Formulario Modelo de la OMS 2004
(2004; 543 páginas) Ver el documento en el formato PDF
Índice de contenido
Ver el documentoAbreviaciones
Ver el documentoIntroducción
Ver el documentoCambios en la Lista Modelo de Medicamentos Esenciales de la OMS
Abrir esta carpeta y ver su contenidoConsejo general a los prescriptores
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 1: Anestésicos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 2: Analgésicos, antipiréticos, antiinflamatorios no esteroides, antigotosos y fármacos antirreumáticos modificadores del curso de la enfermedad
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 3: Antialérgicos y fármacos utilizados en la anafilaxia
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 4: Antídotos y otras sustancias utilizadas en las intoxicaciones
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 5: Anticonvulsivos/ antiepilépticos
Cerrar esta carpetaSección 6: Antiinfecciosos
Abrir esta carpeta y ver su contenido6.1 Antihelmínticos
Abrir esta carpeta y ver su contenido6.2 Antibacterianos
Ver el documento6.3 Antifúngicos
Cerrar esta carpeta6.4 Antiprotozoarios
Ver el documento6.4.1 Fármacos activos sobre amebas, giardias y tricomonas
Ver el documento6.4.2 Antileishmaniásicos
Ver el documento6.4.3 Antipalúdicos
Ver el documento6.4.4 Fármacos activos sobre tripanosomas
Ver el documento6.4.5 Fármacos activos sobre Pneumocystis y toxoplasma
Abrir esta carpeta y ver su contenido6.5 Antivíricos
Ver el documento6.6 Repelentes de insectos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 7: Antimigrañosos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 8: Antineoplásicos, inmunosupresores y fármacos utilizados en los cuidados paliativos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 9: Antiparkinsonianos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 10: Fármacos en hematología
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 11: Productos sanguíneos y sustitutos del plasma
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 12: Fármacos en patología cardiovascular
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 13: Fármacos en dermatología (tópicos)
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 14: Agentes de diagnóstico
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 15: Desinfectantes y antisépticos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 16: Diuréticos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 17: Fármacos en patología gastrointestinal
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 18: Hormonas y otros fármacos endocrinos y contraceptivos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 19: Productos en inmunología
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 20: Relajantes musculares (de acción periférica) e inhibidores de la colinesterasa
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 21: Preparados oftalmológicos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 22: Fármacos en obstetricia
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 23: Solución de diálisis peritoneal
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 24: Psicofármacos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 25: Fármacos que actúan sobre las vías respiratorias
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 26: Soluciones correctoras de los trastornos hidroelectrolíticos y del equilibrio ácido-base
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 27: Vitaminas y minerales
Ver el documentoApéndice 1: Interacciones
Ver el documentoApéndice 2: Gestación
Ver el documentoApéndice 3: Lactancia
Ver el documentoApéndice 4: Alteración renal
Ver el documentoApéndice 5: Alteración hepática
 

6.4.3 Antipalúdicos

El paludismo humano, que se transmite por mosquitos del género Anopheles (y raramente por transmisión congénita, transfusión de sangre infectada o por el uso de jeringuillas contaminadas entre drogadictos), se produce por cuatro especies de parásitos de plasmodium. Plasmodium vivax es el más extensamente distribuido y causante de la enfermedad más debilitante. P. falciparum también está muy extendido, y es el causante de las infecciones más graves que son responsables de casi todas las muertes por paludismo. P. ovale está restringido principalmente en África y es menos prevalente, mientras que P. malariae, que causa las infecciones menos graves pero más persistentes, también está muy extendido.

Algunas formas tisulares de P. vivax y P. ovale que persisten en el hígado durante muchos meses e incluso años, son responsables de las recaídas características del paludismo. Estas formas latentes no son originadas por P. falciparum y P. malariae. La recrudescencia de estas infecciones da lugar a formas sanguíneas persistentes en pacientes no tratados o tratados de manera inadecuada.

Tratamiento del paludismo

Los esquizonticidas sanguíneos, que erradican el paludismo al destruir las formas sanguíneas asexuales de los parásitos, constituyen el pilar del tratamiento del paludismo agudo y algunos se utilizan en la profilaxis. Se incluyen las 4-aminoquinolinas (amodiaquina y cloroquina), los arilaminoalcoholes relacionados (mefloquina quinina), y artemisina y sus derivados (artemeter y artesunato). Los esquizonticidas sanguíneos no son activos sobre formas intrahepáticas y por tanto no eliminan las infecciones por P. vivax y P. ovale.

