Contacto temprano piel a piel entre las madres y sus recién nacidos sanos

Aspectos prácticos de la BSR por Saloojee H

Los hallazgos de la revisión sistemática proporcionan cierto respaldo para las iniciativas actuales de implementar el contacto piel a piel como un estándar de atención para los recién nacidos a término sanos. Los defectos metodológicos dentro de los estudios incluidos impiden las conclusiones firmes alcanzadas en lo que respecta al efecto del contacto piel a piel durante la lactancia, y el comportamiento y la psicología maternoinfantil. Esto también obstaculiza el desarrollo de recomendaciones claras. Las recomendaciones que se proporcionan a continuación concuerdan con lo que se denomina "contacto piel a piel muy temprano" (que comenzaría dentro de los 30 a 40 minutos posteriores al nacimiento).

NIVEL DE PRIMER CONTACTO (ATENCIÓN PRIMARIA)

Al implementar esta intervención, debería tenerse en cuenta lo siguiente:

  • Dentro de los primeros 30 minutos del nacimiento, secar y colocar al recién nacido desnudo, con o sin gorro, en posición vertical sobre el pecho desnudo de la madre entre las mamas.
  • La madre puede usar una bata que se abra adelante. El recién nacido debería colocarse dentro de la bata, de manera que sólo quede expuesta la cabeza.
  • Puede variar lo que la madre usa y la forma de abrigar al recién nacido así como lo que se coloca en su espalda (según el clima y la cultura).
  • Lo que es sumamente importante es que la madre y el recién nacido estén en contacto directo piel a piel vientre con vientre (abdomen con abdomen) y mantener al recién nacido seco y abrigado.

Protección térmica

La temperatura de un recién nacido sano permanecerá en un rango seguro siempre y cuando se proporcione contacto continuo piel a piel vientre con vientre y el recién nacido esté bien seco, con la espalda cubierta por una manta (u otro material) previamente calentada y con la cabeza cubierta por un gorro seco.

Lactancia

Puede alentarse la lactancia temprana y exclusiva de la siguiente manera:

  • colocando al recién nacido sobre el pecho tan pronto como esté receptivo (idealmente, dentro de los 30 minutos del nacimiento);
  • con personal de la salud que ayude a la madre a iniciar la lactancia;
  • con alimentación frecuente a demanda día y noche y
  • no ofreciendo sustitutos lácteos.

Las madres deberían tener la libertad de decidir si desean tener a su hijo en contacto piel a piel y cuándo finalizar el período de contacto. Sin embargo, el personal de la salud debería alentar a las madres a tener un período prolongado de contacto piel a piel con sus hijos y en un entorno calmado. También deberían garantizar que cualquier decisión de no realizar esta práctica se tome después de recibir toda la información acerca de los posibles beneficios del contacto piel a piel.

NIVEL DEL HOSPITAL DE REFERENCIA (ATENCIÓN SECUNDARIA)

Igual que lo anterior.

EN CASA O EN LA COMUNIDAD

Igual que lo anterior.


Agradecimientos: Ninguno.

Este documento debería citarse como: Saloojee H. Contacto temprano piel a piel entre las madres y sus recién nacidos sanos: Aspectos prácticos de la BSR (última revisión: 4 de enero de 2008). La Biblioteca de Salud Reproductiva de la OMS; Ginebra: Organización Mundial de la Salud.

Compartir