Formulario Modelo de la OMS 2004
(2004; 543 páginas) Voir le document au format PDF
Table des matières
Afficher le documentAbreviaciones
Afficher le documentIntroducción
Afficher le documentCambios en la Lista Modelo de Medicamentos Esenciales de la OMS
Ouvrir ce répertoire et afficher son contenuConsejo general a los prescriptores
Ouvrir ce répertoire et afficher son contenuSección 1: Anestésicos
Fermer ce répertoireSección 2: Analgésicos, antipiréticos, antiinflamatorios no esteroides, antigotosos y fármacos antirreumáticos modificadores del curso de la enfermedad
Ouvrir ce répertoire et afficher son contenu2.1 Analgésicos no opiáceos
Afficher le document2.2 Analgésicos opiáceos
Ouvrir ce répertoire et afficher son contenu2.3 Antigotosos
Afficher le document2.4 FARME (fármacos antirreumáticos modificadores del curso de la enfermedad)
Ouvrir ce répertoire et afficher son contenuSección 3: Antialérgicos y fármacos utilizados en la anafilaxia
Ouvrir ce répertoire et afficher son contenuSección 4: Antídotos y otras sustancias utilizadas en las intoxicaciones
Ouvrir ce répertoire et afficher son contenuSección 5: Anticonvulsivos/ antiepilépticos
Ouvrir ce répertoire et afficher son contenuSección 6: Antiinfecciosos
Ouvrir ce répertoire et afficher son contenuSección 7: Antimigrañosos
Ouvrir ce répertoire et afficher son contenuSección 8: Antineoplásicos, inmunosupresores y fármacos utilizados en los cuidados paliativos
Ouvrir ce répertoire et afficher son contenuSección 9: Antiparkinsonianos
Ouvrir ce répertoire et afficher son contenuSección 10: Fármacos en hematología
Ouvrir ce répertoire et afficher son contenuSección 11: Productos sanguíneos y sustitutos del plasma
Ouvrir ce répertoire et afficher son contenuSección 12: Fármacos en patología cardiovascular
Ouvrir ce répertoire et afficher son contenuSección 13: Fármacos en dermatología (tópicos)
Ouvrir ce répertoire et afficher son contenuSección 14: Agentes de diagnóstico
Ouvrir ce répertoire et afficher son contenuSección 15: Desinfectantes y antisépticos
Ouvrir ce répertoire et afficher son contenuSección 16: Diuréticos
Ouvrir ce répertoire et afficher son contenuSección 17: Fármacos en patología gastrointestinal
Ouvrir ce répertoire et afficher son contenuSección 18: Hormonas y otros fármacos endocrinos y contraceptivos
Ouvrir ce répertoire et afficher son contenuSección 19: Productos en inmunología
Ouvrir ce répertoire et afficher son contenuSección 20: Relajantes musculares (de acción periférica) e inhibidores de la colinesterasa
Ouvrir ce répertoire et afficher son contenuSección 21: Preparados oftalmológicos
Ouvrir ce répertoire et afficher son contenuSección 22: Fármacos en obstetricia
Ouvrir ce répertoire et afficher son contenuSección 23: Solución de diálisis peritoneal
Ouvrir ce répertoire et afficher son contenuSección 24: Psicofármacos
Ouvrir ce répertoire et afficher son contenuSección 25: Fármacos que actúan sobre las vías respiratorias
Ouvrir ce répertoire et afficher son contenuSección 26: Soluciones correctoras de los trastornos hidroelectrolíticos y del equilibrio ácido-base
Ouvrir ce répertoire et afficher son contenuSección 27: Vitaminas y minerales
Afficher le documentApéndice 1: Interacciones
Afficher le documentApéndice 2: Gestación
Afficher le documentApéndice 3: Lactancia
Afficher le documentApéndice 4: Alteración renal
Afficher le documentApéndice 5: Alteración hepática
 

2.4 FARME (fármacos antirreumáticos modificadores del curso de la enfermedad)

El proceso de destrucción del cartílago y del hueso que se produce en la artritis reumatoide se puede retardar con la administración de un grupo de fármacos distintos conocido como FARME (fármacos antirreumáticos modificadores del curso de la enfermedad), en el que se incluyen antipalúdicos (cloroquina, hidroxicloroquina), penicilamina, sulfasalacina, inmunosupresores (azatioprina, ciclofosfamida, metotrexato) y sales de oro.