Algunos antimetabolitos actúan de manera sinérgica cuando se administran en combinación. Por ejemplo, la pirimetamina en combinación con una sulfonamida (sulfadoxina) o sulfona, y algunos antibióticos (por ejemplo, doxiciclina) son esquizonticidas sanguíneos. Dado que actúan más lentamente, estas sustancias tienen poco valor cuando se utilizan solas. Las tetraciclinas se usan principalmente como adyuvantes a la quinina cuando el P. falciparum multirresistente es prevalente.

La cloroquina, un esquizonticida de acción rápida, es bien tolerada, segura y barata. Se debe utilizar para el tratamiento del paludismo donde los parásitos siguen siendo sensibles. P. malariae y P. ovale siguen siendo completamente sensibles a la cloroquina. No obstante, se han extendido las cepas de P. falciparum resistentes a la cloroquina en el sudeste asiático, partes del subcontinente indio, América del sur, África y Oceanía; también son resistentes a la cloroquina cepas de P. vivax en Nueva Guinea Papúa e Indonesia.

Un tratamiento de 3 días con cloroquina por vía oral es suficiente para eliminar las infeciones por P. falciparum sensibles, porque la concentración plasmática efectiva se mantiene durante varias semanas. Si se produce una recaída posterior en infecciones por P. ovale y P. vivax, se debe administrar primaquina, después de una segunda tanda de cloroquina, para eliminar la infección intrahepática.

La amodiaquina es una alternativa a la cloroquina para el tratamiento de la infección por P. falciparum no complicada; pero en algunas áreas existe resistencia cruzada con la cloroquina. Se debe administrar preferiblemente como parte de un tratamiento combinado con otros antipalúdicos, por ejemplo artesunato. Se ha descrito hepatitis y alteraciones hematológicas cuando la amodiaquina se administra para la profilaxis del paludismo; hay que explicar a los pacientes cómo reconocer los síntomas de estas alteraciones y aconsejar que soliciten atención médica si se presentan.

La combinación de sulfadoxina con pirimetamina está recomendada para el tratamiento del paludismo sólo en áreas de elevada resistencia a la cloroquina. Una sola dosis de sulfadoxina con pirimetamina suele ser suficiente para eliminar la infección; también se debe administrar quinina durante 3 días en pacientes en los que la quinina puede acelerar la reducción de parasitemia y en los de riesgo de enfermedad fulminante. Sin embargo, la resistencia a estas combinaciones está actualmente extendida, sobre todo en el sudeste asiático y América del sur, y existe con baja prevalencia en África central y del este. Dado que las sulfonamidas se asocian a un riesgo de hemólisis y metahemoglobinemia en el recién nacido, para el tratamiento del paludismo resistente a la cloroquina durante la gestación se recomienda la quinina (véase la nota en quinina).

La mefloquina sigue siendo eficaz excepto en algunas áreas de resistencia en Tailandia, Myanmar y Camboya. En la actualidad, no se dispone de preparados de administración parenteral, y sólo es adecuada en pacientes que pueden tomar fármacos por vía oral. En general, es bien tolerada, aunque se han descrito algunos efectos adversos (véanse las notas). No obstante, dado el riesgo de aparición de cepas de P. falciparum resistentes a la mefloquina y su toxicidad potencial, sólo se debe utilizar después de confirmar el diagnóstico microscópico o clínico de infecciones por P. falciparum o de elevada sospecha de resistencia a la cloroquina o sulfadoxina con pirimetamina.

La quinina, administrada por vía oral, se debe reservar en las infecciones por P. falciparum que no responden a otros fármacos. La resistencia a la quinina era rara, hasta hace poco, pero la prevalencia de cepas resistentes está aumentando en áreas del sudeste asiático y de América del sur. La doxiciclina, que es un esquizonticida oral eficaz, se debe administrar en combinación con quinina, excepto en mujeres gestantes y niños menores de 8 años.

En el paludismo multirresistente, los preparados de artemisina o sus derivados (artemeter o artesunato) ofrecen la única posibilidad de curación. No se deben utilizar durante el primer trimestre de la gestación. Para el tratamiento del paludismo por falciparum multirresistente, el artesunato por vía oral puede ser un antipalúdico eficaz. Siempre se debe administrar en combinación con mefloquina. El artemeter parenteral o el artesunato, cuyo uso está restringido, son alternativas eficaces a la quinina para el tratamiento del paludismo por falciparum grave y son de elección en áreas donde se ha documentado una baja eficacia de la quinina. Con el fin de asegurar la curación radical tras el tratamiento con artemeter parenteral o con artesunato oral, hay que administrar una dosis terapéutica completa de mefloquina. Para el tratamiento del paludismo falciparum no complicado en áreas con elevada resistencia se recomienda una formulación oral a dosis fijas de artemeter con lumefantrina, de reciente introducción. No se recomienda esta combinación en la gestación ni en la lactancia.

