los estudios indicó si se había recolectado alguna información sobre la sobrevida neonatal a los seis meses de edad. No se realizó un análisis de sensibilidad para el riesgo de sesgo debido a resultados incompletos sobre mortalidad perinatal ya que solo se incluyeron tres estudios en el análisis.

4. DISCUSIÓN

4.1. APLICABILIDAD DE LOS RESULTADOS

La revisión no encontró suficiente evidencia para recomendar el uso de antihelmínticos en embarazadas con el fin de reducir los riesgos asociados con la anemia en el embarazo. Los tres estudios incluidos en la revisión se realizaron en países en desarrollo con alta prevalencia conocida de helmintos transmitidos por el suelo. Debido a que los anquilostomas son principalmente responsables de causar anemia y la frecuencia de los anquilostomas en los tres estudios varió desde 38% hasta 65,6%, el papel del antihelmíntico de mejorar el estado anémico de las embarazadas podría haberse estudiado mejor al destacar los resultados de este grupo y al evitar aquellas mujeres que estuviesen posiblemente anémicas debido a causas diferentes a la deficiencia de hierro. Los hallazgos de la revisión son relevantes para las comunidades con altas tasas de anquilostomiasis.

4.2. IMPLEMENTACIÓN DE LA INTERVENCIÓN

En la actualidad, no existe justificación para realizar programas masivos de tratamiento antihelmíntico con el fin de reducir la anemia materna y mejorar los resultados clínicos para las madres y sus hijos. En un subgrupo del estudio en Sierra Leona, se halló que una dosis única de tratamiento antihelmíntico a comienzos del segundo trimestre de embarazo, junto con hierro y folato, tenía un efecto beneficioso sobre la anemia materna. Si se puede confirmar este resultado en un estudio clínico de mayor magnitud, podría tener implicaciones significativas de reducción de la anemia en las embarazadas. Además indicaría hasta qué punto la infestación con helmintos transmitidos por el suelo contribuye a la anemia en la población.

4.3. IMPLICACIONES PARA LA INVESTIGACIÓN

En los estudios clínicos incluidos en la revisión, las mujeres recibieron un fármaco antihelmíntico sin análisis previo para determinar la infestación con helmintos transmitidos por el suelo. Las investigaciones futuras deberían incluir estudios realizados solo en embarazadas que tengan un análisis de heces positivo con helmintos intestinales, antes de ser aleatorizadas en los diversos grupos de estudio. Como existe una relación directa entre la intensidad de la anquilostomiasis y la pérdida de sangre (5), la estratificación de los sujetos del estudio por carga intestinal de helmintos sería útil en los estudios futuros.

Fuentes de financiamiento: ninguna

Agradecimientos: ninguno

Referencias

  • Gbakima AA, Sherpard M. White P. Intestinal helminth infection in rural school children in Njala Sierra Leone. East African Medical Journal 1994;71:792-796.
  • Gupta MC, Mithal S, Arora KL, Tandon BN. Effects of periodic deforming on nutritional status of Ascidia infected pre-school children receiving supplementary food. The Lancet 1977;3:108-110.
  • Bethony Brooker Albonico. (2006) Soil transmitted helminth infections: ascariasis, trichuriasis and hookworm. Lancet 367: 1521-32
  • Higgins JPT, Green S, eds. Cochrane handbook for systematic reviews of interventions Version 5.0.2 (updated September 2009). The Cochrane Collaboration; 2009. Available from www.cochrane-handbook.org.
  • Larocque R, Casapia M, Gotuzzo E, Gyorkos TW, American Journal of Tropical Medicine and Hygiene 2005;73:783-789.

Este documento debería citarse como: Kumar N. Efecto de la administración de antihelmínticos para los helmintos transmitidos por el suelo durante el embarazo: Comentario de la BSR (última revisión: 1 de diciembre de 2009). La Biblioteca de Salud Reproductiva de la OMS; Ginebra: Organización Mundial de la Salud.

Compartir

Documentos relacionados

Acerca del autor