Formulario Modelo de la OMS 2004
(2004; 543 páginas) Ver el documento en el formato PDF
Índice de contenido
Ver el documentoAbreviaciones
Ver el documentoIntroducción
Ver el documentoCambios en la Lista Modelo de Medicamentos Esenciales de la OMS
Abrir esta carpeta y ver su contenidoConsejo general a los prescriptores
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 1: Anestésicos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 2: Analgésicos, antipiréticos, antiinflamatorios no esteroides, antigotosos y fármacos antirreumáticos modificadores del curso de la enfermedad
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 3: Antialérgicos y fármacos utilizados en la anafilaxia
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 4: Antídotos y otras sustancias utilizadas en las intoxicaciones
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 5: Anticonvulsivos/ antiepilépticos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 6: Antiinfecciosos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 7: Antimigrañosos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 8: Antineoplásicos, inmunosupresores y fármacos utilizados en los cuidados paliativos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 9: Antiparkinsonianos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 10: Fármacos en hematología
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 11: Productos sanguíneos y sustitutos del plasma
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 12: Fármacos en patología cardiovascular
Cerrar esta carpetaSección 13: Fármacos en dermatología (tópicos)
Ver el documento13.1 Antifúngicos
Ver el documento13.2 Antiinfecciosos (antibacterianos)
Ver el documento13.3 Antiinflamatorios y antipruriginosos
Ver el documento13.4 Astringentes
Abrir esta carpeta y ver su contenido13.5 Fármacos que alteran la diferenciación y la proliferación cutáneas
Ver el documento13.6 Escabicidas y pediculicidas
Ver el documento13.7 Protectores de los rayos ultravioleta
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 14: Agentes de diagnóstico
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 15: Desinfectantes y antisépticos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 16: Diuréticos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 17: Fármacos en patología gastrointestinal
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 18: Hormonas y otros fármacos endocrinos y contraceptivos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 19: Productos en inmunología
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 20: Relajantes musculares (de acción periférica) e inhibidores de la colinesterasa
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 21: Preparados oftalmológicos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 22: Fármacos en obstetricia
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 23: Solución de diálisis peritoneal
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 24: Psicofármacos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 25: Fármacos que actúan sobre las vías respiratorias
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 26: Soluciones correctoras de los trastornos hidroelectrolíticos y del equilibrio ácido-base
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 27: Vitaminas y minerales
Ver el documentoApéndice 1: Interacciones
Ver el documentoApéndice 2: Gestación
Ver el documentoApéndice 3: Lactancia
Ver el documentoApéndice 4: Alteración renal
Ver el documentoApéndice 5: Alteración hepática
 

13.3 Antiinflamatorios y antipruriginosos

DERMATITIS DE CONTACTO. La dermatitis de contacto puede ser consecuencia de una reacción cutánea irritante o alérgica. El primer paso para tratar esta enfermedad es la retirada de la sustancia causante de la reacción. Los casos leves de dermatitis de contacto se pueden tratar con hidrocortisona por vía tópica que reduce la inflamación. En casos más graves y para la supresión de las reacciones agudas graves asociadas a ampollas, exudación y edema, se debe considerar una tanda corta de prednisolona oral o un corticoide tópico como la betametasona. En las fases agudas de dematitis graves se recomienda el remojo en agua limpia o una solución salina templada.

PRURITO. El prurito o picor es un síntoma frecuente de muchas enfermedades cutáneas. Sin embargo, el contacto con algunas sustancias, situaciones que resecan la piel, estrés y temperaturas extremas también lo pueden producir. Por tanto, una parte importante del tratamiento es eliminar o minimizar la causa de la irritación.

Los corticoides, como la hidrocortisona o la betametasona, aplicadas por vía tópica, pueden producir alivio. También pueden ser útiles los baños balsámicos o la aplicación de un emoliente en crema; la eficacia de la loción de calamina es incierta. Los antihistamínicos sistémicos, como la clorfenamina por vía oral (sección 3.1), pueden aliviar el prurito generalizado.

DERMATITIS ATÓPICA. La dermatitis atópica (o eccema) es una enfermedad cutánea frecuente, que se produce sobre todo en lactantes y niños; se asocia a prurito intenso, con áreas de eritema. El prurito se puede aliviar parcialmente con la aplicación de una loción astringente de acetato de aluminio (sección 13.4) en las lesiones exudativas y emolientes en las placas liquenificadas. La hidrocortisona tópica se debe aplicar en tandas cortas de 1-2 semanas para tratar incluso pequeñas áreas lesionadas. En el tratamiento de la dermatitis localizada persistente en adultos se debe considerar el uso de betametasona. Los antihistamínicos tópicos no son eficaces y deben evitarse debido al riesgo de sensibilización. Sin embargo, un antihistamínico sedante se puede administrar por la noche para calmar el prurito y favorecer el sueño (sección 3.1). Una infección secundaria, en la que Staphylococcus aureus suele estar implicado, puede ser responsable de las exacerbaciones; en estos casos, se puede administrar un antibiótico por vía oral como la eritromicina durante 7-10 días (sección 6.2.2.4)

DERMATITIS SEBORREICA. El uso de un champú queratolítico y la exposición a la luz ultravioleta reduce la inflamación y la descamación de la dermatitis seborreica del cuero cabelludo (caspa). El champú se debe aplicar en un masaje en el cuero cabelludo, aclarar inmediatamente y después aplicarlo de nuevo hasta producir espuma, dejando la segunda aplicación en contacto con el cuero cabelludo durante 5 minutos como mínimo. El sulfuro de selenio, que posee propiedades antifúngicas y queratolíticas, es ampliamente utilizado en muchos champús de marca. Una combinación de azufre y ácido salicílico, que tiene una acción antimicrobiana aditiva, también es eficaz.