Profilaxis contra el paludismo

Ninguna pauta farmacológica asegura una protección universal, y el uso indiscriminado de antipalúdicos puede aumentar el riesgo de aparición de resistencias.

La cloroquina, que se suele tolerar bien a las dosis habituales, es de elección donde P. falciparum sigue siendo totalmente sensible. La combinación de proguanil con cloroquina puede superar una resistencia baja a la cloroquina. La cloroquina se debe iniciar 1 semana antes de la exposición, y en mujeres gestantes se debe proseguir hasta después del parto y como mínimo 4 semanas después del último riesgo de exposición en el caso de personas no inmunes. Esto es suficiente para asegurar la eliminación de P. falciparum y P. malariae, pero no de P. vivax y P. ovale, cuyas formas hepáticas residuales sobreviven.

La mefloquina se puede administrar para la profilaxis en áreas de alto riesgo o donde se ha descrito resistencia a varios fármacos. Donde se pueda, la profilaxis se debe iniciar 2-3 semanas antes de viajar para poder identificar cualquier reacción adversa antes de la exposición (más de tres cuartas partes de las reacciones adversas se producen con la tercera dosis) y se debe proseguir durante 4 semanas tras la última exposición. La mefloquina se puede utilizar para la profilaxis durante el segundo y tercer trimestre de la gestación. Sólo se debe utilizar al principio de la gestación cuando no se dispone de fármacos alternativos o no es probable que sean eficaces, y cuando es imposible que la mujer abandone el área endémica.

El proguanil, un esquizonticida predominantemente tisular con poca actividad esquizonticida hemática, es un agente profiláctico causal, dado que es activo sobre las formas intrahepáticas preeritrocíticas, sobre todo de P. falciparum. Las formas hepáticas persistentes latentes de P. ovale y P. vivax no responden. Sin embargo, hay pruebas de que puede ser eficaz sobre P. vivax sólo inmediatamente después de la infección inicial. En áreas endémicas de paludismo y especialmente donde se han empleado profilaxis masivas, puede aparecer resistencia de P. falciparum al proguanil o compuestos relacionados. El proguanil se administra para la profilaxis con cloroquina en áreas donde existe resistencia a la cloroquina pero un riesgo de infección bajo, pues puede dar cierta protección frente a P. falciparum y aliviar los síntomas si se produce una crisis. El proguanil y la cloroquina también se pueden utilizar de manera profiláctica en áreas de alto riesgo o resistencia a varios fármacos como segunda elección donde la mefloquina no es adecuada.

No hay datos de que el proguanil a dosis profilácticas sea perjudicial durante la gestación. Dada la vulnerabilidad de la mujer gestante al paludismo por falciparum, se recomienda a dosis profilácticas plenas donde la enfermedad es prevalente y con probable respuesta al proguanil, si no se dispone de cloroquina, o con cloroquina, si esta última sola es poco probable de que sea eficaz.

Amodiaquina

La amodiaquina es un fármaco de uso restringido para el tratamiento del paludismo

Comprimidos, amodiaquina base (como clorhidrato) 153 mg, 200 mg

Indicaciones: tratamiento del paludismo por P. falciparum no complicado

Contraindicaciones: alteración hepática (Apéndice 5); alteraciones hematológicas, retinopatía

Precauciones: gestación (Apéndice 2) y lactancia (Apéndice 3); déficit de G6PD; evite el tratamiento concomitante con fármacos hepatotóxicos; interacciones: (Apéndice 1)

CONSEJO AL PACIENTE. Hay que explicar a los pacientes y a sus cuidadores cómo reconocer los signos de alteraciones hematológicas y aconsejar que soliciten atención médica lo antes posible si presentan síntomas como fiebre, dolor de garganta, erupción, úlceras bucales, púrpura, hematomas o hemorragias. También deben saber cómo reconocer los signos de hepatitis y aconsejar que soliciten atención médica si presentan síntomas como anorexia, pérdida anormal de peso, astenia, dolor abdominal, fiebre, náusea o vómitos

Posología:

NOTA. Todas las dosis se refieren a la base

Tratamiento del paludismo por P. falciparum no complicado, por vía oral, ADULTOS y NIÑOS de más de 20 kg, dosis inicial 7,5 mg/kg dos veces al día durante 1 día y después 5 mg/kg dos veces al día durante 2 días; dosis total, 35 mg/kg durante 3 días

Efectos adversos: alteraciones hematológicas como leucopenia y agranulocitosis, hepatitis, alteraciones gastrointestinales, trastornos visuales (retinopatía asociada al tratamiento prolongado, con dosis altas); raramente erupción, prurito, pigmentación cutánea, neuromiopatía

