Eritropoyetina temprana para la prevención de la transfusión de eritrocitos en neonatos prematuros o de bajo peso al nacer

Revisión Cochrane de Ohlsson A, Aher SM

Este documento debería citarse como: Ohlsson A, Aher SM. Eritropoyetina temprana para la prevención de la transfusión de eritrocitos en neonatos prematuros o de bajo peso al nacer. Base de Datos Cochrane de Revisiones Sistemáticas 2007, Número 4. Art. n.º: CD004863. DOI: 10.1002/14651858.CD004863.pub2.

RESUMEN

Título

Eritropoyetina temprana para la prevención de la transfusión de eritrocitos en neonatos prematuros o de bajo peso al nacer

Antecedentes

El nivel de hematocritos desciende tras el nacimiento de neonatos prematuros debido a factores fisiológicos y a la sangría. Los niveles plasmáticos bajos de eritropoyetina (EPO) en neonatos prematuros ofrecen un fundamento para el uso de EPO para la prevención o el tratamiento de la anemia.

Objetivos

Objetivo primario: Evaluar la efectividad y la seguridad de la iniciación de EPO temprana (antes de los 8 días tras el nacimiento) para reducir las transfusiones de eritrocitos en neonatos prematuros o de bajo peso al nacer.

Estrategia de búsqueda

En noviembre de 2005, se realizaron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Estudios Clínicos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL, la Biblioteca Cochrane), MEDLINE, EMBASE, CINAHL, resúmenes de reuniones científicas publicadas en Pediatric Research y listas de referencias de revisiones y estudios clínicos identificados. No se aplicó ninguna restricción de idioma.

Criterios de selección

Estudios clínicos controlados aleatorizados o cuasi aleatorizados de iniciación temprana del tratamiento con EPO (iniciado antes de los ocho días de vida) versus placebo o ninguna intervención en neonatos prematuros (< 37 semanas) o de bajo peso al nacer (< 2500 g). Para su inclusión, los estudios debieron proporcionar información sobre al menos un resultado de interés.

Recolección y análisis de datos

Los dos autores resumieron los datos en formularios de obtención de datos probados previamente. Un autor de revisión (AO) ingresó los datos y el otro (SA) verificó su exactitud. Los datos se analizaron con el programa RevMan 4.2.8. Los métodos estadísticos incluyeron riesgo relativo (RR) "típico", diferencia de riesgo (DR), número necesario a tratar para producir un beneficio (NNTB) y número necesario a tratar para producir un daño (NNTD) para los resultados dicotómicos, y la diferencia de medias ponderada (DMP) para los resultados continuos con sus intervalos de confianza (IC) del 95%. Se usó un modelo de efectos fijos para los metanálisis. Las pruebas de heterogeneidad, incluida la estadística de I cuadrado (estadística I2), se realizaron para evaluar la conveniencia de la agrupación de datos.

Resultados principales

En la revisión se incluyeron 23 estudios con 2074 neonatos prematuros de 18 países. Todos los estudios, excepto uno, aplicaron guías de transfusión. La calidad de los estudios clínicos fue variada. La mayoría de los estudios clínicos fueron de tamaño muestral pequeño. Sólo un estudio especificó con claridad que los neonatos se excluían si habían recibido transfusión de eritrocitos antes del ingreso al estudio (Arif 2005). Un total de 16 estudios, en los que participaron 1825 neonatos, proporcionaron información sobre el resultado primario de "uso de una o más transfusiones de eritrocitos". Las estimaciones de resumen fueron significativas (RR típico: 0.80 [IC del 95%: 0.75 a 0.86]; DR típica: -0.13 [IC del 95%: -0.17 a -0.09]; NNTB típico: 8 [IC del 95%: 6 a 11]). La heterogeneidad fue estadísticamente significativa (para RR [p < 0.004]; I2 = 56.7%; para DR [p = 0.003]; I2 = 56.0%). Se obtuvieron resultados similares en los análisis secundarios basados en diferentes combinaciones de dosis altas de EPO y en la administración alta y baja de suplementos de hierro. No hubo datos suficientes para establecer conclusiones para EPO de dosis bajas en combinación con dosis altas o bajas de hierro. Dos estudios (n = 188) informaron una reducción significativa en el número de donantes a los que estuvo expuesto el neonato (DMP típica: -0,63 [IC del 95%: -1.07 a -0.19]). Se observó una reducción significativa en el volumen total (ml/kg) de sangre transfundida por neonato (DMP típica: -6 ml [IC del 95%: -1 a -11]) y en el número de transfusiones por neonato (DMP típica: -0.27 [IC del 95%: -0.12 a -0.42]). Se produjo un aumento significativo en el riesgo de retinopatía del prematuro (RP) de fase > 3 en el grupo de EPO (RR típico: 1.71 [IC del 95%: 1.15 a 2.54]; DR típica: 0.05 [IC del 95%: 0.01 a 0.09]; NNTD: 20 [IC del 95%: 11 a 100]). Los resultados no significativos para RP (cualquier fase informada) mostraron una tendencia similar. El mayor riesgo de RP puede estar asociado con el uso de dosis más altas de hierro suplementario en el grupo de EPO que en el grupo control. Las siguientes medidas de resultado no se modificaron significativamente con la administración de EPO: tasas de mortalidad, sepsis, hemorragia intraventricular, leucomalacia periventricular, enterocolitis necrosante, displasia broncopulmonar, neutropenia, hipertensión, duración de la estancia hospitalaria o resultados del desarrollo neurológico a largo plazo.

Conclusiones de los autores

La administración temprana de EPO reduce el uso de una o más transfusiones de eritrocitos, el volumen de eritrocitos transfundidos, y el número de donantes y transfusiones al que está expuesto el neonato después del ingreso al estudio. Las reducciones pequeñas tienen importancia clínica limitada. Es probable que la exposición a donantes no pueda evitarse, ya que la mayoría de los estudios incluyó neonatos que habían recibido transfusiones de eritrocitos antes del ingreso al estudio clínico. Hubo un aumento significativo en la tasa de RP (fase > 3). Los datos de animales y los estudios observacionales en seres humanos apoyan una posible asociación entre el tratamiento con EPO y el desarrollo de RP. La EPO no reduce ni aumenta significativamente ninguno de los otros resultados adversos neonatales importantes, incluida la mortalidad. Se debe determinar la incidencia de RP en los estudios que ya se han realizado pero que no proporcionaron información sobre este resultado. Toda investigación en curso debe tratar el tema de RP y evaluar la práctica clínica actual que limitará la exposición a donantes a través de unidades satélites. Los esfuerzos de investigación deben centrarse en la limitación de la exposición a donantes (a la menor cantidad de donantes posible) durante los primeros días de vida en los neonatos enfermos, cuando es probable que sean más necesarias las transfusiones de eritrocitos y no puedan evitarse mediante el tratamiento de EPO temprano (o tardío). Debido a los beneficios limitados y al mayor riesgo de RP, no se recomienda la administración temprana de EPO.

Compartir