Comparación entre la administración temprana y tardía de líquidos y alimentos por vía oral después de la cesárea

El inicio temprano de la alimentación estuvo asociado con menor tiempo de retorno de los ruidos intestinales, menor estancia hospitalaria postoperatoria y con indicio de menor distensión abdominal. No se han encontrado pruebas para justificar una política de restricción de los líquidos o alimentos por vía oral después de una cesárea sin complicaciones.

Comentario de la BSR por Liabsuetrakul T

1. RESUMEN DE LA EVIDENCIA

El objetivo de la revisión es evaluar los beneficios y daños de una política de inicio temprano versus inicio tardío de administración de líquidos y alimentos por vía oral después de la cesárea. Las definiciones de "temprano" y "tardío" variaron en los diferentes estudios clínicos. Aunque se incluyeron seis estudios clínicos en la revisión, la mayoría de los hallazgos arrojados por esta última se basa en los resultados de uno o dos estudios clínicos. El inicio temprano de la alimentación estuvo asociado con: reducción en el tiempo para el retorno de los ruidos intestinales (un estudio; 118 mujeres; -4.30 horas; intervalo de confianza (IC) del 95%: -6.78 a -1.82 horas); reducción en la hospitalización postoperatoria (2 estudios; 220 mujeres; riesgo relativo (RR): -0.75 días, IC 95%: -1.37 a -0.12 días); y con indicios de reducción en la distensión abdominal (3 estudios; 369 mujeres; RR: 0.78, IC 95%: 0.55–1.11). Los revisores llegaron a la conclusión de que no había evidencia para justificar una política de restricción de líquidos o alimentos por vía oral después de una cesárea sin complicaciones, y recomendaron la realización de estudios clínicos adicionales adecuadamente diseñados.

La base de pruebas para guiar la toma de decisiones es débil como consecuencia de las variaciones en las definiciones de las intervenciones, los tamaños reducidos de los estudios clínicos y la posibilidad de sesgo de desempeño (1) en algunos de los estudios clínicos. Excepto por el tipo de analgesia, no fue posible realizar otros análisis de subgrupos planificados debido a la falta de datos.

2. RELEVANCIA EN LUGARES DE ESCASOS RECURSOS

2.1. Magnitud del problema

La cesárea es una cirugía frecuente en la atención obstétrica. Los índices de cesáreas varían aproximadamente entre el 25% y el 40% en algunos de los grandes países asiáticos como China (2), India (3), Corea del Sur (4) y Tailandia (5). El inicio tardío de la administración de líquidos y alimentos por vía oral puede ser molesto para las mujeres en el período postoperatorio. Las mujeres sometidas a anestesia regional para cesárea pueden sentirse mejor si ingieren líquidos y alimentos por vía oral en forma temprana. Sin embargo, las rutinas hospitalarias establecidas limitan con frecuencia la ingesta temprana de alimentos y líquidos por temor a la distensión abdominal y los posibles vómitos. En Tailandia, la política general después de la cesárea es que las mujeres cumplan con "nada por vía oral" durante 12 a 24 horas o hasta que retornen los ruidos intestinales. Luego de esto, se inicia la ingesta de líquidos y dieta liviana por vía oral, seguida más tarde de una dieta normal.

2.2. Aplicabilidad de los resultados

Dado que los estudios clínicos incluidos en la revisión se realizaron tanto en países en vías de desarrollo como en países desarrollados, los hallazgos son aplicables a todos los ámbitos. Sin embargo, no se halló evidencia para justificar una política de postergación de la ingesta de alimentos (o viceversa). Existe una serie de factores que pueden influir en la decisión del inicio temprano o tardío de la administración de líquidos y alimentos. Entre ellos se incluyen: el tipo de incisión abdominal, el cierre del peritoneo, el grado de irritación intestinal y el uso de otros procedimientos quirúrgicos durante la cesárea. La incisión cutánea mediana baja, el taponamiento durante la cirugía o la limpieza de líquido amniótico o sangre de la cavidad abdominal y el cierre del peritoneo también pueden afectar el retorno de la función intestinal (6, 7). Es necesario considerar todos estos factores al determinar la aplicabilidad de los hallazgos de los estudios clínicos sobre el inicio "temprano" versus el inicio "tardío" de administración de líquidos y alimentos sólidos.

2.3. Implementación de la intervención

El inicio temprano de la administración de líquidos y alimentos después de una cesárea sin complicaciones sería fácil de implementar en todos los ámbitos. Sin embargo, se debe reconocer que no se cuenta con evidencia sólida para respaldar cualquiera de las dos políticas y que es necesario verificar los cambios en las rutinas para garantizar la detección de eventos adversos inesperados.

3. INVESTIGACIÓN

Es necesario realizar estudios clínicos aleatorizados adecuadamente diseñados que comparen el inicio temprano versus el inicio tardío de la administración de líquidos o alimentos por vía oral después de la cesárea, independientemente del tipo de ámbito. El tipo de incisión abdominal, el cierre del peritoneo, el nivel de irritación intestinal y el uso de otras técnicas de cesárea deberían registrarse o utilizarse para la estratificación con el fin de facilitar la interpretación de los resultados de dichos estudios clínicos.

Fuentes de financiación: Facultad de Medicina, Universidad Prince of Songkla, Hat Yai, Songkhla, Tailandia

Referencias

  • Weinstein L, Dyne PL, Duerbeck NB. M. The PROEF diet- a new postoperative regimen for oral early feeding. American journal of obstetrics and gynecology 1993;168:128-131.
  • Leung GM, Lam TH, Thach TQ, et al. Rates of cesarean births in Hong Kong: 1987-1999. Birth 2001;28:166-172.
  • Kambo I, Bedi N, Saxena NC. A critical appraisal of cesarean section rates at teaching hospitals in India. International journal of gynecology & obstetrics 2002;79:115-158.
  • Lee SI, Khang YH, Lee MS. Women’s attitudes toward mode of delivery in South Korea- a society with high cesarean section rates. Birth 2004;31:108-116.
  • Chanrachakul B, Herabutya Y, Udomsubpayakul U. Epidemiology of cesarean section at the general, private and university hospitals in Thailand. Journal of obstetrics and gynaecology research 2000;26:357-361.
  • Miedema BW, Johnson JO. Methods for decreasing postoperative gut dysmotility. The Lancet Oncology 2003;4:365-372.
  • Ferrari AG, Frigerio LG, Candotti G, et al. Can Joel-Cohen incision and single layer reconstruction reduce cesarean section morbidity. International journal of gynecology & obstetrics 2001;72:135-143.

Este documento debería citarse como: Liabsuetrakul T. Comparación entre la administración temprana y tardía de líquidos y alimentos por vía oral después de la cesárea: Comentario de la BSR (última revisión: 5 de noviembre de 2004). La Biblioteca de Salud Reproductiva de la OMS; Ginebra: Organización Mundial de la Salud.

Compartir

Acerca del autor