Amnioinfusión para el líquido amniótico teñido de meconio

La amnioinfusión disminuye el riesgo de síndrome de aspiración de líquido amniótico meconial, de cesáreas y de morbilidad neonatal. La evidencia disponible respalda su uso en mujeres con líquido amniótico teñido de meconio, incluso en lugares de escasos recursos, dado que se dispone de instrumentos relativamente económicos para la amnioinfusión. Las pruebas sobre la posibilidad de efectos maternos adversos poco frecuentes pero graves de la amnioinfusión son escasas.

Comentario de la BSR por Boulvain M

1. RESUMEN DE LA EVIDENCIA

Se sugiere en esta revisión sistemática que el uso de amnioinfusión en casos de líquido amniótico teñido de meconio podría resultar beneficioso. La amnioinfusión disminuye el riesgo de síndrome de aspiración de líquido amniótico meconial, de cesáreas y de morbilidad neonatal. Los resultados del único estudio clínico realizado en un lugar de escasos recursos se informan por separado. Se observó también en la revisión una reducción en la incidencia del síndrome de aspiración de líquido amniótico meconial y una tendencia marcada hacia la disminución de muertes perinatales en el grupo de amnioinfusión. En general, la escasa magnitud de los estudios clínicos revisados impidió abordar los efectos secundarios potenciales de la amnioinfusión para la madre. Se desconoce el efecto de la amnioinfusión en la transmisión vertical del VIH.

La metodología utilizada para esta revisión sistemática es adecuada. Se describieron correctamente los criterios de inclusión y exclusión de los estudios clínicos controlados aleatorizados. Los resultados principales se especificaron previamente y en las conclusiones se asignó poca importancia a los efectos sobre los resultados intermedios (por ejemplo, desaceleraciones de la frecuencia cardíaca fetal, puntaje de Apgar).

2. RELEVANCIA EN LUGARES DE ESCASOS RECURSOS

2.1. Magnitud del problema

Si bien el líquido amniótico teñido de meconio es común, no es un marcador confiable de sufrimiento fetal. A veces, este cuadro se considera un indicio para la práctica de una cesárea. En África del Sur, por ejemplo, debido que las mujeres utilizan remedios herbarios con propiedades ocitócicas para facilitar el trabajo de parto, el líquido amniótico teñido de meconio es especialmente común (hasta el 30% de todos los partos) (1). Entre las complicaciones neonatales del líquido amniótico teñido de meconio se incluyen el síndrome de aspiración de líquido amniótico meconial, que es poco frecuente pero grave (2). En lugares de escasos recursos, a menudo no se cuenta con los equipos pediátricos necesarios para tratar este síndrome. Esta situación destaca la importancia de una intervención para evitar el síndrome de aspiración de líquido amniótico meconial en un contexto de ese tipo.

2.2. Factibilidad de la intervención

Excepto en los casos en que el meconio se calificó como "espeso", se observó que la reproducibilidad inter e intraobservador del diagnóstico de líquido amniótico teñido de meconio fue deficiente (3). Esto puede constituir una restricción al optar por una política de amnioinfusión para el líquido amniótico teñido de meconio. Es cierto que las sondas diseñadas para realizar amnioinfusiones son costosas, no obstante, también es posible realizar el procedimiento con instrumentos menos costosos, como por ejemplo, las sondas de aspiración neonatal, que generalmente se hallan ampliamente disponibles. La técnica es simple, pero lograr llevarla a cabo de manera óptima requiere de cierta experiencia. Al analizar la puesta en práctica de esta intervención, deben considerarse la disponibilidad y el costo de los líquidos estériles, el cual puede en ciertos lugares no encontrarse al alcance de las familias o los sistemas de salud. Sería útil calcular el número de mujeres que deben someterse al tratamiento con amnioinfusión para evitar un resultado sustancial (muerte perinatal o admisión a unidad de cuidados intensivos neonatales debido al síndrome de aspiración de líquido amniótico meconial) y multiplicarlo por el costo de una intervención (por ejemplo, un litro de líquidos y una sonda). Hacerlo permitiría comparar el costo y la efectividad de la amnioinfusión con la de otras intervenciones. Según los resultados del estudio clínico de Zimbabwe (4), 10 mujeres necesitan tratamiento con amnioinfusión para evitar el síndrome de aspiración de líquido amniótico meconial y otras 40 para evitar una muerte perinatal. Este resultado sugiere que esta intervención es probablemente muy efectiva en relación con el costo en lugares de escasos recursos.

2.3. Aplicabilidad de los resultados de la Revisión Cochrane

La mayoría de los estudios revisados se realizaron en centros con posibilidad de acceso inmediato a unidades pediátricas, un factor crucial para el manejo de la aspiración meconial y la prevención del síndrome. Los resultados del estudio clínico realizado en Zimbabwe (4), sugieren que el efecto de la amnioinfusión para el meconio podría ser incluso más importante en hospitales con recursos insuficientes.

2.4. Implementación de la intervención

Es posible poner en práctica esta intervención con sondas menos costosas. La revisión de la evidencia disponible, incluidos los estudios clínicos recientemente publicados en lugares de escasos recursos, respaldan el uso de la amnioinfusión en mujeres con líquido amniótico teñido de meconio.

2.5. Investigación

La investigación debe concentrarse en la puesta en práctica de la amnioinfusión, incluida la aceptabilidad de la intervención por parte de las mujeres y los prestadores de salud y el monitoreo de complicaciones poco frecuentes pero graves (procidencia de cordón, perforación uterina, sepsis y endometritis). Es necesario evaluar la relación entre el costo y la efectividad de la amnioinfusión en diferentes ámbitos. Debería examinarse también el efecto de la amnioinfusión en la transmisión del VIH.

Fuentes de financiación: Universidad de Ginebra (University of Geneva), Suiza.

Agradecimientos: este comentario fue preparado anteriormente por el Prof. Graham Howarth.

Referencias

  • Mitri F, Hofmeyr G J, Van Gelderen C J. Meconium during labour: self-medication and other associations. South African medical journal 1987;71:431-433.
  • Usta I, Mercer B, Aswad N, Sibai B. The impact of a policy of amnioinfusion for meconium stained amniotic fluid. Obstetrics and gynecology 1995;85 (2):237-241.
  • van Heijst M, van Roosmalen G, Keirse M. Classifying meconium stained liquor: is it feasible. Birth 1995;224 (4):191-195.
  • Mahomed K, Mulambo T, Woelk G, Hofmeyr GJ, Gülmezoglu AM. The Collaborative Randomized Amnioinfusion for Meconium Project (CRAMP): 2. Zimbabwe. British journal of obstetrics and gynaecology 1998;105:309-313.

Este documento debería citarse como: Boulvain M. Amnioinfusión para el líquido amniótico teñido de meconio: Comentario de la BSR (última revisión: 24 de junio de 2002). La Biblioteca de Salud Reproductiva de la OMS; Ginebra: Organización Mundial de la Salud.

Compartir

Acerca del autor