Los acuerdos de la OMC y la salud pública - Un estudio conjunto de la OMS y la Secretaría de la OMC
(2002; 199 páginas) [English] [French]
Resumen

En el estudio Los Acuerdos de la OMC y la salud pública, que consta de un total de 195 páginas, se explica la relación que los Acuerdos de la OMC guardan con diferentes aspectos de las políticas sanitarias. La finalidad del informe es proporcionar a quienes se encargan de formular, comunicar o debatir cuestiones de política relacionadas con el comercio y la salud una visión más completa de las cuestiones clave. El estudio abarca esferas como los medicamentos y los derechos de propiedad intelectual, la inocuidad de los alimentos, el tabaco y muchas otras cuestiones que han sido objeto de un apasionado debate. Con este esfuerzo común, el primero en su género, la OMS y la Secretaría de la OMC han tratado de ofrecer una exposición de los hechos pertinentes.

La Directora General de la OMS, Dr Gro Harlem Brundtland, y el Director General de la OMC, Mike Moore, confirman en el prefacio que “hay mucho terreno común entre el comercio y la salud”, aunque también lanzan el mensaje de que “los responsables de la política sanitaria y de la política comercial no pueden sino beneficiarse de una cooperación más estrecha para velar por la coherencia entre sus respectivas esferas de responsabilidad”.

El estudio aclara que los países tienen derecho a adoptar medidas para restringir las importaciones o exportaciones cuando esas medidas sean necesarias para proteger la salud y la vida de las personas y de los animales o para preservar a las plantas. Al liberalizar los servicios, conservan el derecho de establecer reglamentaciones para fines de política interior, por ejemplo en materia de salud. Se examinan ocho cuestiones concretas en materia de salud, a saber, la lucha contra las enfermedades infecciosas, la inocuidad de los alimentos, el tabaquismo, el medio ambiente, el acceso a los medicamentos, los servicios de salud y la seguridad alimentaria, y algunas cuestiones que están adquiriendo creciente importancia, como la de la biotecnología; en cada caso, se citan ejemplos de las dificultades y oportunidades que conlleva la aplicación de políticas comerciales y sanitarias coherentes.

“Los Acuerdos de la OMC no son ajenos a las cuestiones sanitarias. Es más, las preocupaciones que afectan a la salud tienen prioridad sobre las que atañen al comercio. De ser necesario, los gobiernos pueden hacer caso omiso de los compromisos contraídos en el marco de la OMC con el fin de proteger la vida de las personas. Por otro lado, la jurisprudencia de la OMC ha confirmado que la salud humana es "de la mayor importancia", concluye el Director General Adjunto Miguel Rodríguez Mendoza, principal coordinador de la aportación de la OMC a este estudio.

“Una buena política pública debe basarse en datos bien fundamentados”, añade el Dr Andrew Cassels, Director de la Unidad de Estrategia de la OMS. “En este estudio, se resaltan las esferas en que los vínculos entre comercio y salud merecen un análisis más detenido. Se subrayan también las ventajas que puede presentar una estrecha colaboración entre los funcionarios responsables del comercio y los encargados de la salud”.


 
El Portal de Información - Medicamentos Esenciales y Productos de Salud de la OMS fue diseñado y es mantenido por la ONG Human Info. Última actualización: le 20 marzo 2014