ICTIOSIS. En la ictiosis, se aplican emolientes como cremas acuosas y cremas emulsionantes cada día (o con mayor frecuencia en casos graves) sobre la piel afectada. Puede ser útil la adición de un queratolítico, como el ácido acetilsalicílico al 5%.

LIQUEN PLANO. El liquen plano es una erupción cutánea papular pruriginosa crónica que aparece típicamente en adultos de mediana edad y más tarde; la enfermedad suele ser leve y puede no requerir tratamiento. En casos más graves, cuando no se puede identificar la causa subyacente, un corticoide tópico ofrece la única posibilidad de remisión.

PITIRIASIS ROSADA. En la pitiriasis rosada, una dermatosis autolimitada frecuente de probable origen infeccioso, la loción de calamina ayuda a aliviar el prurito en muchos casos. En caso contrario, se puede probar la aplicación tópica de hidrocortisona en una concentración inferior al 1%.

Calamina

La calamina es un antipruriginoso tópico representativo. Hay varios fármacos alternativos

Loción (Suspensión cutánea), calamina al 8% (USP), 15% (BP)

Indicaciones: prurito leve

Administración:

Prurito leve, aplicación abundante 3-4 veces al día

Corticoides

Betametasona

La betametasona (como valerato) al 0,1% es un corticoide tópico potente representativo. Hay varios fármacos alternativos

Crema, betametasona (como valerato) al 0,1%

Pomada, betametasona (como valerato) al 0,1%

Indicaciones: enfermedades inflamatorias intensas de la piel como dermatitis de contacto, dermatitis atópica (eccema), dermatitis seborreica, liquen plano, psoriasis del cuero cabelludo, manos y pies, y prurito intratable

Contraindicaciones: infecciones cutáneas no tratadas o piel erosionada, rosácea, acné, dermatitis perioral

Precauciones: niños (hay que evitar el uso prolongado); supresión adrenal si se utiliza en áreas extensas del cuerpo o durante mucho tiempo, sobre todo en vendajes oclusivos o sobre piel erosionada; hay que evitar el uso en la cara durante más de 7 días; la infección secundaria requiere tratamiento con un antimicrobiano adecuado

Administración:

Enfermedades inflamatorias de la piel, ADULTOS y NIÑOS mayores de 2 años, aplíquese una pequeña cantidad sobre la zona afectada 1-2 veces al día hasta que se produzca mejoría, después con menor frecuencia

Efectos adversos: exacerbación de una infección local; cambios atróficos locales sobre todo en la cara y pliegues cutáneos, caracterizados por adelgazamiento de la dermis, despigmentación, dilatación de los vasos sanguíneos superficiales y formación de estrías; dermatitis perioral; acné en el punto de aplicación; inhibición del eje hipotálamo-hipófisissuprarrenal con el uso prolongado o extenso (sobre todo bajo oclusión)

Hidrocortisona, acetato

La hidrocortisona es un corticoide tópico de baja potencia representativo. Hay varios fármacos alternativos

Crema, acetato de hidrocortisona al 1%

Pomada, acetato de hidrocortisona al 1%

Indicaciones: dermatitis de contacto, dermatitis atópica (eccema), liquen plano; prurito intratable y reacciones fototóxicas, como erupciones polimorfas lumínicas y prurigo actínico; tratamiento a corto plazo de la psoriasis de la cara y áreas de flexión

Contraindicaciones: infecciones cutáneas no tratadas o piel erosionada, rosácea, acné, dermatitis perioral

Precauciones: niños (hay que evitar el uso prolongado); los vendajes oclusivos aumentan la penetración en lesiones queratinizadas (sólo se deben usar vendajes oclusivos por la noche y durante no más de 2 días; hay que evitar el uso sobre lesiones exudativas); la infección secundaria requiere tratamiento con un antimicrobiano adecuado

Administración:

Enfermedades inflamatorias de la piel, aplíquese una pequeña cantidad sobre el área afectada 1-2 veces al día hasta que se produzca mejoría, después con menor frecuencia

Efectos adversos: exacerbación de una infección local; cambios atróficos (véase Betametasona) menos frecuente con corticoides débiles, pero los lactantes y niños son especialmente susceptibles

Ir a la sección anterior
Ir a la siguiente sección
 
 
El Portal de Información - Medicamentos Esenciales y Productos de Salud de la OMS fue diseñado y es mantenido por la ONG Human Info. Última actualización: le 29 octubre 2018