El tratamiento se debe iniciar en fases precoces de la enfermedad, antes de que empiece la lesión articular. El tratamiento se suele iniciar con un AINE cuando el diagnóstico no es seguro y el curso de la enfermedad es imprevisible. Sin embargo, cuando se han confirmado el diagnóstico, la progresión y la gravedad de la enfermedad reumática, hay que introducir un FARME. Los FARME no producen una mejoría inmediata, pero requieren 4-6 meses de tratamiento para una respuesta completa. Su uso a largo plazo está limitado por la toxicidad y la pérdida de eficacia. Si un fármaco no consigue mostrar beneficio en 6 meses, debe retirarse y sustituirse por otro FARME. Las reacciones adversas con los FARME son frecuentes y pueden amenazar la vida del paciente; es necesaria una vigilancia cuidadosa para evitar la toxicidad grave. El tratamiento con muchos FARME se puede asociar a alteraciones hematológicas (depresión de la médula ósea); hay que realizar recuentos de células hemáticas antes y durante el tratamiento, y se aconseja a los pacientes que notifiquen de manera inmediata cualquier síntoma inexplicable como una hemorragia, hematomas, púrpura, infección, dolor de garganta o fiebre. Se ha sugerido que las combinaciones de FARME pueden ser más eficaces que los fármacos en monoterapia, pero el incremento de toxicidad puede ser un problema; tanto si se administran en monoterapia como en combinación, deben ser prescritos sólo por especialistas para asegurar que son utilizados de manera segura y más eficaz.

El antipalúdico cloroquina es menos eficaz que muchos otros FARME, pero como generalmente es mejor tolerado, puede ser preferible para el tratamiento de la artritis reumatoide leve. La cloroquina no se recomienda en la artritis psoriásica. Dado que el tratamiento prolongado se puede asociar a retinopatía, se recomienda realizar exámenes oftalmológicos antes y durante el tratamiento.

La sulfasalacina posee un efecto antiinflamatorio beneficioso y algunos reumatólogos la consideran el FARME de primera elección, pero un 25% de los pacientes presentan una baja tolerancia. Puede producir reacciones adversas como alteraciones hematológicas (depresión de la médula ósea), hepatotoxicidad, reacciones cutáneas y alteraciones gastrointestinales.

El metotrexato, un inmunosupresor, se considera un FARME de primera línea; a las dosis bajas utilizadas en la artritis reumatoide es bien tolerado, pero persiste el riesgo de alteraciones hematológicas (depresión de la médula ósea) y de toxicidad hepática y pulmonar asociado a su uso. Otros fármacos inmunosupresores, como la azatioprina, se suelen reservar para los pacientes con enfermedad grave que no han respondido a otros FARME, sobre todo en los que presentan manifestaciones extraarticulares como la vasculitis. Los inmunosupresores se utilizan en la artritis psoriásica. Pueden producir reacciones adversas, como alteraciones hematológicas, alopecia, náusea y vómitos.

La penicilamina no es un fármaco de primera línea y su uso está limitado por una elevada incidencia de efectos adversos, como alteraciones hematológicas (depresión de la médula ósea), proteinuria y erupción.

Los corticoides (sección 18.1) son antiinflamatorios potentes, pero su lugar en el tratamiento de la artritis reumatoide es controvertido. Los efectos adversos limitan su utilidad, por lo que los especialistas deberían vigilar su uso. Los corticoides se suelen reservar en pacientes con enfermedad grave que no han respondido a otros antirreumáticos, o cuando existen efectos extraarticulares graves, como la vasculitis. Los corticoides también se administran para reducir la actividad de la enfermedad durante el tratamiento inicial con un FARME. Aunque los corticoides se asocian a una disminución de la densidad mineral ósea, este efecto parece estar relacionado con la dosis; estudios recientes han sugerido que una dosis baja de un corticoide iniciado durante los dos primeros años de una artritis reumatoide moderada o grave puede retrasar la destrucción articular. Se recomienda utilizar la dosis mínima eficaz, como 7,5 mg al día de prednisolona oral durante sólo 2-4 años, y al final del tratamiento la dosis se debe reducir de manera gradual con el fin de evitar posibles efectos adversos a largo plazo. Para el tratamiento de la vasculitis, pueden ser necesarias dosis relativamente altas de un corticoide, junto con ciclofosfamida.

