Modelo OMS de información sobre prescripción de medicamentos: Medicamentos utilizados en las enfermedades micobacterianas
(1992; 43 páginas) [English] [French] Ver el documento en el formato PDF
Índice de contenido
Ver el documentoPrefacio
Abrir esta carpeta y ver su contenidoTuberculosis
Cerrar esta carpetaLepra
Ver el documentoClofazimina
Ver el documentoDapsona
Ver el documentoRifampicina
Ver el documentoEtionamida y protionamida
Abrir esta carpeta y ver su contenidoEnfermedades micobacterianas inespecíficas
 

Rifampicina

Grupo: agente antimicobacteriano
Cápsulas o tabletas de 150 mg y 300 mg

Información general

Derivado semisintético de la rifamicina, antibiótico macrocíclico complejo que inhibe la síntesis del ácido ribonucleico en una amplia gama de microbios patógenos.

La rifampicina es liposoluble. Tras la administración oral, se absorbe rápidamente y se distribuye por todos los tejidos y humores orgánicos; si las meninges están inflamadas, pasa al líquido cefalorraquídeo en cantidades importantes.

Una sola dosis de 600 mg produce en 2-4 horas una concentración sérica máxima de unos 10 microgramos/ml, que disminuye ulteriormente con una semivida de 2-3 horas. La rifampicina se recicla en gran medida en la circulación enterohepática y los metabolitos formados por desacetilación en el hígado se eliminan finalmente en las heces.

Como la resistencia aparece rápidamente, la rifampicina debe administrarse siempre en combinación con otros agentes micobacterianos eficaces.

Información clínica

Aplicaciones

Tratamiento de la lepra paucibacilar y multibacilat en combinación con otros fármacos antileprosos.

Dosificación y administración

La administración siempre debe supervisarse. La rifampicina debe administrarse de preferencia al menos 30 minutos antes de las comidas, puesto que su absorción se reduce cuando se toma acompañada de alimentos.

Lepra paucibacilar (en combinación con dapsona)

Adultos: 600 mg una vez al mes durante 6 meses por lo menos.

Niños: 10 mg/kg una vez al mes durante 6 meses por lo menos.

Lepra multibacilar (en combinación con dapsona y clofazimina)

Adultos: 600 mg una vez al mes durante 2 años por lo menos.

Niños: 10 mg/kg una vez al mes durante 2 años por lo menos.

Contraindicaciones

• Hipersensibilidad conocida a las rifamicinas.
• Disfunción hepática.


Precauciones

En pacientes que reanudan el tratamiento con rifampicina tras una interrupción prolongada se han observado graves reacciones inmunitarias que dan lugar a trastornos renales, hemólisis o trombocitopenia. En esta rara eventualidad hay que suspender inmediata y definitivamente la medicación.

En los ancianos y sujetos alcohólicos o con hepatopatías es preciso vigilar estrechamente la función hepática.

Debe advertirse a los pacientes que el tratamiento puede producir una coloración rojiza en la orina, las lágrimas y la saliva, y que las lentes de contacto pueden quedar coloreadas de modo irreversible.

Empleo en el embarazo

Como la lepra se exacerba durante el embarazo, es importante mantener el tratamiento.

Debe administrarse vitamina K al recién nacido por el riesgo de hemorragia post-natal.

Efectos adversos

La mayor parte de los pacientes toleran bien la rifampicina en las dosis actualmente recomendadas, pero la intolerancia gastrointestinal puede ser excesivamente grave. Otros efectos adversos (erupciones cutáneas, fiebre, síndrome seudogripal y trombocitopenia) tienden más a presentarse cuando la administración es intermitente (tres veces por semana), como a veces se hace en el tratamiento de la tuberculosis. También se han dado casos de oliguria transitoria, disnea y anemia hemolítica en estas circunstancias, pero nunca con las pautas de dosificación mensual que se recomiendan para la lepra.

Las elevaciones moderadas de la concentración sérica de bilirrubina y transaminasas, frecuentes al comienzo del tratamiento, suelen durar poco y carecen de importancia clínica. En cambio, es posible que aparezca una hepatitis dependiente de la dosis, que puede ser mortal. Importa por ello no sobrepasar la dosis diaria máxima recomendada de 10 mg/kg (600 mg).

Interacciones medicamentosas

La rifampicina es un potente inductor de la actividad enzimática hepática cuando se administra a diario. Puede ser necesario aumentar la dosificación de otros fármacos que se metabolizan en el hígado cuando se administran al mismo tiempo. Entre esos fármacos figuran diversos corticosteroides, anticonceptivos esteroideos, agentes hipoglucemiantes orales, anticoagulantes orales, la fenitoína, la cimetidina, la quinidina, la ciclosporina y los glucósidos de la digital. No obstante, ese efecto es menos pronunciado cuando la rifampicina se administra mensualmente.

Como la inducción enzimática reduce la eficacia de los anticonceptivos esteroideos, debe instarse a las pacientes a que utilicen un’ método no hormonal de regulación de la natalidad durante todo el tratamiento y por lo menos durante el mes siguiente.

La excreción biliar de medios de contraste radiológico y bromosulftaleína sódica puede verse reducida y también pueden perturbarse las determinaciones microbiológicas de ácido fólico y de vitamina B12.

Sobredosificación

función del sistema nervioso central. No hay ningún antídoto específico y el tratamiento será de sostén.

Conservación

Las cápsulas y tabletas deben guardarse en recipientes bien cerrados al abrigo de la luz.

Ir a la sección anterior
Ir a la siguiente sección
 
 
El Portal de Información - Medicamentos Esenciales y Productos de Salud de la OMS fue diseñado y es mantenido por la ONG Human Info. Última actualización: le 29 octubre 2018