Formulario Modelo de la OMS 2004
(2004; 543 páginas) Ver el documento en el formato PDF
Índice de contenido
Ver el documentoAbreviaciones
Ver el documentoIntroducción
Ver el documentoCambios en la Lista Modelo de Medicamentos Esenciales de la OMS
Abrir esta carpeta y ver su contenidoConsejo general a los prescriptores
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 1: Anestésicos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 2: Analgésicos, antipiréticos, antiinflamatorios no esteroides, antigotosos y fármacos antirreumáticos modificadores del curso de la enfermedad
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 3: Antialérgicos y fármacos utilizados en la anafilaxia
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 4: Antídotos y otras sustancias utilizadas en las intoxicaciones
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 5: Anticonvulsivos/ antiepilépticos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 6: Antiinfecciosos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 7: Antimigrañosos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 8: Antineoplásicos, inmunosupresores y fármacos utilizados en los cuidados paliativos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 9: Antiparkinsonianos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 10: Fármacos en hematología
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 11: Productos sanguíneos y sustitutos del plasma
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 12: Fármacos en patología cardiovascular
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 13: Fármacos en dermatología (tópicos)
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 14: Agentes de diagnóstico
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 15: Desinfectantes y antisépticos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 16: Diuréticos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 17: Fármacos en patología gastrointestinal
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 18: Hormonas y otros fármacos endocrinos y contraceptivos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 19: Productos en inmunología
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 20: Relajantes musculares (de acción periférica) e inhibidores de la colinesterasa
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 21: Preparados oftalmológicos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 22: Fármacos en obstetricia
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 23: Solución de diálisis peritoneal
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 24: Psicofármacos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 25: Fármacos que actúan sobre las vías respiratorias
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 26: Soluciones correctoras de los trastornos hidroelectrolíticos y del equilibrio ácido-base
Cerrar esta carpetaSección 27: Vitaminas y minerales
Ver el documento27.1 Vitaminas
Ver el documento27.2 Minerales
Ver el documentoApéndice 1: Interacciones
Ver el documentoApéndice 2: Gestación
Ver el documentoApéndice 3: Lactancia
Ver el documentoApéndice 4: Alteración renal
Ver el documentoApéndice 5: Alteración hepática
 

27.1 Vitaminas

Las vitaminas se utilizan para la prevención y el tratamiento de estados deficitarios específicos o cuando la dieta es inadecuada. Con frecuencia se ha sugerido aunque nunca se ha demostrado del todo, que deficiencias subclínicas de vitaminas producen más alteraciones crónicas y susceptibilidad a las infecciones. Esta creencia ha originado un elevado consumo de preparados vitamínicos, que no son más útiles que el placebo. Muchas vitaminas no son relativamente tóxicas, pero la administración prolongada de dosis elevadas de retinol (vitamina A), ergocalciferol (vitamina D2) y piridoxina (vitamina B6) puede producir efectos adversos graves.

El retinol (vitamina A) es una sustancia liposoluble que se almacena en algunos órganos del cuerpo, sobre todo el hígado. El aporte suplementario periódico con dosis altas va destinado a proteger contra el déficit de vitamina A que se asocia a defectos oculares, sobre todo xeroftalmía (incluso ceguera nocturna, que puede progresar a lesiones oculares graves y ceguera), y una susceptibilidad aumentada a las infecciones, sobre todo sarampión y diarrea. La distribución universal de vitamina A incluye la administración periódica de dosis suplementarias a todos los niños en edad preescolar con prioridad en los grupos de edad, 6 meses a 3 años, o regiones de mayor riesgo. En las regiones de alto riesgo, todas las madres también deben recibir una dosis elevada de vitamina A durante las 8 semanas después del parto. Dado que la vitamina A se asocia a efectos teratógenos, se debe administrar a dosis más bajas (no más de 10.000 unidades al día) a las mujeres en edad fértil. También se utiliza en el tratamiento de la xeroftalmía activa. Se recomienda la administración inmediata de dosis de vitamina A por vía oral ante el diagnóstico de xeroftalmía y después los pacientes con lesiones corneales agudas deben ser remitidos de urgencia a un hospital. En mujeres en edad fértil hay que valorar los posibles efectos teratógenos de la vitamina A en caso de gestación con las consecuencias graves de la xeroftalmía. Donde hay signos graves de xeroftalmía, se recomienda un tratamiento con dosis altas como en los pacientes mayores de 1 año. Cuando los síntomas son menos graves (por ejemplo, ceguera nocturna) se recomienda una dosis mucho menor. El tratamiento con vitamina A también se debe administrar durante la epidemia de sarampión para reducir las complicaciones.