Azatioprina

La azatioprina es un fármaco complementario para la artritis reumatoide

Comprimidos, azatioprina 50 mg

Indicaciones: artritis reumatoide en los casos de falta de respuesta a la cloroquina o la penicilamina; artritis psoriásica; rechazo del trasplante (sección 8.1); enfermedad inflamatoria intestinal (sección 17.4)

Contraindicaciones: hipersensibilidad a la azatioprina o a la mercaptopurina

Precauciones: hay que supervisar el tratamiento con la realización de recuentos de células sanguíneas; alteración hepática (Apéndice 5); alteración renal (Apéndice 4); edad avanzada (reduzca la dosis); gestación (Apéndice 2); lactancia (Apéndice 3); interacciones: Apéndice 1

DEPRESIÓN DE MÉDULA ÓSEA. Hay que advertir a los pacientes que notifiquen de manera inmediata cualquier signo o síntoma de depresión de médula ósea, por ejemplo una hemorragia o hematoma, púrpura, infección, dolor de garganta de causa inexplicable

Posología:

Se aconseja administrar con consejo de un especialista

Artritis reumatoide, por vía oral, inicialmente, 1-5-2,5 mg/kg al día distribuidos en varias tomas, ajustados según la respuesta; dosis de mantenimiento 1-3 mg/kg al día; hay que considerar la retirada si no se observa mejoría en 3 meses

Efectos adversos: reacciones de hipersensibilidad que requieren la retirada inmediata y permanente, como malestar, mareo, vómitos, diarrea, fiebre, rigidez, mialgia, artralgia, erupción, hipotensión y nefritis intersticial; depresión de la médula ósea relacionada con la dosis; alteración hepática, ictericia colestásica; pérdida de cabello y aumento de la sensibilidad a infecciones y colitis en pacientes que reciben también corticoides; náusea; raramente pancreatitis y neumonitis, enfermedad venooclusiva hepática; también infección por herpes zoster

Cloroquina, sales

Comprimidos, sulfato de cloroquina 200 mg; fosfato de cloroquina 250 mg

NOTA. La cloroquina base 150 mg es aproximadamente equivalente al sulfato de cloroquina 200 mg o fosfato de cloroquina 250 mg

Indicaciones: artritis reumatoide (incluida la artritis juvenil); paludismo (sección 6.4.3)

Contraindicaciones: artritis psoriásica

Precauciones: se recomienda vigilar la agudeza visual durante el tratamiento; hay que aconsejar al paciente que notifique de manera inmediata cualquier alteración visual inexplicable; alteración hepática; alteración renal (Apéndice 4); gestación y lactancia (Apéndices 2 y 3); trastornos neurológicos como la epilepsia; trastornos gastrointestinales graves; déficit de G6PD; edad avanzada; puede exacerbar la psoriasis y agravar una miastenia gravis; porfiria; interacciones: Apéndice 1

Posología:

Se aconseja administrar con consejo de un especialista

NOTA. Todas las dosis se refieren a cloroquina base

Artritis reumatoide, por vía oral, ADULTOS 150 mg al día; máximo 2,5 mg/kg al día; NIÑOS hasta 3 mg/kg al día

NOTA. Con el fin de evitar una dosificación excesiva en pacientes obesos, la dosis de cloroquina se debe calcular a partir del peso magro corporal

Efectos adversos: trastornos gastrointestinales, cefalea, reacciones cutáneas (erupción, prurito); con menor frecuencia alteraciones ECG, convulsiones, trastornos visuales, alteraciones retinianas, queratopatía, ototoxicidad, despigmentación del cabello, alopecia, decoloración de la piel, uñas y membranas mucosas; raramente alteraciones hematológicas (como trombocitopenia, agranulocitosis, anemia aplásica); trastornos mentales (cambios emocionales, psicosis), miopatía (miocardiopatía y neuromiopatía), exantema pustuloso agudo generalizado, dermatitis exfoliativa, eritema multiforme (síndrome de Stevens-Johnson) y alteración hepática; importante: arritmias y convulsiones en caso de sobredosificación

