Estrategia de la OMS sobre medicina tradicional 2002-2005
(2002; 74 páginas) [English] [French] Voir le document au format PDF
Table des matières
Afficher le documentAgradecimientos
Afficher le documentSiglas, abreviaturas y regiones OMS
Ouvrir ce répertoire et afficher son contenuPuntos clave: Estrategia de la OMS sobre medicina tradicional 2002-2005
Fermer ce répertoire1. Perspectiva global
Afficher le document1.1 ¿Qué es la medicina tradicional? Hacia una definición práctica
Afficher le document1.2 Amplio uso y atractivo
Afficher le document1.3 Gasto
Afficher le document1.4 Contabilidad de uso y aumento del interés
Afficher le document1.5 Reacción ante la popularidad de la MT/MCA
Ouvrir ce répertoire et afficher son contenu2. Retos
Ouvrir ce répertoire et afficher son contenu3. El papel actual de la OMS
Ouvrir ce répertoire et afficher son contenu4. Recursos internacionales y nacionales para la medicina tradicional
Ouvrir ce répertoire et afficher son contenu5. Estrategia y plan de acción 2002 - 2005
Afficher le documentAnexo 1: Relación de centros colaboradores con la OMS en materias de medicina tradicional
Ouvrir ce répertoire et afficher son contenuAnexo 2: Publicaciones y documentos seleccionados de la OMS sobre medicina tradicional
Afficher le documentReferencias
Afficher le documentContactos en fármacos esenciales y políticas médicas
Afficher le documentCubierta posterior
 

1.4 Contabilidad de uso y aumento del interés

Accesible y asequible en los países en vías de desarrollo

En algunos países en vías de desarrollo la MT está mucho más disponible que la medicina alopática. En Tanzania, Uganda y Zambia, los investigadores han encontrado una proporción de practicantes de MTf por población de 1:200-1:400. Esto contrasta con la disponibilidad de practicantes alopáticos, donde la proporción es de 1:20.00 o inferior.19,20 Una encuesta realizada en 1991 por parte de la Agencia Americana para el Desarrollo Internacional descubrió que, en el África Subsahariana, los practicantes de la medicina tradicional superaban a los practicantes de medicina alopática por 100 a 1.21 Lo que es más, los practicantes de la medicina alopática estaban localizados principalmente en ciudades y otras áreas urbanas. Así que para muchas poblaciones rurales, la MT es la única fuente sanitaria disponible. Los estudios realizados por la OMS Roll Back Malaria Programme en 1998 demostraron que en Ghana, Mali, Nigeria y Zambia, más del 60% de los niños con fiebre alta eran tratados en casa con medicinas con base de hierbas.22,23, 24,25 Una de las razones clave citada para ello fue la accesibilidad a las medicinas con base de hierbas en las zonas rurales. (Véase también la Figura 5).

f Practicantes de MT son por lo general sanadores tradicionales, colocadores de huesos, herbolarios, etc. Los proveedores de MT incluyen tanto practicantes de medicina tradicional como profesionales de medicina alopática tales como médicos, dentistas y enfermeras quienes proporcionan terapias de MT/MCA a sus pacientes. P.e. muchos médicos también utilizan la acupuntura para tratar a sus pacientes.

La MT es a veces la única fuente sanitaria asequible, especialmente entre los pacientes más pobres. En Ghana, Kenia y Mali, un estudio ha demostrado que un tratamiento antimalarico con pirimetamina/sulfadoxina puede costar muchos dólares. El gasto sanitario total realizado en Ghana y Kenia es de alrededor 6 dólares estadounidenses per capita al año. En otras palabras, algunas poblaciones simplemente no pueden permitirse el lujo de pagar fármacos químicos.27 Por otro lado, las medicinas con base de hierbas no sólo son relativamente baratas sino que se pueden pagar en especie y/o de a acuerdo con el “bienestar” del cliente. De la misma forma en Salvador, el coste de tratar a un niño con diarrea como paciente externo en un hospital público - incluyendo honorarios por consulta y medicación - puede suponer hasta 50 dólares estadounidenses. El tratamiento que ofrece un practicante de MT puede ser inferior a 5 dólares estadounidenses o pagarse en especie.28


Figura 5: El tratamiento de la malaria en Ghana con medicinas con base de hierbas es considerablemente más barato que cualquier otra forma sanitaria

Fuente: adaptado de Ahorlu C. y otros, 1997.26

La mayor accesibilidad a los practicantes de MT - y la confianza en su capacidad para tratar enfermedades incurables debilitantes - se explica por qué la mayoría de los africanos que viven con VIH/SIDA utilizan medicinas tradicionales con base de hierbas para obtener una cura sintomática y tratar las infecciones oportunistas. Frecuentemente, los practicantes de MT son personas bien conocidas en sus comunidades por su experiencia en la atención sanitaria y por la prevención de muchas enfermedades de transmisión sexual.g Al mismo tiempo, la MT está a menudo incrustada en amplios sistemas de creencias y sigue siendo una parte integral e importante de la vida de muchas personas. ONUSIDA es partidario de colaborar con los practicantes de la MT en la prevención del SIDA y la atención en África Subsahariana.29,30

g Los investigadores en muchos países han observado que otras enfermedades y estados no clasificados como de transmisión sexual en nosología biomédica pueden considerarse localmente como tales tanto por parte del practicante como de sus clientes.