La vitamina B consta de sustancias muy diferentes que son, por comodidad, clasificadas como "complejo vitamínico B". La tiamina (vitamina B1) se administra por vía oral en el déficit por una ingesta dietética inadecuada. El déficit grave puede dar lugar al "beriberi". El "beriberi" seco crónico se caracteriza por neuropatía periférica, atrofia y debilidad muscular, y parálisis; el "beriberi" húmedo se caracteriza por insuficiencia cardíaca y edema. En caso de déficit grave se puede producir el síndrome de Wernicke-Korsakoff (desmielinización del SNC). La tiamina se administra en inyección intravenosa a dosis de hasta 300 mg al día (los preparados parenterales pueden contener varias vitaminas del grupo B) como tratamiento inicial en estados carenciales graves. Tras la administración parenteral, se pueden producir reacciones alérgicas potencialmente graves. Los equipos de reanimación deben estar disponibles de manera inmediata. El déficit de riboflavina (vitamina B2) puede ser consecuencia de un aporte reducido por la dieta o a una absorción disminuida por enfermedad hepática, alcoholismo, infección crónica o tratamiento con probenecid. También se puede producir en combinación con otros estados carenciales como la pelagra. El déficit de piridoxina (vitamina B6) es raro, pues la vitamina se encuentra en muchos alimentos, pero puede producirse déficit durante el tratamiento con isoniacida, y se caracteriza por neuritis periférica. En algunas enfermedades metabólicas, como la hiperoxaluria, se administra a dosis elevadas, y también está indicada en la anemia sideroblástica. El ácido nicotínico inhibe la síntesis de colesterol y triglicéridos, y se administra en algunas hiperlipidemias. El ácido nicotínico y la nicotinamida se administran para prevenir y tratar el déficit de ácido nicotínico (pelagra). En general, prefiere la nicotinamida, porque no produce vasodilatación. La hidroxicobalamina es la forma de vitamina B12 utilizada en el tratamiento del déficit de vitamina B12 por déficit de la dieta o malabsorción (véase la sección 10.1).

El ácido fólico es esencial para la síntesis de ADN y algunas proteínas. El déficit de ácido fólico o vitamina B12 se asocia a anemia megaloblástica. El ácido fólico no se recomienda en una anemia megaloblástica no diagnosticada, excepto si se administra vitamina B12 de manera concomitante, porque podría precipitar una neuropatía (véase la sección 10.1). El aporte suplementario con 400 microgramos al día de ácido fólico está recomendado en mujeres en edad fértil a fin de reducir el riesgo de defectos del tubo neural graves en su descendencia (véase la sección 10.1).

El ácido ascórbico (vitamina C) está indicada en la prevención y el tratamiento del escorbuto. No se ha demostrado que el ácido ascórbico sea eficaz en el tratamiento del resfriado común.

El término vitamina D cubre una variedad de compuestos como ergocalciferol (vitamina D2) y colecalciferol (vitamina D3). Ambos compuestos son equipotentes y pueden administrarse para prevenir y tratar el raquitismo.

El déficit simple de vitamina D se produce cuando hay un aporte por la dieta insuficiente o no se produce suficiente colecalciferol (vitamina D3) en la piel a partir del precursor 7-deshidrocolesterol en respuesta a la luz ultravioleta.