Metotrexato

El metotrexato es un fármaco complementario para la artritis reumatoide Comprimidos, metotrexato 2,5 mg

Indicaciones: artritis reumatoide que no ha respondido a la penicilamina o la cloroquina; enfermedad neoplásica (sección 8.2)

Contraindicaciones: gestación y lactancia (Apéndices 2 y 3), síndromes de inmunodeficiencia; derrame pleural importante o ascitis

Precauciones: se recomienda realizar análisis hematológicos completos y pruebas de función renal y hepática durante todo el tratamiento; alteración renal y hepática (evítese en caso de afectación grave, véanse también los Apéndices 4 y 5); hay que reducir la dosis en caso de infección aguda; en hombres o mujeres, contracepción durante el tratamiento y como mínimo 6 meses después; úlcera péptica, colitis ulcerosa, diarrea, estomatitis ulcerativa; se aconseja al paciente que evite la automedicación con salicilatos u otros AINE; hay que advertir al paciente con artritis reumatoide que notifique si presenta tos o disnea; interacciones: Apéndice 1

DEPRESIÓN DE MÉDULA ÓSEA. Hay que advertir a los pacientes que notifiquen de manera inmediata cualquier signo o síntoma de depresión de médula ósea, por ejemplo una hemorragia o hematoma, púrpura, infección, dolor de garganta de causa inexplicable

Posología:

Se aconseja administrar con consejo de un especialista

Artritis reumatoide, por vía oral, ADULTOS 7,5 mg una vez a la semana (en dosis única o repartida en 3 dosis de 2,5 mg administrados a intervalos de 12 horas), ajustados según la respuesta; dosis máxima total de 15 mg (ocasionalmente 20 mg) una vez a la semana

IMPORTANTE. Las dosis son semanales y hay que estar atento para asegurar que se prescribe y se dispensa la dosis correcta

Efectos adversos: alteraciones hematológicas (depresión de la médula ósea), alteración hepática, toxicidad pulmonar; trastornos gastrointestinales-en caso de estomatitis o diarrea, hay que interrumpir el tratamiento; insuficiencia renal, reacciones cutáneas, alopecia, osteoporosis, artralgia, mialgia, irritación ocular, precipitación de diabetes

Penicilamina

La penicilamina es un fármaco complementario para la artritis reumatoide

Cápsulas, penicilamina 125 mg, 250 mg [la presentación de 125 mg no está incluida en la Lista Modelo de la OMS]

Comprimidos, penicilamina 125 mg, 250 mg [la presentación de 125 mg no está incluida en la Lista Modelo de la OMS]

Indicaciones: artritis reumatoide grave; intoxicación por cobre y plomo (sección 4.2.5)

Contraindicaciones: hipersensibilidad; lupus eritematoso

Precauciones: se recomienda realizar recuentos de células sanguíneas y análisis de orina durante todo el tratamiento; alteración renal (Apéndice 4); gestación (Apéndice 2); hay que evitar el uso concomitante de oro, cloroquina o un tratamiento inmunosupresor; evite el hierro oral durante 2 horas de una dosis; interacciones: Apéndice 1

DEPRESIÓN DE MÉDULA ÓSEA. Hay que advertir a los pacientes que notifiquen de manera inmediata cualquier signo o síntoma de depresión de médula ósea, por ejemplo una hemorragia o hematoma, púrpura, infección, dolor de garganta de causa inexplicable

Posología:

