Formulario Modelo de la OMS 2004
(2004; 543 páginas) Ver el documento en el formato PDF
Índice de contenido
Ver el documentoAbreviaciones
Ver el documentoIntroducción
Ver el documentoCambios en la Lista Modelo de Medicamentos Esenciales de la OMS
Abrir esta carpeta y ver su contenidoConsejo general a los prescriptores
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 1: Anestésicos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 2: Analgésicos, antipiréticos, antiinflamatorios no esteroides, antigotosos y fármacos antirreumáticos modificadores del curso de la enfermedad
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 3: Antialérgicos y fármacos utilizados en la anafilaxia
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 4: Antídotos y otras sustancias utilizadas en las intoxicaciones
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 5: Anticonvulsivos/ antiepilépticos
Cerrar esta carpetaSección 6: Antiinfecciosos
Abrir esta carpeta y ver su contenido6.1 Antihelmínticos
Cerrar esta carpeta6.2 Antibacterianos
Ver el documento6.2.1 Beta-lactámicos
Ver el documento6.2.2 Otros antibacterianos
Ver el documento6.2.3 Antileprosos
Ver el documento6.2.4 Antituberculosos
Ver el documento6.3 Antifúngicos
Abrir esta carpeta y ver su contenido6.4 Antiprotozoarios
Abrir esta carpeta y ver su contenido6.5 Antivíricos
Ver el documento6.6 Repelentes de insectos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 7: Antimigrañosos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 8: Antineoplásicos, inmunosupresores y fármacos utilizados en los cuidados paliativos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 9: Antiparkinsonianos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 10: Fármacos en hematología
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 11: Productos sanguíneos y sustitutos del plasma
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 12: Fármacos en patología cardiovascular
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 13: Fármacos en dermatología (tópicos)
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 14: Agentes de diagnóstico
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 15: Desinfectantes y antisépticos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 16: Diuréticos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 17: Fármacos en patología gastrointestinal
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 18: Hormonas y otros fármacos endocrinos y contraceptivos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 19: Productos en inmunología
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 20: Relajantes musculares (de acción periférica) e inhibidores de la colinesterasa
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 21: Preparados oftalmológicos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 22: Fármacos en obstetricia
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 23: Solución de diálisis peritoneal
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 24: Psicofármacos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 25: Fármacos que actúan sobre las vías respiratorias
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 26: Soluciones correctoras de los trastornos hidroelectrolíticos y del equilibrio ácido-base
Abrir esta carpeta y ver su contenidoSección 27: Vitaminas y minerales
Ver el documentoApéndice 1: Interacciones
Ver el documentoApéndice 2: Gestación
Ver el documentoApéndice 3: Lactancia
Ver el documentoApéndice 4: Alteración renal
Ver el documentoApéndice 5: Alteración hepática
 

6.2.3 Antileprosos

La lepra es una infección micobacteriana crónica por Mycobacterium leprae, un bacilo intracelular de crecimiento lento que infiltra la piel, los nervios periféricos, la mucosa nasal y otras mucosas, y los ojos; afecta a personas de todas las edades y de ambos sexos. El período de incubación entre la infección y la aparición de la lepra es habitualmente entre 2 a 10 años, pero puede ser hasta de 20 años. Se transmite de persona a persona cuando los bacilos son expulsados por la nariz; la mayoría de personas tienen inmunidad natural y los síntomas son suprimidos. Para objetivos de tratamiento los pacientes se pueden clasificar en lepra paucibacilar (PB) o multibacilar (MB). Las dos formas se pueden diferenciar mediante frotis cutáneo, pero no siempre se dispone de medios para realizarlos y su fiabilidad con frecuencia es dudosa. En la práctica, muchos programas de lepra clasifican y seleccionan una pauta basada en el número de lesiones cutáneas; como son lepra PB (1-5 lesiones cutáneas) y lepra MB (más de 5 lesiones cutáneas).