Artemeter

El artemeter es un antipalúdico complementario de uso restringido para el tratamiento del paludismo

Inyección oleosa (Solución para inyección), artemeter 80 mg/ml, ampolla 1 ml

Indicaciones: tratamiento del paludismo por P. falciparum grave en áreas donde la quinina es ineficaz

Contraindicaciones: primer trimestre de la gestación

Precauciones:

TAREAS ESPECIALIZADAS. El mareo puede afectar la capacidad para realizar tareas especializadas, por ejemplo manejar maquinaria, conducir

Posología:

Tratamiento del paludismo por P. falciparum grave (en áreas de resistencia a la quinina), por inyección intramuscular, ADULTOS y NIÑOS mayores de 6 meses, dosis de carga de 3,2 mg/kg, después 1,6 mg/kg al día hasta que el paciente pueda tolerar la administración oral o hasta un máximo de 7 días; se sigue con una única dosis de mefloquina 15 mg/kg (o de manera ocasional, en caso necesario 25 mg/kg) para realizar una curación radical

ADMINISTRACIÓN. Dado que en niños se requieren pequeños volúmenes, se debe usar una jeringa de 1 ml para asegurar la dosis correcta

Efectos adversos: cefalea, náusea, vómitos, dolor abdominal, diarrea; mareo, tinnitus, neutropenia, aumento de enzimas hepáticas; cardiotoxicidad (con dosis altas); neurotoxicidad-en estudios en animales

Artemeter con lumefantrina

Comprimidos, artemeter 20 mg con lumefantrina 120 mg

Indicaciones: tratamiento del paludismo agudo no complicado por Plasmodium falciparum o infecciones mixtas con P. falciparum en áreas con elevada resistencia a los fármacos

Contraindicaciones: gestación (Apéndice 2); lactancia (Apéndice 3); antecedente de arritmias, de bradicardia clínica importante y de insuficiencia cardíaca congestiva asociada a fracción de eyección ventricular reducida; historia familiar de muerte súbita o de alargamiento congénito del intervalo QT (véase también Precauciones)

Precauciones: trastornos electrolíticos, administración concomitante de fármacos que alargan el intervalo QT; vigilancia a los pacientes que no pueden tomar alimentos (riesgo aumentado de recrudescencia); alteración renal grave (Apéndice 4) o alteración hepática (Apéndice 5); interacciones: Apéndice 1

TAREAS ESPECIALIZADAS. El mareo puede afectar la capacidad para realizar tareas especializadas, por ejemplo manejar maquinaria, conducir

Posología:

Tratamiento del paludismo por falciparum no complicado, por vía oral, ADULTOS y NIÑOS mayores de 12 años y peso superior a 35 kg, inicialmente 4 comprimidos seguidos por 5 tomas más de 4 comprimidos cada vez a las 8, 24, 36, 48 y 60 horas (24 comprimidos durante 60 horas en total); NIÑOS de 10-14 kg, inicialmente 1 comprimido seguido por 5 tomas más de 1 comprimido a las 8, 24, 36, 48 y 60 horas (6 comprimidos durante 60 horas en total); 15-24 kg, inicialmente 2 comprimidos seguidos por 5 tomas más de 2 comprimidos cada vez a las 8, 24, 36, 48 y 60 horas (12 comprimidos durante 60 horas en total); 2534 kg, inicialmente 3 comprimidos seguidos por 5 tomas más de 3 comprimidos cada vez a las 8, 24, 36, 48 y 60 horas (18 comprimidos durante 60 horas en total)

CONSEJO AL PACIENTE. Los comprimidos se deben tomar con alimento; en caso de vómito durante la primera hora de la administración, repita la dosis

Efectos adversos: dolor abdominal, anorexia, diarrea, náusea y vómitos; cefalea, mareo, trastornos del sueño; palpitaciones; artralgia, mialgia; tos; astenia, fatiga; prurito, erupción

Artesunato

El artesunato es un antipalúdico complementario de uso restringido para el tratamiento del paludismo

Comprimidos, artesunato 50 mg

Indicaciones: tratamiento del paludismo por P. falciparum no complicado en áreas de resistencia a varios fármacos

Contraindicaciones: primer trimestre de la gestación

Precauciones: riesgo de recurrencia si se utiliza en monoterapia en pacientes no inmunes

TAREAS ESPECIALIZADAS: El mareo puede afectar la capacidad para realizar tareas especializadas, por ejemplo manejar maquinaria, conducir

Posología:

