Consumo de agua restringido versus libre para prevenir la morbimortalidad en recién nacidos prematuros

Revisión Cochrane por Bell EF, Acarregui MJ

Este documento debería citarse como: Bell EF, Acarregui MJ. Consumo de agua restringido versus libre para prevenir la morbimortalidad en recién nacidos prematuros. Base de Datos Cochrane de Revisiones Sistemáticas 2008, Número 1. Art. n.º: CD000503. DOI: 10.1002/14651858.CD000503.pub2.

RESUMEN

Título

Consumo de agua restringido versus libre para prevenir la morbimortalidad en recién nacidos prematuros

Antecedentes

La mayoría de los recién nacidos prematuros no tienen la madurez fisiológica suficiente para ingerir por vía oral toda el agua y los nutrientes requeridos. En consecuencia, los recién nacidos prematuros dependen de sus cuidadores para regular el volumen de aporte de agua. Por lo tanto, el cuidador debe determinar la cantidad de agua que se les da por día a estos recién nacidos.

Objetivos

El objetivo de esta revisión es examinar los efectos del aporte de agua en la pérdida de peso postnatal y en los riesgos de deshidratación, ductus arterioso permeable, enterocolitis necrotizante, displasia broncopulmonar, hemorragia intracraneana y muerte de recién nacidos prematuros.

Estrategia de búsqueda

Los estudios clínicos aleatorizados identificados en las versiones anteriores de esta revisión se volvieron a analizar y, en cada caso, se retuvieron. Se buscaron estudios clínicos adicionales que compararan los resultados de interés en grupos de recién nacidos prematuros que recibían diferentes cantidades de agua de acuerdo con un protocolo experimental. Dichos estudios clínicos se buscaron en una lista de estudios clínicos proporcionada por el Grupo Cochrane de Neonatología (Cochrane Neonatal Review Group), con una búsqueda en PubMed, y en los archivos personales de los autores.

Criterios de selección

Solo se incluyen estudios clínicos aleatorizados sobre diversos aportes de agua en recién nacidos prematuros. La revisión se limitó a los estudios clínicos que incluyeran a recién nacidos cuyo aporte de agua fue proporcionado principal o completamente por infusión intravascular. Los estudios incluidos informaron al menos uno de los siguientes resultados: pérdida de peso postnatal, deshidratación, ductus arterioso permeable, enterocolitis necrotizante, displasia broncopulmonar, hemorragia intracraneana y muerte.

Recolección y análisis de datos

Se usaron los métodos estándar de la Colaboración Cochrane. Dos revisores seleccionaron los estudios que se incluirían, cada uno de ellos también evaluó la calidad metodológica de cada estudio clínico. Los revisores extrajeron los datos en forma independiente y estuvieron de acuerdo en todos los detalles clave. Posteriormente, los datos se introdujeron en tablas mediante el uso de RevMan 4.3.1. Se calcularon las tasas de eventos adversos para cada resultado dicotómico en los grupos tratados con aporte de agua restringido y libre, y se calcularon el riesgo relativo y la diferencia de riesgo. Adicionalmente, se registraron los resultados de pérdida de peso máxima y se calculó la diferencia de medias ponderadas. Los análisis (que incluían el cálculo del riesgo relativo, la diferencia de riesgo y la diferencia de medias ponderadas) y las pruebas de heterogeneidad se llevaron a cabo con el programa RevMan 4.3.1.

Resultados principales

El análisis que consideró a los cinco estudios en conjunto indica que el aporte de agua restringido aumenta significativamente la pérdida de peso postnatal y reduce significativamente los riesgos de ductus arterioso permeable y enterocolitis necrotizante. Con un aporte de agua restringido, se observan tendencias hacia el aumento del riesgo de deshidratación y la reducción del riesgo de displasia broncopulmonar, hemorragia intracraneana y muerte, pero estas tendencias no son estadísticamente significativas.

Conclusiones de los autores

Según este análisis, la prescripción más prudente para el aporte de agua en los recién nacidos prematuros parecería ser una restricción cuidadosa del aporte de agua para satisfacer las necesidades fisiológicas sin permitir la deshidratación significativa. Podría esperarse que esta práctica disminuyera los riesgos de ductus arterioso permeable y enterocolitis necrotizante sin aumentar el riesgo de consecuencias adversas de manera significativa.

Compartir

Documentos relacionados