Aire versus oxígeno para la reanimación de neonatos en el momento del nacimiento

Revisión Cochrane por Tan A, Schulze A, O'Donnell CPF, Davis PG

Este documento debería citarse como: Tan A, Schulze AA, O’Donnell CPF, Davis PG. Aire versus oxígeno para la reanimación de neonatos en el momento del nacimiento. Base de Datos Cochrane de Revisiones Sistemáticas 2005, Número 2. Art. n.º: CD002273. DOI: 10.1002/14651858.CD002273.pub3.

RESUMEN

Título

Aire versus oxígeno para la reanimación de neonatos en el momento del nacimiento

Antecedentes

El oxígeno al 100% es el gas recomendado frecuentemente para la reanimación de los recién nacidos. Cada vez hay más evidencia, tanto de estudios en animales como en humanos, de que el aire ambiental es tan efectivo como el oxígeno al 100% y de que el oxígeno al 100% puede causar efectos adversos en la fisiología de la respiración y la circulación cerebral. Cuando se administra oxígeno al 100%, existe también el riesgo teórico de daño tisular debido a los radicales libres de oxígeno. Por lo tanto, se ha sugerido el uso de aire ambiental como una alternativa más segura y posiblemente más efectiva.

Objetivos

En los recién nacidos que requieren reanimación, ¿el uso de aire ambiental reduce la incidencia de muerte, discapacidad neurológica y morbilidad a corto plazo en comparación con el uso de oxígeno al 100%?

Estrategia de búsqueda

La estrategia incluyó búsquedas en la Base de Datos de Estudios Clínicos Perinatales de Oxford (Oxford Database of Perinatal Trials), el Registro Central Cochrane de Estudios Clínicos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL, la Biblioteca Cochrane, Número 1, 2004), en MEDLINE PubMed desde 1966 hasta diciembre de 2003 y búsquedas manuales en listas de referencia de artículos relevantes y actas de congresos.

Criterios de selección

Todos los estudios aleatorizados y cuasi aleatorizados que compararan el uso de aire ambiental o de cualquier otra concentración de oxígeno con oxígeno al 100% para la reanimación de neonatos durante el parto.

Recolección y análisis de datos

Tres revisores evaluaron en forma independiente la calidad metodológica de los estudios clínicos elegibles y extrajeron los datos. Cuando fue necesario, se realizó un metanálisis para proporcionar una estimación agrupada del efecto. Para los datos categóricos, se calcularon el riesgo relativo (RR), la diferencia de riesgo (DR) y el número necesario a tratar (NNT) con intervalos de confianza del 95% (IC). Se analizaron los datos continuos mediante la diferencia de medias ponderadas (DMP).

Resultados principales

Se identificaron cinco estudios, que incluían 1302 neonatos. En dos estudios, la asignación fue aleatoria y se cegó a los cuidadores en cuanto al grupo de intervención. En los otros tres estudios, la asignación fue cuasi aleatoria y no se cegó a los cuidadores. El análisis agrupado de los cuatro estudios clínicos que informaron el efecto sobre la muerte mostró una reducción significativa en la tasa de mortalidad en el grupo reanimado con aire ambiental (RR típico: 0,71 [0,54; 0,94], DR típica: -0,05 [-0,08; -0,01], NNT: 20 [12, 100]). No hubo diferencias significativas entre los grupos con respecto a las tasas de encefalopatía hipóxico-isquémica de grado 2 o 3. Uno de los cuatro estudios clínicos informó una diferencia estadísticamente significativa en la mediana del puntaje de Apgar a los 5 minutos que favoreció al grupo asignado al aire ambiental. Sin embargo, la diferencia absoluta entre las medianas fue pequeña y no hubo diferencias significativas en la mediana de los puntajes de Apgar a los 10 minutos en los tres estudios clínicos que notificaron este resultado. Un estudio clínico realizó el seguimiento de un subgrupo seleccionado hasta los 18-24 meses. No hubo diferencias significativas en las tasas de resultados adversos en el desarrollo neurológico, entre ellos la parálisis cerebral y la imposibilidad de alcanzar diversos hitos de desarrollo; sin embargo, la proporción observada de pacientes elegibles fue inferior al 70%. Los análisis programados para esta revisión que no se pudieron realizar por la falta de datos publicados incluyen un subanálisis estratificado por edad gestacional y evaluaciones del efecto sobre la displasia broncopulmonar y la retinopatía del prematuro.

Conclusiones de los autores

Actualmente la evidencia es insuficiente para recomendar la política de uso de aire ambiental en lugar de oxígeno al 100%, o viceversa, para la reanimación de los recién nacidos. Se ha observado una disminución en la mortalidad de los neonatos reanimados con aire ambiental y no se ha demostrado evidencia de daño. Sin embargo, el número reducido de estudios identificados y sus limitaciones metodológicas exigen que estos resultados se interpreten y apliquen con cautela. En más de la cuarta parte de los neonatos asignados de forma aleatoria a aire ambiental se observa el uso de oxígeno al 100% de respaldo. Por lo tanto, sobre la base de la evidencia actualmente disponible, si se elige el aire ambiental como gas inicial para la reanimación, es necesario garantizar la disponibilidad continua de oxígeno complementario.

Compartir

Documentos relacionados