Desinfección vaginal para prevenir la transmisión vertical de la infección por VIH

Aspectos prácticos de la BSR por Temmerman M

La prevención primaria del VIH sigue siendo la clave para reducir la transmisión perinatal del VIH. Prevenir la infección por VIH en mujeres jóvenes es, sin dudas, la intervención más costo efectiva, pero es también la variable más difícil de alcanzar. Una vez que una mujer infectada por VIH queda embarazada se dispone de diversas intervenciones para reducir los riesgos de transmisión vertical del virus. La combinación de terapia antirretroviral, cesárea electiva antes del inicio del trabajo de parto y alimentación con biberón ha permitido una reducción sustancial (a menos del 2%) en la transmisión perinatal en países desarrollados.

Desafortunadamente, la mayoría de las mujeres en la región de África subsahariana, donde el VIH es epidémico, aún no tiene acceso a estas intervenciones. Por ende, continúa la búsqueda de alternativas simples, económicas, seguras y accesibles. Sin embargo, en la actualidad, la desinfección vaginal no puede recomendarse como una estrategia para reducir la transmisión vertical durante el trabajo de parto y el parto.

NIVEL DE PRIMER CONTACTO (ATENCIÓN PRIMARIA)

Todas las embarazadas deben tener acceso al asesoramiento y a las pruebas voluntarias del VIH. Deben recibir toda la información disponible sobre la infección por VIH y todas las opciones de tratamiento. Se les debe dar la oportunidad de invitar a sus parejas al centro de atención, aunque no se las debe obligar, ni se les debe negar el tratamiento si las parejas se rehúsan a asistir. Se deberá informar a las mujeres acerca de la lactancia (incluidos los riesgos asociados en términos de transmisión vertical del VIH) como también acerca de los servicios de salud reproductiva y la anticoncepción.

NIVEL DEL HOSPITAL DE REFERENCIA (ATENCIÓN SECUNDARIA)

El asesoramiento y las pruebas del VIH voluntarias deben estar ampliamente disponibles, y los hospitales deberán contar con una política clara respecto de las pruebas del VIH durante el embarazo y el trabajo de parto. De ser posible, las mujeres deben recibir tratamiento antirretroviral y se les debe ofrecer la posibilidad de cesárea cuando se la considere segura para la madre y el niño.

EN CASA O EN LA COMUNIDAD

Educar a la comunidad sobre el VIH y los métodos para prevenir la infección son componentes importantes de la prevención primaria de la infección por VIH. Dicha educación deberá incluir información que ayude a reducir la estigmatización de las mujeres que elijan no amamantar a sus hijos para reducir el riesgo de la transmisión del virus. Estas mujeres necesitan del apoyo de la comunidad.


Este documento debería citarse como: Temmerman M. Desinfección vaginal para prevenir la transmisión vertical de la infección por VIH: Aspectos prácticos de la BSR (última revisión: 8 de septiembre de 2003). La Biblioteca de Salud Reproductiva de la OMS; Ginebra: Organización Mundial de la Salud.

Compartir

Documentos relacionados

Acerca del autor