Serie de Epidemiología del Lancet (The Lancet Epidemiology Series)

Grimes DA, Schulz KF

Muchos médicos manifiestan que no pueden leer las publicaciones médicas de forma crítica. Para salvar esta dificultad, ofrecemos un manual de investigación clínica dirigido a médicos e investigadores por igual. La investigación clínica cae en dos categorías generales: experimental y de observación, según si el investigador asigna o no las exposiciones. Los estudios clínicos experimentales a su vez pueden subdividirse en dos: aleatorizados y no aleatorizados. Los estudios de observación pueden ser analíticos o descriptivos. Los estudios analíticos presentan un grupo de comparación (control), mientras que los descriptivos no. Dentro de los estudios analíticos, los estudios de cohortes realizan un seguimiento de los participantes en el tiempo, desde la exposición al resultado. Por el contrario, los estudios de casos y controles se desarrollan a la inversa, con un seguimiento desde el resultado hacia la exposición. Los estudios transversales son como una foto instantánea, miden tanto la exposición como el resultado en un momento determinado. Los estudios descriptivos, como los informes de series de casos, no tienen un grupo de comparación. En este tipo de estudios, por lo tanto, los investigadores no pueden examinar asociaciones, un hecho que con frecuencia se olvida o se ignora. Las medidas de asociación, como odds ratio o riesgo relativo, constituyen la manera preferida de expresar los resultados dicotómicos, por ejemplo, enfermo versus sano. Los intervalos de confianza que acompañan a estas medidas indican la precisión de estos resultados. Las medidas de asociación con intervalos de confianza revelan la intensidad, la dirección y el rango posible para un efecto así como la probabilidad de que ocurra una casualidad. Por el contrario, los valores p indican solamente la casualidad. La prueba de las hipótesis nulas en un valor p de 0 05 no tiene fundamento en medicina y su uso debe desalentarse.

Grimes DA, Schulz KF


Compartir