Se aconseja administrar con consejo de un especialista

Artritis reumatoide, por vía oral, ADULTOS dosis inicial 125-250 mg al día antes de las comidas durante 1 mes, aumente después con dosis similares a intervalos no inferiores a 4 semanas hasta una dosis habitual de mantenimiento de 500-750 mg al día distribuidos en varias tomas; dosis máxima 1,5 g al día; EDAD AVANZADA inicialmente hasta 125 mg al día antes de las comidas durante 1 mes y aumente a intervalos no inferiores a 4 semanas; máximo 1 g al día; NIÑOS 8-12 años dosis inicial 2,5-5 mg/kg al día, aumente gradualmente hasta una dosis de mantenimiento habitual de 15-20 mg/kg al día a intervalos de 4 semanas durante un período de 3-6 meses

Efectos adversos: inicialmente náusea (que es menor si se toma en ayunas o al acostarse, y si la dosis inicial se incrementa de manera gradual), anorexia, fiebre; pérdida del sabor (suplementos minerales no recomendados); alteraciones hematológicas como trombocitopenia, neutropenia, agranulocitosis y anemia aplásica; proteinuria, raramente hematuria (retirada inmediata); también se ha descrito anemia hemolítica, síndrome nefrótico, síndrome similar al lupus eritematoso, síndrome similar a la miastenia, polimiositis (raramente con afectación cardíaca), dermatomiositis, úlceras bucales, estomatitis, alopecia, bronquiolitis y neumonitis, pénfigo, glomerulonefritis (síndrome de Goodpasture) y eritema multiforme (síndrome de Stevens-Johnson); aumento del tamaño de la mama en hombres y mujeres; erupción (la erupción precoz desaparece al retirar el tratamiento-se puede reintroducir a una dosis más baja y aumentarla de manera gradual; una erupción tardía es más resistente-a pesar de reducir la dosis o retirar el tratamiento)

Sulfasalacina

La sulfasalacina es un fármaco complementario para la artritis reumatoide

Comprimidos con recubrimiento entérico (comprimidos gastrorresistentes), sulfasalacina 500 mg

Indicaciones: artritis reumatoide grave; colitis ulcerosa y enfermedad de Crohn (sección 17.4)

Contraindicaciones: hipersensibilidad a los salicilatos y sulfonamidas; alteración renal grave; niños menores de 2 años; porfiria

Precauciones: se recomienda realizar análisis hematológicos y pruebas de función hepática y renal durante los primeros 3 meses de tratamiento; alteración renal (Apéndice 4); gestación y lactancia (Apéndices 2 y 3); antecedente de alergia; déficit de G6PD; acetilador lento; interacciones: Apéndice 1

DEPRESIÓN DE MÉDULA ÓSEA. Hay que advertir a los pacientes que notifiquen de manera inmediata cualquier signo o síntoma de depresión de médula ósea, por ejemplo una hemorragia o hematoma, púrpura, infección, dolor de garganta de causa inexplicable

Posología:

Se aconseja administrar con consejo de un especialista

Artritis reumatoide, por vía oral en comprimidos gastrorresistentes, ADULTOS dosis inicial 500 mg al día, aumentando en dosis de 500 mg a intervalos de 1 semana hasta una dosis máxima de 2-3 g al día repartidos en varias tomas

Efectos adversos: náusea, diarrea, cefalea, pérdida de apetito; fiebre; alteraciones hematológicas (como anemia con cuerpos de Heinz, anemia megaloblástica, leucopenia, neutropenia, trombocitopenia); reacciones de hipersensibilidad [como erupción, urticaria, eritema multiforme (síndrome de Stevens-Johnson), dermatitis exfoliativa, necrólisis epidérmica, prurito, fotosensibilización, anafilaxia, enfermedad del suero, nefritis intersticial, síndrome similar al lupus eritematoso]; complicaciones pulmonares (eosinofilia, alveolitis fibrosante); complicaciones oculares (edema periorbitario); estomatitis, parotiditis; ataxia, meningitis aséptica, vértigo, tinnitus, alopecia, neuropatía periférica, insomnio, depresión, alucinaciones; reacciones renales (proteinuria, cristaluria, hematuria); oligospermia; raramente pancreatitis aguda, hepatitis; coloración anaranjada de la orina; algunas lentes de contacto blandas pueden teñirse

 

vers la section précédente
vers la section suivante
 
 
Le Portail d'information - Médicaments essentiels et produits de santé a été conçu et est maintenu par l'ONG Human Info. Dernière mise à jour: le 29 octobre 2018