Modelo OMS de información sobre prescripción de medicamentos: Medicamentos utilizados en las enfermedades micobacterianas
(1992; 43 páginas) [English] [French] Ver el documento en el formato PDF
Índice de contenido
Ver el documentoPrefacio
Cerrar esta carpetaTuberculosis
Ver el documentoIsoniazida
Ver el documentoPiridoxina
Ver el documentoRifampicina
Ver el documentoRifampicina/isoniazida
Ver el documentoPirazinamida
Ver el documentoEstreptomicina
Ver el documentoEtambutol
Ver el documentoTioacetazona/isoniazida
Ver el documentoVacuna BCG (desecada)
Ver el documentoTuberculina (derivado proteínico purificado)
Abrir esta carpeta y ver su contenidoLepra
Abrir esta carpeta y ver su contenidoEnfermedades micobacterianas inespecíficas
 

Pirazinamida

Grupo: agente antimicobacteriano
Tabletas de 500 mg

Información general

Análogo sintético de la nicotinamida que sólo tiene un efecto bactericida débil contra M. tuberculosis pero posee una potente actividad esterilizante, especialmente en el medio intracelular relativamente ácido de los macrófagos y en las zonas de inflamación aguda. Resulta sumamente eficaz durante los dos primeros meses de tratamiento mientras persisten los cambios inflamatorios agudos y su uso ha permitido acortar las pautas terapéuticas y reducir el riesgo de recaídas.

Se absorbe fácilmente en el tracto gastrointestinal y se distribuye rápidamente por todos los tejidos y humores. Las concentraciones plasmáticas máximas se alcanzan a las dos horas y la semivida en el plasma es de unas 10 horas. Se metaboliza principalmente en el hígado y se elimina sobre todo por la orina.

Información clínica

Aplicaciones

Componente de todas las pautas de quimioterapia antituberculosa de seis y ocho meses de duración que recomienda actualmente la OMS (véanse las páginas 13 y 14).

Dosificación y administración

Adultos y niños (durante los dos primeros meses): 30 mg/kg diarios o 50 mg/kg tres veces por semana.

Contraindicaciones

• Hipersensibilidad conocida.
• Insuficiencia hepática grave.


Precauciones

Los pacientes diabéticos deben ser objeto de estrecha vigilancia, pues las cifras de glucemia pueden hacerse lábiles. La pirazinamida puede exacerbar la gota.

Empleo en el embarazo

Aunque no está demostrada la inocuidad de la pirazinamida durante el embarazo, siempre que sea posible debe usarse la pauta de seis meses a base de isoniazida, rifampicina y pirazinamida.

Efectos adversos

La pirazinamida suele tolerarse bien: Las reacciones de hipersensibilidad son raras, aunque algunos pacientes aquejan un ligero enrojecimiento de la piel.

Durante las primeras fases del tratamiento son frecuentes las elevaciones moderadas de la concentración sérica de transaminasas. Es rara la hepatotoxicidad grave.

Por inhibición de la secreción tubular renal suele producirse cierto grado de hiperuricemia, que a menudo cursa sin síntomas. A veces aparece una gota que hay que tratar con alopurinol. Suelen aparecen altralgias, particularmente en los hombros, que responden a analgésicos corrientes. Tanto la hiperuricemia como las altralgias pueden reducirse aplicando pautas de administración intermitente de pirazinamida.

Sobredosificación

Hay pocos datos sobre el tratamiento de la sobredosificación de pirazinamida. Se han comunicado casos de lesiones hepáticas agudas e hiperuricemia. El tratamiento es principalmente sintomático. El vómito provocado y el lavado de estómago pueden ser útiles si se aplican a las pocas horas de la ingestión. No existe ningún antídoto específico y el tratamiento es sobre todo de sostén.

Conservación

Las tabletas deben guardarse en recipientes bien cerrados al abrigo de la luz.

Ir a la sección anterior
Ir a la siguiente sección
 
 
El Portal de Información - Medicamentos Esenciales y Productos de Salud de la OMS fue diseñado y es mantenido por la ONG Human Info. Última actualización: le 25 junio 2014