Anestesia regional versus general para la cesárea

Esta revisión sugiere que no hay una superioridad clara entre la anestesia regional y la anestesia general cuando se utilizan durante una cesárea. La elección del método debe basarse en la preferencia de la mujer respecto de algunas ventajas y desventajas de cualquiera de los procedimientos y la disponibilidad de equipos apropiados y expertos que administren cualquier tipo de anestesia.

Comentario de la BSR por Bamigboye AA

1. RESUMEN DE LA EVIDENCIA

Publicada en 2006, esta revisión Cochrane comparó los efectos de la anestesia regional con los de la anestesia general sobre los resultados maternos y neonatales. La revisión incluye 16 estudios en los que participaron 1586 mujeres. Se buscaron estudios clínicos controlados aleatorizados apropiados de acuerdo con el protocolo Cochrane en diciembre de 2005.

La revisión halló que la diferencia entre los niveles de hematócrito antes y después de la cirugía en mujeres que recibieron anestesia regional (raquídea o peridural) para la cesárea fue menor comparada con quienes recibieron anestesia general. De modo similar, se calculó que las mujeres que recibieron anestesia regional tuvieron menos pérdida de sangre que las que recibieron anestesia general.

Ninguno de los estudios incluidos informó sobre la infección de la herida o cualquier otra infección relacionada con la cesárea.

Si bien no hubo diferencias en el nivel de satisfacción de las mujeres con el tipo de anestesia que recibieron, más mujeres dijeron que preferirían recibir anestesia general para su próxima cesárea.

Las náuseas y los vómitos fueron más frecuentes en las mujeres que recibieron anestesia regional en comparación con quienes recibieron anestesia general, pero los escalofríos fueron más frecuentes en este último grupo.

No hubo diferencias en el efecto global sobre el pH venoso o arterial del cordón umbilical, la necesidad de reanimación con oxígeno y los puntajes de capacidad adaptativa neonatal a las 2 a 4 horas entre las mujeres que recibieron anestesia general o regional. En cuanto a la media de los puntajes de Apgar, la tendencia favoreció al grupo de peridural al minuto uno, pero no se observó una diferencia significativa entre los grupos a los cinco minutos. En un subgrupo de neonatos con asfixia al nacer, no se hallaron diferencias en los puntajes de Apgar entre los dos grupos.

2. RELEVANCIA EN LUGARES DE ESCASOS RECURSOS

2.1. Magnitud del problema

En promedio, alrededor del 15% de los nacimientos de todo el mundo se produce a través de una cesárea. La tasa más alta (29.2%) se observa en América Latina y el Caribe, y la más baja (3.5%), en África. En general, en los países desarrollados la proporción de partos por cesárea es del 21.1%.

Dado que la cesárea afecta a una proporción importante de mujeres durante el parto, es pertinente abordar la elección entre las dos opciones en lugares de escasos recursos. Esto es especialmente pertinente en los lugares en los que ambos métodos están disponibles pero en los que puede haber una falta de acceso a unidades de reanimación con tecnología avanzada para adultos y neonatos.

2.2. Aplicabilidad de los resultados

Los estudios clínicos incluidos en la revisión se realizaron en una mezcla de países desarrollados y en vías de desarrollo. No hay motivo conocido para creer que los resultados podrían haber sido diferentes si todos los estudios se hubieran realizado en lugares de escasos recursos. Por lo tanto, los hallazgos de la revisión pueden aplicarse a lugares de escasos recursos. Sin embargo, como se menciona anteriormente, la disponibilidad de los servicios relacionados quizás desempeñe un papel en la determinación de la aplicabilidad.

2.3. Implementación de la intervención

La anestesia regional parece ofrecer algún beneficio en cuanto a la pérdida de sangre. Este beneficio no tuvo importancia clínica, como se puede juzgar por la necesidad de realizar transfusiones de sangre.

En esta revisión no se abordaron los efectos a largo plazo de la anestesia regional versus general. Esta revisión sugiere que tanto la anestesia general como la regional podrían considerarse para el parto por cesárea. La elección del método debe basarse en el estado clínico de la mujer, la decisión bien fundada que ella haya tomado y la disponibilidad de equipos apropiados y expertos que administren cualquier tipo de anestesia.

En muchos centros de atención de la salud en países en vías de desarrollo, las enfermeras anestesistas administran la anestesia general y, habitualmente, los médicos administran la anestesia regional. Por lo tanto, es tranquilizador saber que los resultados como la morbilidad y mortalidad materna y perinatal no se ven afectados por el tipo de anestesia utilizado para la cesárea.

3. INVESTIGACIÓN

Se deben realizar estudios clínicos futuros para determinar los efectos a largo plazo de la anestesia regional y general en las madres y los niños que nacen a través de una cesárea.

Fuentes de financiación: Ninguna

Referencias

  • Afolabi BB, Lesi FEA, Merah NA. Regional versus general anaesthesia for caesarean section. Cochrane Database of Systematic Reviews. Issue 4. Art. No. 2006;CD004350: 10.1002/14651858.CD004350.pub2.
  • Betrán AP, Merialdi M, Lauer JA, Bing-Shun W, Thomas J, Van Look P, et al. Rates of caesarean section: analysis of global, regional and national estimates. Paediatr Perinat Epidemiol 2007;21:98-113 DOI: 10.1111/j.1365-3016.2007.00786.x. Medline

Este documento debería citarse como: Bamigboye AA. Anestesia regional versus general para la cesárea Comentario de la BSR (última revisión: 29 de noviembre de 2007). La Biblioteca de Salud Reproductiva de la OMS; Ginebra: Organización Mundial de la Salud.

Compartir

Acerca del autor