Métodos de reparación para lesiones obstétricas del esfínter anal

Aspectos prácticos de la BSR por Buppasiri P

NIVEL DE PRIMER CONTACTO (ATENCIÓN PRIMARIA)

  • Se debería recomendar el uso selectivo (limitado) de la episiotomía para reducir el riesgo de desgarros perineales de tercer o cuarto grado (1).
  • En todos los casos de parto vaginal, se deberá examinar cuidadosamente a las mujeres para identificar y evaluar el grado de las lesiones del esfínter anal.
  • Después de controlar la hemorragia, las mujeres con lesiones del esfínter anal deberán ser trasladadas a un centro de nivel secundario con profesionales idóneos para reparar la lesión. Si es imposible el traslado a un centro de nivel secundario, se intentará realizar la reparación, siempre que se disponga de: buena iluminación; analgesia adecuada; equipos adecuados: portagujas, pinzas dentadas, pinzas de Allis, materiales de sutura; y condiciones asépticas para llevar a cabo la operación.
  • El método de superposición puede resultar muy difícil si la persona que realizará la operación no tiene experiencia con esa técnica. En tal caso, se deberá usar la técnica terminoterminal.
  • Se puede encontrar la descripción de ambas técnicas en libros de texto de obstetricia y ginecología (véase por ejemplo, la referencia 3).
  • Después de la reparación, se debe recetar un ablandador de heces durante 5 a 10 días (4).
  • Aún no son concluyentes los resultados sobre la eficacia de la profilaxis antibiótica de rutina para el desgarro perineal de cuarto grado durante el parto vaginal (5).

NIVEL DEL HOSPITAL DE REFERENCIA (ATENCIÓN SECUNDARIA)

Lo más conveniente sería que las siguientes intervenciones tuvieran lugar en un ámbito hospitalario:

  • Solamente obstetras experimentados y que hayan recibido entrenamiento en la reparación de lesiones perineales graves deberán realizar la reparación (6 a 8).
  • Actualmente, se usan dos técnicas de reparación de lesiones del esfínter anal: la técnica de aproximación terminoterminal y la técnica de superposición (2, 9 a 12).
  • Se puede encontrar la descripción de las dos técnicas en libros de texto de obstetricia y ginecología (véase por ejemplo, la referencia 3).
  • Después de la operación, se debe recetar ablandador de heces por 5 a 10 días.
  • Se recomienda hacer un control de la mujer a las seis semanas después del parto para evaluar los síntomas de incontinencia anal.
  • Para pacientes con incontinencia anal se deberá usar ecografía endoanal, manometría anal y se ofrecerá una segunda reparación que la llevará a cabo un equipo multidisciplinario con obstetras bien entrenados y cirujanos colorrectales (2, 13).

EN CASA O EN LA COMUNIDAD

No corresponde.

Un agradecimiento al Prof. Pisake Lumbiganon, Prisedente de la Red Cochrane de Tailandia (Thai Cochrane Network) y a Ruth Martis, Educadora Clínica del proyecto SEA ORCHID, por sus comentarios y sugerencias.

  • Carroli G, Belizan J. Episiotomy for vaginal birth. Cochrane Database of Systematic Reviews 1997;Issue 2. Art. No.: CD000081; DOI: 10.1002/14651858.
  • Fernando R, Sultan AH, Kettle C, Thakar R, Radley S. Methods of repair for obstetric anal sphincter injury. Cochrane Database of Systematic Reviews 2006;Issue 3. Art. No.: CD002866. DOI: 10.1002/14651858.CD002866.pub2.
  • Cunningham FG, Leveno KJ, Bloom SL, Hauth JC, Gilstrap LC 3rd, Wenstrom KD. William obstetrics. 22nd edition. New York: McGraw-Hill; 2005:409-41.
  • Eogan M, Daly L, Behan M, O'Connell PR, O'Herlihy C. Randomised clinical trial of a laxative alone versus a laxative and a bulking agent after primary repair of obstetric anal sphincter injury. BJOG 2007;114(6):736-40.
  • Buppasiri P, Lumbiganon P, Thinkhamrop J, Thinkhamrop B. Antibiotic prophylaxis for fourth-degree perineal tear during vaginal birth. Cochrane Database of Systematic Reviews 2005;Issue 4. Art. No.: CD005125; DOI: 10.1002/14651858.CD005125.pub2.
  • Sultan AH, Thakar R. Lower genital tract and anal sphincter trauma. Best Pract Res Clin Obstet Gynaecol 2002;16:99-115.
  • Fernando RJ, Sultan AH, Radley S, Jones PW, Johanson RB. Management of obstetrics anal sphincter injury: a systematic review & national practice survey. BMC Health Service Research 2002;2:9. (Available at: http://www biomedcentral. com/1472-6963/2/9).
  • Stepp KJ, Siddiqui NY, Emery SP, Barber MD. Textbook recommendations for preventing and treating perineal injury at vaginal delivery. Obstet Gynecol 2006;107:361-6.
  • Fitzpatrick M, Behan M, O'Connell PR, O'Herlihy C. A randomized clinical trial comparing primary overlap with approximation repair of third-degree obstetric tears. Am J Obstet Gynecol 2000;183:1220-4.
  • Garcia V, Rogers RG, Kim SS, Hall RJ, Kammerer-Doak DN. Primary repair of obstetric anal sphincter laceration: a randomized trial of two surgical techniques. Am J Obstet Gynecol 2005;192:1697-701.
  • Williams A, Adams EJ, Tincello DG, Alfirevic Z, Walkinshaw SA, Richmond DH. How to repair an anal sphincter injury after vaginal delivery: results of a randomised controlled trial. BJOG 2006 Feb;113(2):201-7.
  • Fernando RJ, Sultan AH, Kettle C, Radley S, Jones P, O’ Brien PMS. Repair techniques for obstetric anal sphincter injuries. Obstet Gynecol 2006;107:1261-8.
  • Norderval S, Oian P, Revhaug A, Vonen B. Anal incontinence after obstetric sphincter tears: outcome of anatomic primary repairs. Dis Colon Rectum 2005;48(5):1055-61.

Este documento debería citarse como: Buppasiri P. Métodos de reparación para lesiones obstétricas del esfínter anal: Aspectos prácticos de la BSR (última revisión: 20 de agosto de 2007). La Biblioteca de Salud Reproductiva de la OMS; Ginebra: Organización Mundial de la Salud.

Compartir