Los niños de piel oscura deben seguir la profilaxis con vitamina D hasta los 24 meses, debido a su incapacidad para producir suficiente vitamina D3 en su piel. La piel oscura con un elevado contenido de melanina debe estar expuesta a la luz del día durante más tiempo que la piel clara para obtener la misma síntesis de vitamina D3. La vitamina D también se administra en estados carenciales causados por malabsorción intestinal o enfermedad hepática crónica, y en la hipocalcemia del hipoparatiroidismo.

La vitamina K es necesaria para la producción de los factores de la coagulación (véase la sección 10.2).

Ácido ascórbico

Vitamina C

Comprimidos, ácido ascórbico 50 mg

Indicaciones: prevención y tratamiento del escorbuto

Posología:

Profilaxis del escorbuto, por vía oral, ADULTOS y NIÑOS 25-75 mg al día

Tratamiento del escorbuto, por vía oral, ADULTOS y NIÑOS no menos de 250 mg al día distribuidos en varias tomas

Efectos adversos: se han descrito alteraciones gastrointestinales con dosis altas

Ergocalciferol

Vitamina D2

El ergocalciferol es un compuesto de la vitamina D representativo. Hay varios compuestos de vitamina D alternativos

Comprimidos, ergocalciferol 1,25 mg (50.000 unidades)

Cápsulas, ergocalciferol 1,25 mg (50.000 unidades)

Solución oral, ergocalciferol 250 microgramos/ml (10.000 unidades/ml)

NOTA. Si no se dispone de comprimido de vitamina D sola para el tratamiento del déficit simple, pueden utilizarse comprimidos de calcio y ergocalciferol, aunque el calcio es innecesario

Comprimidos, ergocalciferol 10 microgramos (400 unidades), lactato cálcico 300 mg, fosfato cálcico 150 mg

Indicaciones: prevención del déficit de vitamina D; déficit de vitamina D secundario a malabsorción o enfermedad hepática crónica; hipocalcemia del hipoparatiroidismo

Contraindicaciones: hipercalcemia; calcificación metastásica

Precauciones: hay que asegurar una dosis correcta en lactantes; vigilancia del calcio plasmático a intervalos semanales en pacientes que reciben dosis elevadas o que presentan alteración renal; náusea y vómitos - pueden indicar sobredosis e hipercalcemia; gestación y lactancia (Apéndices 2 y 3); interacciones: Apéndice 1

Posología:

Prevención del déficit de vitamina D, por vía oral, ADULTOS y NIÑOS 10 microgramos (400 unidades al día)

Tratamiento del déficit de vitamina D, por vía oral, ADULTOS 1,25 mg (50.000 unidades) al día durante un período limitado; NIÑOS 75-125 microgramos (3.000-5.000 unidades) al día

Hipocalcemia asociada al hipoparatiroidismo, por vía oral, ADULTOS 2,5 mg (100.000 unidades) al día; NIÑOS hasta 1,5 mg (60.000 unidades) al día

Efectos adversos: los síntomas de sobredosis como anorexia, lasitud, náusea y vómitos, diarrea, pérdida de peso, poliuria, sudoración, cefalea, sed, vértigo, y concentraciones elevadas de calcio y fosfato en plasma y orina; se puede producir calcificación tisular si la dosis de 1,25 se sigue durante varios meses

Nicotinamida

La nicotinamida es una sustancia de la vitamina B representativa. Hay varios compuestos alternativos

Comprimidos, nicotinamida 50 mg

Indicaciones: tratamiento de la pelagra

Posología:

Tratamiento de la pelagra, por vía oral, ADULTOS hasta 500 mg al día distribuidos en varias tomas

Piridoxina, clorhidrato

Vitamina B6

Comprimidos, clorhidrato de piridoxina 25 mg

Indicaciones: tratamiento del déficit de piridoxina por trastornos metabólicos; neuropatía por isoniacida; anemia sideroblástica

Precauciones: interacciones: Apéndice 1

Posología:

Estados carenciales, por vía oral, ADULTOS 25-50 mg hasta 3 veces al día

Neuropatía por isoniacida, profilaxis, por vía oral, ADULTOS 10 mg al día

Neuropatía por isoniacida, tratamiento, por vía oral, ADULTOS 50 mg 3 veces al día