Tratamiento del paludismo por P. falciparum no complicado (en áreas de resistencia a varios fármacos), por vía oral, ADULTOS y NIÑOS mayores de 6 meses, 4 mg/kg al día durante 3 días; una sola dosis de mefloquina 15 mg/kg (o de manera ocasional 25 mg/kg, si es necesario) se administra el día 2 o 3 para conseguir una curación radical; si el artesunato se administra en monoterapia, 4 mg/kg el día 1, después 2 mg/kg al día durante 6 días

Efectos adversos: cefalea, náusea, vómitos, dolor abdominal, diarrea; mareo, tinnitus, neutropenia, aumento de enzimas hepáticas; alteración ECG, como alargamiento del intervalo QT; se ha descrito supresión temporal de la respuesta reticulocitaria e inducción de fiebre hemoglobinúrica; neurotoxicidad - en estudios en animales

Cloroquina

Comprimidos, cloroquina base (como fosfato o sulfato) 100 mg, 150 mg

Jarabe oral, cloroquina base (como fosfato o sulfato) 50 mg/5 ml

Inyección (Solución para inyección), cloroquina base (como fosfato o sulfato) 40 mg/ml, ampolla 5 ml

Indicaciones: tratamiento del paludismo agudo por P. malariae y P. falciparum sensible; P. vivax y P. ovale (seguida por primaquina para eliminar las formas intrahepáticas); profilaxis del paludismo en mujeres gestantes y personas no inmunes con riesgo; enfermedades reumáticas (sección 2.4)

Precauciones: si persiste el deterioro del paciente tras la cloroquina-hay que sospechar resistencia y administrar quinina por vía intravenosa como medida urgente; alteración hepática; alteración renal (Apéndice 4); gestación (pero en el paludismo, se considera que el beneficio supera el riesgo; Apéndice 2); lactancia (Apéndice 3); puede exacerbar una psoriasis; enfermedades neurológicas (en caso de antecedente de epilepsia, hay que evitarla en profilaxis); puede agravar una miastenia gravis; trastornos gastrointestinales graves; déficit de G6PD; evite el tratamiento concomitante con fármacos hepatotóxicos; interacciones: Apéndice 1

Posología:

NOTA. Todas las dosis se refieren a la base

Tratamiento del paludismo, por vía oral, ADULTOS y NIÑOS 10 mg/kg seguidos por 5 mg/kg 6-8 horas después; luego 5 mg/kg al día en los 2 días siguientes (o bien 10 mg/kg durante 2 días, seguidos por 5 mg/kg al día el día 3); dosis total 25 mg/kg durante 3 días

CONSEJO AL PACIENTE. La cloroquina por vía oral se debe administrar después de las comidas con el fin de minimizar las náuseas y vómitos; si se vomita una parte o toda la dosis, se debe readministrar la misma cantidad de manera inmediata

Tratamiento del paludismo (en pacientes que no pueden tomar cloroquina por vía oral, pero en el paludismo por falciparum es preferible la quinina), por infusión intravenosa muy lenta (durante 8 horas como mínimo), ADULTOS y NIÑOS 10 mg/kg como dosis inicial, después 2 infusiones más de 5 mg/kg a intervalos de 8 horas (tan pronto como el paciente pueda tomar cloroquina por vía oral, hay que suspender la infusión y completar el tratamiento con preparados orales, con una dosis total de 25 mg/kg durante 3 días); por vía intramuscular o por inyección subcutánea (cuando no se dispone de equipo para la infusión intravenosa) ADULTOS y NIÑOS 2,5 mg/kg cada 4 horas o bien 3,5 mg/kg cada 6 horas (hasta una dosis total administrada de 25 mg/kg)

Profilaxis del paludismo, por vía oral, ADULTOS 300 mg una vez a la semana; NIÑOS 5 mg/kg una vez a la semana

CONSEJO AL PACIENTE. Hay que advertir a los viajeros sobre la importancia de evitar las picaduras de mosquito, realizar la profilaxis de manera regular, y de consultar de manera inmediata a un médico en caso de enfermar durante el primer año y sobre todo durante los 3 primeros meses de la exposición potencial

DILUCIÓN Y ADMINISTRACIÓN. Según las recomendaciones del fabricante. Hay que evitar la administración parenteral rápida (riesgo de concentraciones plasmáticas tóxicas y colapso cardiovascular mortal)

Efectos adversos: cefalea, trastornos gastrointestinales; también convulsiones; trastornos visuales (retinopatía asociada al tratamiento a largo plazo, dosis altas o automedicación inadecuada); despigmentación o pérdida del cabello; erupciones; prurito-puede llegar a ser intolerable; depresión medular; reacciones de hipersensibilidad como urticaria y angioedema; bloqueo auriculoventricular (puede ser consecuencia de automedicación inadecuada); porfiria y psoriasis en personas susceptibles