“En una reunión celebrada en Kampala en junio de 2000, y patrocinada por el ONUSIDA se acordó que la medicina tradicional está en un sentido real llevando la carga de la atención clínica de la epidemia del SIDA en África. Los ministerios y las agencias internacionales han pasado por alto esta tendencia”.31

La MT se utiliza también comúnmente en países en vías de desarrollo en Asia. El gobierno indio ha informado que para el 65% de su población, la MT es la única fuente sanitaria disponible. En algunos países de Asia, los gobiernos promueven de forma activa la MT. El ministro de sanidad de la República Popular de Laos, está alentando el uso de la MT, incluyendo una amplia distribución entre las comunidades del informe, Medicines in Your Garden [Medicinas en el jardín]. En Tailandia, el ministerio de sanidad está trabajando para mejorar la sensibilización del público y difundir el uso de plantas medicinales para la atención sanitaria primaria. Este trabajo ha incluido la publicación del libro Manual of Medical Plants for Primary Health Care [Manual de plantas medicinales para el cuidado sanitario primario].

Un enfoque alternativo o complementario para la sanidad en los países desarrollados

En muchos países desarrollados, el uso cada vez mayor de la MCA indica que existen otros factores aparte de la tradición y el coste. La preocupación sobre los efectos adversos de los fármacos químicos, las cuestiones asociadas con los enfoques y suposiciones de la medicina alopática, el mayor acceso del público a información sanitaria, los cambios en los valores y la reducida tolerancia del paternalismo son algunos de ellos.16,32

“La medicina tradicional está basada en las necesidades de las personas. Distintas personas pueden recibir distintos tratamientos incluso si, de acuerdo con la medicina moderna, sufren la misma enfermedad. La medicina tradicional se basa en la creencia de que cada persona tiene su propia constitución y circunstancias sociales que dan como resultados distintas reacciones para las “causas de la enfermedad” y el tratamiento..”6

Al mismo tiempo, la esperanza de vida más larga lleva consigo un riesgo mayor de que se desarrollen enfermedades crónicas, debilitantes tales como las enfermedades coronarias, el cáncer, la diabetes y los trastornos mentales.27 Aunque los tratamientos y las tecnologías alopáticas son abundantes, algunos pacientes han encontrado que no les proporciona una solución satisfactoria. Los tratamientos y las tecnologías no han sido lo suficiente eficaces o han provocado efectos adversos. Un estudio nacional realizado en EE UU demostró que la mayoría de los usuarios de la MCA no percibían la MCA como “alternativa” a la medicina alopática sino como “complementaria”.33

“Es imperativo reconocer y afirmar el papel esencial de la medicina convencional con su capacidad para responder de forma competitiva en el tratamiento de enfermedades graves y traumas, sus innovaciones técnicas en el diagnóstico y tratamiento y las aplicaciones clínicas intensificadas de los descubrimientos de la ciencia básica. Sin embargo, es en las áreas de atención y gestión de enfermedades crónicas donde puede faltar un enfoque organoespecífico de la medicina convencional más reduccionista, mecanicista”.

Un estudio reciente ha demostrado que el 78% de los pacientes que padecen VIH/SIDA en EE UU utilizan alguna forma de MCA (Figura 6).34,35,36


Figura 6: Uso de la MCA por pacientes que padecen VIH/SIDA en EE UU

Fuente: Anderson W y otros, 1993; Mason F, 1995; Ostrow MJ y otros, 1997.34,35,36

En países desarrollados las encuestas realizadas sobre la conducta en busca de sanidad y la satisfacción del cliente, han observado un elevado grado de apreciación de la calidad de la atención ofrecida por los proveedores de MCA. Los riesgos relativamente bajos percibidos, asociados con el uso de terapias de MT también es un factor contribuyente para su popularidad.

En un análisis de datos sobre malas prácticas de 1990 a 1996 en EE UU, las quejas contra quiroprácticos, masajistas y acupunturistas fueron menos frecuentes y por lo general implicaban lesiones menos graves, que las quejas efectuadas contra médicos. En un estudio literario mundial, sólo se identificaron 193 efectos adversos tras un tratamiento de acupuntura (incluyendo efectos relativamente menores tales como dolor y vértigo) durante un periodo de 15 años.38

vers la section précédente
vers la section suivante
 
 
Le Portail d'information - Médicaments essentiels et produits de santé a été conçu et est maintenu par l'ONG Human Info. Dernière mise à jour: le 7 octobre 2014