Intervenciones para prevenir la hipotermia al momento del parto en prematuros o neonatos de bajo peso al nacer

Revisión Cochrane por McCall EM, Alderdice F, Halliday HL, Jenkins JG, Vohra S

Este documento debería citarse como: McCall EM, Alderdice F, Halliday HL, Jenkins JG, Vohra S. Intervenciones para prevenir la hipotermia al momento del parto en prematuros o neonatos de bajo peso al nacer. Base de Datos Cochrane de Revisiones Sistemáticas 2010, Número 3. Art. n.º: CD004210. DOI: 10.1002/14651858.CD004210.pub4.

RESUMEN

Título

Intervenciones para prevenir la hipotermia al momento del parto en prematuros o neonatos de bajo peso al nacer

Antecedentes

Mantener la temperatura corporal alta en prematuros vulnerables es problemático incluso cuando en la sala de partos se siguen las pautas del tratamiento térmico de rutina.

Objetivos

Evaluar la eficacia y la seguridad de las intervenciones diseñadas para la prevención de la hipotermia en prematuros o neonatos de bajo peso al nacer aplicadas en un lapso máximo de 10 minutos después del parto y en la sala de partos, en comparación con el tratamiento térmico de rutina.

Estrategia de búsqueda

Se utilizó la estrategia de búsqueda estándar del Grupo Cochrane de Neonatología (Cochrane Neonatal Review Group, CNRG). La revisión se actualizó en octubre de 2009.

Criterios de selección

Los estudios clínicos que utilizan asignación aleatoria o cuasi aleatoria a fin de evaluar una intervención específica diseñada para prevenir la hipotermia (además del tratamiento térmico «de rutina»), aplicada en el transcurso de 10 minutos después del parto y en la sala de partos a neonatos de menos de 37 semanas de edad gestacional o con un peso al nacer menor o igual que 2500 g.

Recolección y análisis de datos

Se utilizaron los métodos del Grupo Cochrane de Neonatología para el análisis y la recolección de datos.

Resultados principales

1) Barreras contra la pérdida de calor (cinco estudios; bolsas o envolturas plásticas [3], gorras plásticas [1], gorras de tejido elástico de punto [1]): Las bolsas o envolturas plásticas fueron efectivas para reducir la pérdida de calor en los neonatos con menos de 28 semanas de gestación (cuatro estudios, n = 223; DMP: 0,68 º C; IC 95%: 0,45 a 0,91), pero no en el grupo de neonatos de 28 a 31 semanas de gestación. Las gorras plásticas fueron efectivas en la reducción de la pérdida de calor en los neonatos con menos de 29 semanas de gestación (un estudio, n = 64; DM 0,80 º C. IC 95%: 0,41; 1,19). No hubo evidencia suficiente para sugerir que las envolturas plásticas o las gorras plásticas reducen el riesgo de muerte durante la hospitalización. No hubo evidencia de diferencias significativas en otros resultados clínicos para las comparaciones de las envolturas/bolsas plásticas o las gorras plásticas. Las gorras de tejido elástico de punto no fueron efectivas en la reducción de la pérdida de calor. 2) Fuentes de calor externas (dos estudios; piel a piel [1], colchón TransWarmer [1]): Se demostró que el contacto piel a piel fue efectivo para reducir el riesgo de hipotermia en comparación con el tratamiento convencional de los neonatos en la incubadora (un estudio, n = 31; RR: 0,09; IC 95%: 0,01 a 0,64). El colchón TransWarmer redujo la incidencia de la hipotermia en la admisión a la unidad de cuidados intensivos neonatales en neonatos de muy bajo peso al nacer (un estudio, n = 24; RR: 0.30; IC 95%: 0,11; 0,83).

Conclusiones de los autores

Las bolsas o envolturas plásticas, las gorras plásticas, el contacto piel a piel y los colchones TransWarmer sirvieron para mantener la temperatura corporal alta en los neonatos, lo que dio lugar a temperaturas más altas en el ingreso a las unidades neonatales y menos hipotermia. Sin embargo, la escasa cantidad de neonatos y estudios, y la ausencia de seguimiento a largo plazo hacen que no sea posible ofrecer recomendaciones contundentes para la práctica clínica.

Compartir

Documentos relacionados