Doxiciclina

La doxiciclina es un fármaco complementario para el tratamiento del paludismo

Cápsulas, doxiciclina (como clorhidrato) 100 mg

Comprimidos dispersables, doxiciclina (como monohidrato) 100 mg

Indicaciones: como complemento a la quinina en el tratamiento del paludismo por P. falciparum resistente a varios fármacos (donde hay resistencia a la quinina, en casos de hipersensibilidad a las sulfamidas; profilaxis a corto plazo del paludismo por P. falciparum resistente a varios fármacos; infecciones bacterianas (sección 6.2.2.3)

Contraindicaciones: gestación (Apéndice 2); niños menores de 8 años; porfiria; lupus eritematoso sistémico

Precauciones: se ha descrito fotosensibilidad-hay que evitar la exposición a la luz solar o las lámparas ultravioletas; alteración renal (Apéndice 4); alteración hepática (Apéndice 5); lactancia (Apéndice 3); interacciones: Apéndice 1

Posología:

Complemento en el tratamiento del paludismo (véanse las notas anteriores), por vía oral, ADULTOS y NIÑOS mayores de 8 años, 100 mg dos veces al día durante 7-10 días

Profilaxis a corto plazo del paludismo, por vía oral, ADULTOS 100 mg al día durante 8 semanas; NIÑOS mayores de 8 años, 1,5 mg/kg al día durante 8 semanas; la doxiciclina se debe iniciar el día anterior a la exposición y seguir durante 4 semanas después del último riesgo de exposición

CONSEJO AL PACIENTE. Las cápsulas se deben tragar enteras con abundante líquido, en posición sentada o de pie, para prevenir la irritación esofágica. Se pueden administrar junto con leche o comida para contrarrestar la irritación gástrica

Efectos adversos: alteraciones gastrointestinales; anorexia; eritema (suspenda el tratamiento); fotosensibilidad; reacciones de hipersensibilidad; cefalea y trastornos visuales; se ha descrito hepatotoxicidad, alteraciones hematológicas, pancreatitis y colitis por antibióticos; tinción de los dientes en crecimiento e hipoplasia dental ocasional

Mefloquina

La mefloquina es un fármaco complementario para el tratamiento del paludismo

Comprimidos, mefloquina (como clorhidrato) 250 mg

Indicaciones: tratamiento del paludismo no complicado por P. falciparum resistente a varios fármacos; tratamiento del paludismo grave y complicado, después de la quinina; adyuvante al tratamiento con artemisina y derivados; profilaxis del paludismo para los viajeros a áreas con riesgo elevado de P. falciparum resistente a varios fármacos

Contraindicaciones: antecedente de enfermedades neuropsiquiátricas como depresión o convulsiones; hipersensibilidad a la quinina

Precauciones: gestación (sólo se recomienda si otros antipalúdicos son inadecuados; Apéndice 2), evite la gestación durante el tratamiento y los 3 meses posteriores; alteraciones de la conducción cardíaca; evítese para la profilaxis en caso de alteración hepática grave (Apéndice 5) y en la epilepsia; lactancia (Apéndice 3); no se recomienda en lactantes menores de 3 meses (5 kg); interacciones: Apéndice 1

NOTA: Hay que informar a los pacientes sobre los efectos adversos asociados al uso de mefloquina y aconsejar que consulten a su médico sobre antipalúdicos alternativos en caso de que se produzcan

TAREAS ESPECIALIZADAS. Puede afectar la capacidad para realizar tareas especializadas, por ejemplo manejar maquinaria peligrosa, conducir; los efectos pueden persistir durante 3 semanas

Posología:

NOTA. Todas las dosis se refieren a mefloquina base

Tratamiento del paludismo, por vía oral, ADULTOS y NIÑOS 15 mg/kg (hasta un máximo de 1 g) en dosis única (en áreas de resistencia se puede aumentar a 25 mg/kg)

Profilaxis del paludismo, por vía oral, ADULTOS 250 mg una vez a la semana; NIÑOS de más de 15 kg, 5 mg/kg una vez a la semana; hay que iniciar la profilaxis 1-3 semanas antes de la salida y proseguir durante 4 semanas después de la última exposición, véanse las notas anteriores

CONSEJO AL PACIENTE: Hay que advertir a los viajeros sobre la importancia de evitar las picaduras de mosquito, de hacer la profilaxis de manera regular, y de visitar de manera inmediata a un médico si enferma durante el primer año y sobre todo durante los 3 primeros meses de la exposición potencial

