Eficacia y seguridad del nacimiento por cesárea para la prevención de la transmisión vertical del VIH-1

Aspectos prácticos de la BSR por Limpongsanurak S

NIVEL DE PRIMER CONTACTO (ATENCIÓN PRIMARIA)

Debido a la restricción de recursos en lugares muy carenciados y al riesgo de complicaciones de la cirugía, no se aconseja la cesárea electiva de rutina en este nivel incluso cuando exista capacidad para la práctica de una cesárea. En este nivel se debería practicar una cesárea sólo por indicaciones obstétricas. Para reducir el riesgo de transmisión perinatal del VIH-1, se recomienda profilaxis con zidovudina, siempre que las mujeres la toleren. La zidovudina debería administrarse a todos los recién nacidos de madres infectadas por VIH-1.

NIVEL DEL HOSPITAL DE REFERENCIA (ATENCIÓN SECUNDARIA)

En este nivel se puede ofrecer el parto por cesárea electiva para prevenir la transmisión vertical de la infección por el VIH-1. Esto debería estar precedido por una investigación de laboratorio completa, que debería incluir el recuento de CD4. Si es posible, se recomienda también medir la carga viral. De ser posible, se recomienda administrar terapia antirretroviral combinada a embarazadas en los períodos pre, intra y postparto. Se debería programar la cesárea electiva sólo para las mujeres con gestación de 38 a 39 semanas con niveles plasmáticos de VIH-ARN (ácido ribonucleico) superiores a 1000 copias/mg o en mujeres que no reciben terapia antirretroviral.

EN CASA O EN LA COMUNIDAD

Después del parto, se debería realizar el seguimiento de la madre y el recién nacido en los controles regulares de salud para determinar la evolución.


Este documento debería citarse como: Limpongsanurak S. Eficacia y seguridad del nacimiento por cesárea para la prevención de la transmisión vertical del VIH-1: Aspectos prácticos de la BSR (última revisión: 15 de diciembre de 2006). La Biblioteca de Salud Reproductiva de la OMS; Ginebra: Organización Mundial de la Salud.

Compartir

Documentos relacionados

Acerca del autor