Formulario Modelo de la OMS 2004
(2004; 543 páginas) Ver el documento en el formato PDF
Índice de contenido
Ver el documentoAbreviaciones
Ver el documentoIntroducción
Ver el documentoCambios en la Lista Modelo de Medicamentos Esenciales de la OMS
Abrir esta carpeta y ver su contenidoConsejo general a los prescriptores
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 1: Anestésicos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 2: Analgésicos, antipiréticos, antiinflamatorios no esteroides, antigotosos y fármacos antirreumáticos modificadores del curso de la enfermedad
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 3: Antialérgicos y fármacos utilizados en la anafilaxia
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 4: Antídotos y otras sustancias utilizadas en las intoxicaciones
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 5: Anticonvulsivos/ antiepilépticos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 6: Antiinfecciosos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 7: Antimigrañosos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 8: Antineoplásicos, inmunosupresores y fármacos utilizados en los cuidados paliativos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 9: Antiparkinsonianos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 10: Fármacos en hematología
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 11: Productos sanguíneos y sustitutos del plasma
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 12: Fármacos en patología cardiovascular
Cerrar esta carpetaSección 13: Fármacos en dermatología (tópicos)
Ver el documento13.1 Antifúngicos
Ver el documento13.2 Antiinfecciosos (antibacterianos)
Ver el documento13.3 Antiinflamatorios y antipruriginosos
Ver el documento13.4 Astringentes
Cerrar esta carpeta13.5 Fármacos que alteran la diferenciación y la proliferación cutáneas
Ver el documento13.5.1 Acné vulgar
Ver el documento13.5.2 Psoriasis
Ver el documento13.5.3 Queratosis actínica
Ver el documento13.5.4 Verrugas
Ver el documento13.6 Escabicidas y pediculicidas
Ver el documento13.7 Protectores de los rayos ultravioleta
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 14: Agentes de diagnóstico
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 15: Desinfectantes y antisépticos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 16: Diuréticos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 17: Fármacos en patología gastrointestinal
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 18: Hormonas y otros fármacos endocrinos y contraceptivos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 19: Productos en inmunología
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 20: Relajantes musculares (de acción periférica) e inhibidores de la colinesterasa
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 21: Preparados oftalmológicos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 22: Fármacos en obstetricia
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 23: Solución de diálisis peritoneal
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 24: Psicofármacos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 25: Fármacos que actúan sobre las vías respiratorias
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 26: Soluciones correctoras de los trastornos hidroelectrolíticos y del equilibrio ácido-base
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 27: Vitaminas y minerales
Ver el documentoApéndice 1: Interacciones
Ver el documentoApéndice 2: Gestación
Ver el documentoApéndice 3: Lactancia
Ver el documentoApéndice 4: Alteración renal
Ver el documentoApéndice 5: Alteración hepática
 

13.5.2 Psoriasis

La psoriasis, que afecta a personas de todas las edades en cualquier país, es una de las dermatosis crónicas más frecuentes en los países industrializados, y se caracteriza por engrosamiento epidérmico y descamación. Las grandes variaciones locales en su prevalencia se han atribuido a factores genéticos, climáticos, nutricionales y ecológicos. Diversos acontecimientos biológicos pueden desencadenar psoriasis, como una infección estreptocócica o vírica, una crisis emocional o la gestación. De manera ocasional, la psoriasis puede estar provocada o exacerbada por fármacos como los IECA, bloqueadores beta-adrenérgicos (bloqueadores beta), cloroquina, litio, y antiinflamatorios no esteroides.

La psoriasis vulgar (psoriasis crónica en placas) es la forma más frecuente de la enfermedad, habitualmente afecta las superficies extensoras de las extremidades y el cuero cabelludo. La psoriasis guttata, observada con frecuencia en niños, suele estar causada por una infección estreptocócica; las lesiones pueden desaparecer después del tratamiento antimicrobiano. Se sabe también que la enfermedad se resuelve espontáneamente, pero con mayor frecuencia se convierte en psoriasis crónica en placas. Ningún tratamiento ha mostrado asegurar la remisión, aunque la luz solar a menudo cura las lesiones.

