Formulario Modelo de la OMS 2004
(2004; 543 páginas) Ver el documento en el formato PDF
Índice de contenido
Ver el documentoAbreviaciones
Ver el documentoIntroducción
Ver el documentoCambios en la Lista Modelo de Medicamentos Esenciales de la OMS
Abrir esta carpeta y ver su contenidoConsejo general a los prescriptores
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 1: Anestésicos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 2: Analgésicos, antipiréticos, antiinflamatorios no esteroides, antigotosos y fármacos antirreumáticos modificadores del curso de la enfermedad
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 3: Antialérgicos y fármacos utilizados en la anafilaxia
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 4: Antídotos y otras sustancias utilizadas en las intoxicaciones
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 5: Anticonvulsivos/ antiepilépticos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 6: Antiinfecciosos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 7: Antimigrañosos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 8: Antineoplásicos, inmunosupresores y fármacos utilizados en los cuidados paliativos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 9: Antiparkinsonianos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 10: Fármacos en hematología
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 11: Productos sanguíneos y sustitutos del plasma
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 12: Fármacos en patología cardiovascular
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 13: Fármacos en dermatología (tópicos)
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 14: Agentes de diagnóstico
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 15: Desinfectantes y antisépticos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 16: Diuréticos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 17: Fármacos en patología gastrointestinal
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 18: Hormonas y otros fármacos endocrinos y contraceptivos
Cerrar esta carpetaSección 19: Productos en inmunología
Ver el documento19.1 Agentes de diagnóstico
Cerrar esta carpeta19.2 Sueros e inmunoglobulinas
Ver el documento19.2.1 Inmunoglobulina anti-D (humana)
Ver el documento19.2.2 Inmunoglobulina antitetánica (humana)
Ver el documento19.2.3 Antitoxina diftérica
Ver el documento19.2.4 Inmunoglobulina contra la rabia (humana)
Ver el documento19.2.5 Sueros antivenenos
Abrir esta carpeta y ver su contenido19.3 Vacunas
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 20: Relajantes musculares (de acción periférica) e inhibidores de la colinesterasa
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 21: Preparados oftalmológicos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 22: Fármacos en obstetricia
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 23: Solución de diálisis peritoneal
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 24: Psicofármacos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 25: Fármacos que actúan sobre las vías respiratorias
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 26: Soluciones correctoras de los trastornos hidroelectrolíticos y del equilibrio ácido-base
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 27: Vitaminas y minerales
Ver el documentoApéndice 1: Interacciones
Ver el documentoApéndice 2: Gestación
Ver el documentoApéndice 3: Lactancia
Ver el documentoApéndice 4: Alteración renal
Ver el documentoApéndice 5: Alteración hepática
 

19.2.5 Sueros antivenenos

El envenenamiento agudo por serpientes o arañas es frecuente en muchas partes del mundo. La mordedura o picadura puede causar efectos locales y sistémicos.

Los efectos locales incluyen dolor, hinchazón, hematoma y adenopatías regionales dolorosas. Hay que limpiar las heridas y el dolor se puede aliviar con analgésicos.

Si después de una mordedura de serpiente se absorben grandes cantidades de toxina, se pueden presentar síntomas anafilactoides precoces como hipotensión transitoria, angioedema, cólico abdominal, diarrea y vómitos, seguidos por hipotensión persistente o recurrente y anomalías del ECG. Puede aparecer hemorragia sistémica espontánea, coagulopatía, síndrome de distrés respiratorio del adulto e insuficiencia renal aguda. Los síntomas anafilactoides precoces se pueden tratar con epinefrina (adrenalina). Los sueros antiveneno de serpiente constituyen el único tratamiento específico disponible, pero pueden producir reacciones adversas graves. Generalmente, sólo se utilizan si hay una clara indicación de afectación sistémica o afectación local grave o, si las provisiones no son limitadas, en pacientes de alto riesgo de afectación sistémica o local grave.

Las picaduras de araña pueden producir síndromes necróticos o neurotóxicos según las especies implicadas. Se requiere tratamiento de soporte y sintomático, y en el caso de síndrome necrótico, puede ser necesaria la reparación quirúrgica. Los sueros antiveneno de araña, adecuados para las especies implicadas, pueden prevenir los síntomas si se administran lo antes posible después del envenenamiento.

Sueros antivenenos

Inyección, suero antiveneno de serpiente y suero antiveneno de araña

NOTA. Existen muchos sueros antiveneno, cada uno contiene globulinas que neutralizan un veneno específico. Es importante que se administre el suero antiveneno específico adecuado para las especies causantes del envenenamiento

Indicaciones: tratamiento de mordeduras de serpiente y picaduras de araña

Precauciones: los medios de reanimación deben estar disponibles de manera inmediata

Posología:

Depende del antiveneno específico utilizado; consulte los documentos del fabricante

Efectos adversos: enfermedad del suero; anafilaxia con hipotensión, disnea, urticaria y shock

Ir a la sección anterior
Ir a la siguiente sección
 
 
El Portal de Información - Medicamentos Esenciales y Productos de Salud de la OMS fue diseñado y es mantenido por la ONG Human Info. Última actualización: le 29 octubre 2018