Efectos adversos: náusea, vómitos, diarrea, dolor abdominal, anorexia, cefalea, mareo (puede ser grave), pérdida del equilibrio, somnolencia, insomnio y sueños anormales; alteraciones neurológicas y psiquiátricas como neuropatías motoras y sensitivas, temblor, ataxia, alteraciones visuales, tinnitus, trastornos vestibulares; convulsiones, ansiedad, depresión, confusión, alucinaciones, ataques de pánico, inestabilidad emocional, agresividad, agitación y psicosis; alteraciones circulatorias, taquicardia, bradicardia, alteraciones de la conducción cardíaca; debilidad muscular, mialgia, artralgia; erupción, urticaria, prurito, alopecia; alteración de las pruebas hepáticas, leucopenia, leucocitosis, trombocitopenia; raramente, síndrome de Stevens-Johnson, bloqueo auriculoventricular y encefalopatía

Primaquina

Comprimidos, primaquina (como fosfato) 7,5 mg, 15 mg

Indicaciones: eliminación de las formas intrahepáticas de P. vivax y P. ovale (después de un tratamiento estándar con cloroquina); eliminación de gametocitos de P. falciparum (después de un tratamiento habitual con un esquizonticida hemático)

Contraindicaciones: gestación (el tratamiento con primaquina se debe retrasar hasta después del parto; Apéndice 2); lactancia (Apéndice 3); enfermedades que predisponen a la granulocitopenia (como artritis reumatoide activa y lupus eritematoso)

Precauciones: se recomienda vigilar el recuento de células hemáticas; en caso de metahemoglobinemia o hemólisis, hay que retirar el tratamiento y consultar a un médico; déficit de G6PD (se debe descartar antes de un tratamiento radical por P. vivax y P. ovale, pero no antes de una sola dosis de tratamiento gametocitocida

Posología:

NOTA. Todas las dosis se refieren a la base

Tratamiento radical del paludismo por P. vivax y P. ovale (después de tratamiento estándar con cloroquina), por vía oral, ADULTOS 250 microgramos/kg al día (o 15 mg al día) durante 14 días; NIÑOS 250 microgramos/kg al día durante 14 días; en caso de déficit por G6PD, ADULTOS 750 microgramos/kg una vez a la semana durante 8 semanas; NIÑOS 500-750 microgramos/kg una vez a la semana durante 8 semanas

Tratamiento gametocitocida de P. falciparum (después de un tratamiento esquizonticida sanguíneo habitual), por vía oral, ADULTOS y NIÑOS 500-750 microgramos/kg en dosis única

Efectos adversos: anorexia, náusea y vómitos, dolor abdominal; anemia hemolítica aguda (con frecuencia en déficit de G6PD); raramente, metahemoglobinemia, hemoglobinuria, agranulocitosis, granulocitopenia y leucopenia

Proguanil, clorhidrato

Comprimidos, clorhidrato de proguanil 100 mg

Indicaciones: con cloroquina, profilaxis del paludismo en áreas de baja resistencia

Contraindicaciones: administración en áreas de resistencia conocida al proguanil o a la pirimetamina

Precauciones: alteración renal (Apéndice 4); gestación (se requieren suplementos de folatos, Apéndice 2); lactancia (Apéndice 3); interacciones: Apéndice 1

Posología:

Profilaxis del paludismo, por vía oral, ADULTOS 200 mg al día, después de una comida; NIÑOS menores de 1 año, 25 mg al día; NIÑOS 1-4 años, 50 mg al día; NIÑOS 5-8 años, 100 mg al día; NIÑOS 9-14 años, 150 mg al día

CONSEJO AL PACIENTE: Hay que advertir a los viajeros sobre la importancia de evitar las picaduras de mosquito, de hacer la profilaxis de manera regular, y de visitar de manera inmediata a un médico si enferma durante el primer año y sobre todo durante los 3 primeros meses de la exposición potencial

Efectos adversos: intolerancia gástrica leve, diarrea; úlceras orales y estomatitis ocasionales; se han descrito reacciones cutáneas y pérdida del cabello; raramente reacciones de hipersensibilidad como urticaria y angioedema

Quinina

Comprimidos, sulfato de quinina 300 mg; bisulfato de quinina 300 mg

Inyección (Solución para dilución para infusión), clorhidrato de quinina 300 mg/ml, ampolla 2 ml

Indicaciones: paludismo por P. falciparum resistente a varios fármacos

Contraindicaciones: hemoglobinuria; neuritis óptica; tinnitus

Precauciones: fibrilación auricular, defectos de conducción, bloqueo cardíaco; hay que vigilar la aparición de signos de toxicidad cardíaca y concentraciones de glucosa en sangre (con la administración intravenosa); gestación (pero adecuado para el tratamiento del paludismo, Apéndice 2); alteración renal (Apéndice 4); déficit de G6PD; puede agravar la miastenia gravis; interacciones: apéndice 1