Los fármacos utilizados para el tratamiento de la lepra siempre se deben administrar en combinación; esto es esencial para evitar la aparición de resistencias. Actualmente, la rifampicina se combina con la dapsona para tratar la lepra PB y la rifampicina y la clofacimina se combinan con dapsona para tratar la lepra MB. En la actualidad, el Programa de la OMS para la Eliminación de la Lepra proporciona, de manera gratuita, un tratamiento con varios fármacos por vía oral en blísters con código de colores (blísters MDT) para mejorar la adhesión del paciente al tratamiento. Cualquier paciente con un frotis cutáneo positivo debe recibir tratamiento con la pauta con varios fármacos (MDT) para la lepra MB. La pauta para la lepra PB nunca se debe administrar a un paciente con lepra MB. Si no es posible la clasificación diagnóstica en un paciente concreto, hay que utilizar la pauta con varios fármacos (MDT) para la lepra MB.

Las reacciones leprosas son episodios de incremento súbito de la actividad de la lepra y suelen asociarse a neuritis; siempre se deben tratar de manera precoz para prevenir la lesión neurológica permanente y la discapacidad. En caso de reacción leprosa, hay que proseguir el tratamiento con varios fármacos. Esto reduce la frecuencia y la gravedad de las reacciones leprosas.

Las reacciones leprosas de tipo 1, o reacciones de inversión, son reacciones de hipersensibilidad retardadas y pueden ocurrir tanto en la lepra PB como en la MB. Si no hay lesión neurológica, las reacciones de tipo 1 se pueden tratar con analgésicos como el ácido acetilsalicílico o el paracetamol. Si hay afectación neurológica, hay que administrar corticoides, como prednisolona por vía oral, junto con analgésicos.

La reacción leprosa de tipo 2, también conocida como eritema nudoso leproso (ENL), es una respuesta por anticuerpos a bacterias muertas de la lepra y se produce sólo en la lepra MB. El tratamiento para las reacciones de tipo 2 puede incluir analgésicos, como el ácido acetilsalicílico o el paracetamol, y un corticoide, como la prednisolona por vía oral. En los pacientes que no responden a un corticoide, se puede administrar clofacimina. Las reacciones leprosas de tipo 2 graves deben ser tratadas son supervisión médica en el hospital.

Si un paciente no responde al tratamiento de la reacción leprosa en 6 semanas o parece empeorar, el paciente debe ser remitido inmediatamente al centro especializado más próximo. La neuritis puede aparecer durante las reacciones leprosas o de manera independiente. Se puede tratar de manera eficaz con una tanda de 12 semanas con prednisolona por vía oral; si el paciente no responde, es necesario el tratamiento en un centro especializado.

PAUTAS DE TRATAMIENTO. La pauta recomendada en la lepra paucibacilar (PB) en adultos (50-70 kg) es rifampicina 600 mg una vez al mes y dapsona 100 mg al día. En los niños de 10 a 14 años se puede administrar rifampicina 450 mg una vez al mes y dapsona 50 mg al día. En niños pequeños hay que ajustar la dosis de manera adecuada. Por ejemplo, dapsona 25 mg al día y rifampicina 300 mg una vez al mes. El tratamiento se sigue durante 6 meses en la lepra PB.

La pauta recomendada en la lepra multibacilar (MB) en adultos (50-70 kg) es rifampicina 600 mg y clofacimina 300 mg, ambas administradas una vez al mes junto con clofacimina 50 mg y dapsona 100 mg, ambas cada día. En niños de 10 a 14 años se puede administrar rifampicina 450 mg y clofacimina 150 mg, ambas una vez al mes junto con clofacimina 50 mg a días alternos y dapsona 50 mg al día. En niños pequeños hay que ajustar la dosis de manera adecuada. Por ejemplo, dapsona 25 mg al día, clofacimina 50 mg dos veces a la semana, y rifampicina 300 mg una vez al mes. En la lepra MB el tratamiento se prosigue durante 12 meses.

