Modelo OMS de información sobre prescripción de medicamentos: Medicamentos utilizados en las enfermedades micobacterianas
(1992; 43 páginas) [English] [French] Ver el documento en el formato PDF
Índice de contenido
Ver el documentoPrefacio
Abrir esta carpeta y ver su contenidoTuberculosis
Cerrar esta carpetaLepra
Ver el documentoClofazimina
Ver el documentoDapsona
Ver el documentoRifampicina
Ver el documentoEtionamida y protionamida
Abrir esta carpeta y ver su contenidoEnfermedades micobacterianas inespecíficas
 

Dapsona

Grupo: agente antileproso
Tabletas de 50 mg y 100 mg

Información general

Esta sulfona sigue teniendo la máxima importancia en el tratamiento de la lepra. La dapsona es a la vez bacteriostática y ligeramente bactericida contra M. leprae, siendo aproximadamente 0,003 microgramos/ml su concentración inhibitoria mínima para microorganismos plenamente sensibles. No obstante, durante un tratamiento prolongado a base de dapsona sola pueden aparecer cepas resistentes de novo, cuya incidencia está aumentando en los pacientes no tratados previamente. En algunas zonas se calcula que la prevalencia actual de la resistencia primaria llega al 40%.

Tras su absorción en el tracto gastrointestinal, la dapsona se distribuye ampliamente por todos los tejidos del organismo y queda retenida de modo selectivo en la piel, los músculos, el hígado y los riñones. En el hígado se acetila o conjuga parcialmente y, por último, se elimina por la orina en forma de metabolitos. Una dosis de 100 mg produce una concentración máxima en el suero de unos 2 microgramos/ml, que disminuye con una semivida de 1-2 días.

Información clínica

Aplicaciones

Tratamiento de la lepra paucibacilar y multibacilar en combinación con otros fármacos antileprosos.

Dosificación y administración Lepra paucibacilar (en combinación con rifampicina)

Adultos y niños: .1-2 mg/kg al día (la dosis para adultos es por lo general de 100 mg) durante 6 meses por lo menos.

Lepra multibacilar (en combinación con rifampicina y clofazimina)

Adultos y niños: 1-2 mg/kg al día (la dosis para adultos es por lo general de 100 mg) durante 2 años por lo menos.

Contraindicaciones

• Hipersensibilidad conocida a las sulfonas.
• Anemia grave.


Precauciones

Hay que tratar la anemia grave preexistente antes de iniciar el tratamiento con dapsona.

La dapsona puede inducir hemólisis en diversos grados, especialmente en los enfermos con una deficiencia de glucosa-6-fosfato deshidrogenasa; durante la segunda semana de tratamiento puede producirse una metahemoglobinemia dependiente de la dosis. Conviene pues vigilar estrechamente la respuesta clínica y el recuento sanguíneo en los pacientes susceptibles durante las primeras semanas del tratamiento. No se debe suspender el tratamiento con dapsona si se producen exacerbaciones.

Empleo en el embarazo

Puesto que la lepra se exacerba durante el embarazo, es importante mantener el tratamiento.

Efectos adversos

Aunque la dapsona suele tolerarse bien a las dosis recomendadas, en ocasiones aparecen síntomas de irritación gastrointestinal. Otras reacciones menos comunes son el dolor de cabeza, el nerviosismo y el insomnio.

También sé han comunicado casos de visión borrosa, parestesias, neuropatías periféricas reversibles, fiebre medicamentosa erupciones cutáneas y psicosis. En muy raros casos pueden aparecer hepatitis, reacciones de Herxheimer y agranulocitosis.

Sobredosificación

La sobredosificación aguda origina náuseas, vómitos e hiperexcitabilidad. La administración oral de carbón activado puede mejorar la eliminación de dapsona.

Conservación

Las tabletas de dapsona deben guardarse en recipientes bien cerrados al abrigo de la luz.

Ir a la sección anterior
Ir a la siguiente sección
 
 
El Portal de Información - Medicamentos Esenciales y Productos de Salud de la OMS fue diseñado y es mantenido por la ONG Human Info. Última actualización: le 29 octubre 2018