Posología:

NOTA. Quinina (base anhidra) 100 mg = bisulfato de quinina 169 mg = diclorhidrato de quinina 122 mg = sulfato de quinina 121 mg

El bisulfato de quinina 300 mg en comprimidos contiene menos quinina que 300 mg de sulfato o diclorhidrato

Tratamiento del paludismo por P. falciparum resistente a varios fármacos, por vía oral, ADULTOS 600 mg (sulfato de quinina) cada 8 horas durante 3, 7 o 10 días; NIÑOS 10 mg/kg (sulfato de quinina) cada 8 horas durante 3, 7 o 10 días; la duración del tratamiento depende de la sensibilidad local del P. falciparum y si se administran también o no antipalúdicos adicionales

CONSEJO AL PACIENTE. Si durante la primera hora se vomita toda o una parte de la dosis, es preciso readministrar la misma cantidad de manera inmediata

Tratamiento del paludismo por P. falciparum resistente a varios fármacos (en pacientes que no pueden tomar quinina por vía oral), por infusión intravenosa lenta (durante 4 horas), ADULTOS 20 mg/kg (diclorhidrato de quinina) seguidos por 10 mg/kg (diclorhidrato de quinina) cada 8 horas; NIÑOS 20 mg/kg (diclorhidrato de quinina) seguidos por 10 mg/kg (diclorhidrato de quinina) cada 12 horas; la dosis inicial debe reducirse a la mitad en pacientes que han recibido quinina, quinidina o mefloquina durante las 12-24 horas previas

DILUCIÓN Y ADMINISTRACIÓN. Según las recomendaciones del fabricante; la inyección intravenosa de quinina es tan peligrosa que ha sido reemplazada por la infusión; donde no se dispone de medios para la infusión intravenosa, se puede administrar una dilución adecuada por inyección intramuscular

Efectos adversos: cinconismo (tinnitus, cefalea, visión borrosa, ceguera temporal, alteración de la agudeza visual, náusea, diarrea, piel enrojecida y caliente, erupciones, confusión); reacciones de hipersensibilidad como angioedema; raramente, hemorragia y asma; hipoglucemia (sobre todo después de la administración parenteral); lesión renal (que puede progresar a insuficiencia renal aguda y anuria); alteraciones hematológicas; efectos cardiovasculares, gastrointestinales y SNC; muy tóxica en sobredosis - requiere atención médica inmediata

Sulfadoxina con pirimetamina

La sulfadoxina con pirimetamina son fármacos complementarios para el tratamiento del paludismo

Comprimidos, sulfadoxina 500 mg con pirimetamina 25 mg

Indicaciones: tratamiento del paludismo por P. falciparum sensible en áreas de elevada resistencia a la cloroquina y en pacientes que no han respondido a la cloroquina; se puede añadir quinina durante 3 días (véanse las notas anteriores)

Contraindicaciones: hipersensibilidad a las sulfonamidas o a la pirimetamina; alteración hepática o renal grave (excepto donde no se dispone de alternativas terapéuticas)

Precauciones: evítese en alteraciones hematológicas-excepto con supervisión de un especialista; en caso de alteración hematológica, se recomienda la retirada inmediata; erupción, dolor de garganta, úlceras bucales o falta de aliento-retirada del tratamiento; déficit G6PD; predisposición al déficit de folatos; gestación (Apéndice 2); lactancia (Apéndice 3); interacciones: Apéndice 1

Posología:

Tratamiento del paludismo por P. falciparum sensible (véanse las notas anteriores), por vía oral, ADULTOS sulfadoxina 1,5 g con pirimetamina 75 mg (3 comprimidos) en dosis única; NIÑOS 5-10 kg, medio comprimido; 11-20 kg, 1 comprimido; 21-30 kg, 1½ comprimidos; 31-45 kg, 2 comprimidos, en dosis única

Efectos adversos: erupciones, prurito, pérdida ligera de cabello; raramente eritema multiforme (síndrome de Stevens-Johnson) y necrólisis epidérmica tóxica; alteraciones gastrointestinales como náusea, vómitos, estomatitis; raramente, hepatitis, leucopenia, trombocitopenia, anemia megaloblástica y púrpura - hay que retirar el tratamiento; también se ha descrito fatiga, cefalea, fiebre, polineuritis; infiltrados pulmonares como alveolitis alérgica o eosinofílica-en caso de síntomas de tos o dificultad en la respiración - hay que retirar el tratamiento

Ir a la sección anterior
Ir a la siguiente sección
 
 
El Portal de Información - Medicamentos Esenciales y Productos de Salud de la OMS fue diseñado y es mantenido por la ONG Human Info. Última actualización: le 29 octubre 2018