Intervenciones psicosociales y psicológicas para la prevención de la depresión postparto

No existe evidencia para recomendar las intervenciones psicosociales para la prevención de la depresión postparto. En los lugares de escasos recursos, el apoyo emocional durante el embarazo y el período postparto generalmente está a cargo de la familia de la mujer. Los esfuerzos deben dirigirse a educar a los familiares en la detección precoz de los signos y síntomas de depresión en la embarazada.

Comentario de la BSR por Castillo-Torralba M

1. RESUMEN DE LA EVIDENCIA

Esta revisión Cochrane (1) se actualizó por última vez en 2004. Resume los resultados de 15 estudios clínicos en los que participaron 7697 mujeres. La revisión descubrió que las mujeres que recibieron intervenciones psicosociales preventivas tuvieron las mismas probabilidades de experimentar depresión postparto que quienes recibieron atención estándar (riesgo relativo [RR]: 0.81, intervalo de confianza [IC] del 95%: 0.65 a 1.02). Las intervenciones incluyeron cursos prenatales y postnatales, visitas domiciliarias de personas sin estudios formales, seguimiento temprano posterior al parto, aplicación de modelos de atención continua, el interrogatorio psicológico intrahospitalario y psicoterapia interpersonal. Por lo tanto, en la actualidad no existen evidencias que permitan recomendar estas prácticas para la prevención de la depresión postparto. Debe destacarse que las intervenciones (capacitación del personal, información y apoyo provistos, etc.) implementadas en los estudios incluidos no se describen en detalle.

Existen pruebas que sugieren que las intervenciones con el componente postnatal únicamente parecieron ser más beneficiosas (RR: 0.76, IC 95%: 0.58 a 0,98) que las intervenciones que también incorporaron el componente prenatal. Mientras que las intervenciones individuales pueden ser más efectivas (RR: 0.76, IC 95%: 0.59 a 1.00) que las grupales, las mujeres que recibieron una intervención de contacto múltiple tuvieron las mismas probabilidades de experimentar depresión posparto que quienes recibieron una intervención de único contacto. Del mismo modo, estas intervenciones preventivas no tenían efecto aparente alguno sobre los otros resultados maternos, que incluyen el contacto con el servicio de salud, el vínculo materno-infantil, las actitudes maternas hacia la maternidad, la competencia materna, la salud física y mental general, el apoyo percibido, la duración de la lactancia y los problemas matrimoniales.

2. RELEVANCIA EN LUGARES DE ESCASOS RECURSOS

2.1. Magnitud del problema

Las dificultades financieras son un factor de riesgo comúnmente asociado a la depresión perinatal. En los países en vías de desarrollo, el bajo nivel socioeconómico afecta a muchas mujeres y a sus familias. En consecuencia, las mujeres de estos lugares pueden tener un mayor riesgo de desarrollar depresión postparto. Es necesario desarrollar intervenciones efectivas dirigidas a las madres de estos lugares.

2.2. Aplicabilidad de los resultados

Las intervenciones de la revisión incluyeron cursos prenatales y postnatales, visitas domiciliarias de personas si n estudios formales, seguimiento temprano posterior al parto, modelos de atención continua, el interrogatorio psicológico intrahospitalario y psicoterapia interpersonal a cargo de enfermeras, parteras y otros profesionales. La implementación de la totalidad de dichas intervenciones puede no ser factible en los diferentes ámbitos socioeconómicos y culturales. En los lugares de escasos recursos, como en el país del autor (Filipinas), el apoyo emocional durante el embarazo y el período postparto generalmente está a cargo del esposo y la familia "ampliada" (es decir, los abuelos y otros familiares) de la paciente. En este país, no es común que las embarazadas busquen ayuda profesional si están deprimidas, sino más bien que recurran a su familia en busca de apoyo. El autor cree que los resultados del estudio posiblemente serían diferentes en este ámbito si las intervenciones para prevenir la depresión postparto estuvieran a cargo no sólo de profesionales capacitados, sino también de los familiares de las pacientes. En su opinión, el esfuerzo inicial en este lugar debe estar dirigido a educar a los familiares en la detección precoz de los signos y síntomas de depresión en una embarazada, como así también en el tratamiento de primera línea mientras se aguarda la evaluación de un profesional.

2.3. Implementación de la intervención

No existe evidencia para recomendar las intervenciones psicosociales para la prevención de la depresión postparto.

3. INVESTIGACIÓN

Los protocolos de la investigación sobre las intervenciones psicosociales para la prevención de la depresión postparto (2) deben mencionar específicamente en qué se diferencian las intervenciones de la atención habitual que se brinda a las mujeres durante los períodos prenatal y postparto.

En los lugares de escasos recursos es necesario realizar una investigación sobre la efectividad del apoyo provisto no sólo por los profesionales capacitados sino también por los familiares de las mujeres.

Referencias

  • Dennis C-L, Creedy D. Intervenciones psicosociales y psicológicas para la prevención de la depresión postparto. Base de Datos de Revisiones Sistemáticas; 2004, Número 4. Art. n.º: CD001134. DOI: 10.1002/14651858.CD001134.pub2.
  • Beck CT. Predictors of postpartum depression: an update. Nurs Res 2001;50:275-85.

Este documento debería citarse como: Castillo-Torralba M. Intervenciones psicosociales y psicológicas para la prevención de la depresión postparto: Comentario de la BSR (última revisión: 24 de septiembre de 2007 Biblioteca de Salud Reproductiva de la OMS; Ginebra: Organización Mundial de la Salud.

Compartir

Acerca del autor