El ditranol restablece la velocidad normal de proliferación de las células epidérmicas y la queratinización, y la psoriasis vulgar localizada puede curar con frecuencia con aplicaciones diarias durante un período de 2 a 4 semanas. Un método de aplicación de contacto corto produce poca, si la produce, irritación o tinción de la piel normal, y es especialmente útil para el tratamiento ambulatorio. Si el ditranol penetra en el ojo, hay riesgo de conjuntivitis grave.

El alquitrán crudo también es eficaz en el tratamiento de la psoriasis. Algunos preparados contienen además ácido salicílico como queratolítico. Se suelen obtener buenos resultados cuando las aplicaciones o baños diarios se combinan con la exposición a la luz ultravioleta o la luz del sol. Los emolientes que contienen concentraciones bajas de ácido salicílico (1-2%) son útiles como adyuvantes al tratamiento, sobre todo cuando hay una gruesa descamación. Una crema que contiene urea al 10%, que tiene propiedades hidratantes, queratolíticas y antimicóticas, puede resultar más eficaz que un emoliente.

Los corticoides tópicos tienen un papel escaso en la psoriasis. Un corticoide de baja potencia como la hidrocortisona puede ser útil en la cara y las áreas de flexión, mientras que un corticoide potente como la betametasona es más adecuado para el cuero cabelludo, manos y pies. Sin embargo, cuando hay afectación de áreas extensas de superficie corporal o en caso de psoriasis eritrodérmica, puede haber suficiente absorción como para producir supresión adrenal; también aparece con frecuencia efecto rebote tras interrumpir el tratamiento, y dar lugar a una forma más inestable de psoriasis.

Alquitrán de hulla

Solución (Solución cutánea), alquitrán de hulla al 5%

Indicaciones: psoriasis crónica, solo o en combinación con exposición a la luz ultravioleta

Contraindicaciones: piel inflamada, erosionada o infectada

Precauciones: probablemente se requiere protección de la piel para reducir las reacciones de fotosensibilidad

Administración:

Psoriasis, aplíquese 1-4 veces al día, preferiblemente se inicia con un preparado de menor potencia

Baño con alquitrán, uso de 100 ml en baño de agua tibia y remojo durante 10-20 minutos; se usa de una vez al día a una vez cada 3 días durante 10 baños como mínimo; a menudo alternados con rayos ultravioleta (UVB), dejando 24 horas como mínimo entre la exposición y el tratamiento con alquitrán

Efectos adversos: irritación, reacciones de fotosensibilidad; raramente hipersensibilidad; decoloración de piel, cabello y tejidos

Ditranol

Pomada, ditranol al 0,1-2%

Indicaciones: psoriasis moderadamente grave

Contraindicaciones: hipersensibilidad; evite su uso sobre la cara, erupciones agudas, áreas excesivamente inflamadas

Precauciones: irritante - evite el contacto con los ojos y piel sana

Administración:

Psoriasis, comience con supervisión médica: se empieza con 0,1%, aplíquese con cuidado sólo sobre las lesiones, se deja en contacto durante 30 minutos, después se limpia a fondo; repita la aplicación cada día, y se aumenta gradualmente la potencia a un 2% y el tiempo de contacto a 60 minutos a intervalos semanales; lávese las manos a fondo tras su uso

Efectos adversos: irritación local; se recomienda suspender en caso de eritema excesivo o proliferación de las lesiones; conjuntivitis después del contacto con los ojos; tinción de piel, cabello y tejidos

Urea

Crema, urea al 10%

Pomada, urea al 10%

Indicaciones: agente hidratante y queratolítico para las lesiones cutáneas secas, descamativas y pruriginosas

Precauciones: evite la aplicación en la cara o sobre piel erosionada; también hay que evitar el contacto con los ojos

Administración:

Dermatosis secas, descamativas, aplíquese dos veces al día, preferiblemente sobre piel húmeda

Efectos adversos: escozor e irritación local transitorios

Ir a la sección anterior
Ir a la siguiente sección
 
 
El Portal de Información - Medicamentos Esenciales y Productos de Salud de la OMS fue diseñado y es mantenido por la ONG Human Info. Última actualización: le 29 octubre 2018