Anemia sideroblástica, por vía oral, ADULTOS 100-400 mg al día distribuidos en varias tomas

Efectos adversos: generalmente bien tolerada, pero la administración crónica de dosis elevadas puede producir neuropatías periféricas

Retinol

Vitamina A

Grageas, retinol (como palmitato) 10.000 unidades

Cápsulas, retinol (como palmitato) 200.000 unidades

Solución oral (oleosa), retinol (como palmitato) 100.000 unidades/ml

Inyección hidrosoluble (Solución para inyección), retinol (como palmitato) 50.000 unidades/ml, ampolla 2 ml

Indicaciones: prevención y tratamiento del déficit de vitamina A; prevención de las complicaciones del sarampión

Precauciones: gestación (teratogénico; véanse las notas anteriores y el Apéndice 2); lactancia (Apéndice 3)

Posología:

Prevención del déficit de vitamina A (programas de distribución universal o específicos), por vía oral, LACTANTES menores de 6 meses, 50.000 unidades, 6-12 meses, 100.000 unidades cada 4-6 meses, preferentemente en la vacunación del sarampión; NIÑOS mayores de 1 año (preescolares), 200.000 unidades cada 4-6 meses; ADULTOS, 200.000 unidades cada 6 meses; ADULTOS mujeres gestantes, máximo 10.000 unidades al día o bien máximo 25.000 unidades cada semana; ADULTOS madres, 200.000 unidades durante el parto o en 6 semanas

Tratamiento de la xeroftalmía, por vía oral, LACTANTES menores de 6 meses, 50.000 unidades en el momento del diagnóstico, repetidas al día siguiente y después a las 2 semanas; 6-12 meses, 100.000 unidades en el momento del diagnóstico, repetidas al día siguiente y después a las 2 semanas; NIÑOS mayores de 1 año y ADULTOS (excepto mujer en edad fértil) 200.000 unidades en el momento del diagnóstico, repetidas al día siguiente y después a las 2 semanas; ADULTOS (mujer en edad fértil, véanse las notas anteriores), signos graves de xeroftalmía, como para los otros adultos; casos menos graves (por ejemplo, ceguera nocturna), 5.000-10.000 unidades al día durante 4 semanas como mínimo o bien hasta 25.000 unidades a la semana

NOTA. Los preparados de vitamina A orales son preferibles para la prevención y el tratamiento del déficit de vitamina A. Sin embargo, en situaciones en las que los pacientes presentan vómitos o anorexia grave, o sufren malabsorción, se puede administrar un preparado inyectable hidrosoluble por vía intramuscular

Efectos adversos: a las dosis recomendadas, los efectos adversos no son graves ni irreversibles; ingestiones elevadas pueden causar defectos congénitos; aumento transitorio de la presión intracraneal en adultos o fontanela tensa o abombada en lactantes (con dosis altas); una sobredosis masiva puede producir piel áspera, pelo seco, hepatomegalia, velocidad de sedimentación globular elevada, aumento del calcio sérico y elevación de las fosfatasas alcalinas

Riboflavina

Vitamina B2

Comprimidos, riboflavina 5 mg

Indicaciones: déficit de vitamina B2

Posología:

Tratamiento del déficit de vitamina B2, por vía oral, ADULTOS y NIÑOS hasta 30 mg al día en varias tomas

Profilaxis del déficit de vitamina B2, por vía oral, ADULTOS y NIÑOS 1-2 mg al día

Tiamina, clorhidrato

Vitamina B1

Comprimidos, clorhidrato de tiamina 50 mg

Indicaciones: prevención y tratamiento del déficit de vitamina B1

Precauciones: administración parenteral (véanse las notas anteriores); lactancia (Apéndice 3)

Posología:

Déficit crónico leve de tiamina, por vía oral, ADULTOS 10-25 mg al día

Ir a la sección anterior
Ir a la siguiente sección
 
 
El Portal de Información - Medicamentos Esenciales y Productos de Salud de la OMS fue diseñado y es mantenido por la ONG Human Info. Última actualización: le 6 diciembre 2017