En pacientes que no pueden tomar rifampicina por alergia, otras enfermedades, o por lepra resistente a la rifampicina, y en pacientes que rechazan tomar clofacimina, hay pautas alternativas que incluyen ofloxacino y minociclina [no se incluye en la Lista Modelo de la OMS].

Clofacimina

Cápsulas, clofacimina 50 mg, 100 mg

Indicaciones: lepra multibacilar (MB); reacciones leprosas de tipo 2

Precauciones: síntomas gastrointestinales previos (hay que reducir la dosis, aumente el intervalo de dosis o retire si aparecen síntomas durante el tratamiento); alteración hepática y renal; gestación y lactancia; puede decolorar lentillas de contacto blandas

Posología:

Lepra multibacilar (en combinación con dapsona y rifampicina, véanse las notas anteriores), por vía oral, ADULTOS 50 mg una vez al día y 300 mg una vez al mes; NIÑOS 10-14 años, 50 mg a días alternos y 150 mg una vez al mes; NIÑOS menores de 10 años, véanse las notas anteriores; siga el tratamiento durante 12 meses

Reacción leprosa de tipo 2 (eritema nudoso leproso; véanse las notas anteriores), por vía oral, ADULTOS y NIÑOS 200-300 mg al día distribuidos en 2 o 3 tomas; pueden ser necesarias 4-6 semanas de tratamiento hasta que se observe efecto

Efectos adversos: decoloración reversible de piel, pelo, córnea, conjuntiva, lágrimas, sudor, esputo, heces y orina; síntomas gastrointestinales relacionados con la dosis como dolor, náusea, vómitos y diarrea; edema mucoso y submucoso graves, con tratamiento prolongado a dosis altas-que puede ser grave y producir obstrucción subaguda del intestino delgado (véase también Precauciones)

Dapsona

Comprimidos, dapsona 25 mg, 50 mg, 100 mg

Indicaciones: lepra paucibacilar (PB) y multibacilar (MB)

Contraindicaciones: hipersensibilidad a las sulfonas; anemia grave

Precauciones: anemia (hay que tratar una anemia grave antes del tratamiento y realizar recuentos de células hemáticas durante el tratamiento); sensibilidad a hemólisis como déficit de G6PD (se incluye la lactancia de lactantes afectados); gestación (Apéndice 2); lactancia (Apéndice 3); porfiria; interacciones: Apéndice 1

ALTERACIONES HEMATOLÓGICAS. Hay que explicar a los pacientes que reciben tratamiento prolongado y a sus cuidadores cómo reconocer alteraciones hematológicas y aconsejar que soliciten atención médica inmediata si presentan síntomas como fiebre, dolor de garganta, erupción, úlceras bucales, púrpura, hematomas o hemorragias

Posología:

Lepra paucibacilar (en combinación con rifampicina, véanse las notas anteriores), por vía oral, ADULTOS 100 mg al día; NIÑOS menores de 10 años, véanse las notas anteriores; 10-14 años 50 mg al día; prosiga el tratamiento durante 6 meses

Lepra multibacilar (en combinación con rifampicina y clofacimina, véanse las notas anteriores), por vía oral, ADULTOS 100 mg al día; NIÑOS menores de 10 años, véanse las notas anteriores; 10-14 años 50 mg al día; prosiga el tratamiento durante 12 meses

Efectos adversos: hemólisis y metahemoglobinemia; dermatitis alérgica (raramente con necrólisis epidérmica tóxica y síndrome de Stevens-Johnson); raramente, hepatitis y agranulocitosis; "síndrome dapsona" similar a la mononucleosis-reacción de hipersensibilidad rara con síntomas como erupción, fiebre, ictericia y eosinofilia; irritación gastrointestinal; se ha descrito taquicardia, cefalea, nerviosismo, insomnio, visión borrosa, parestesia, neuropatía periférica reversible y psicosis

Rifampicina

Comprimidos, rifampicina 150 mg, 300 mg

Cápsulas, rifampicina 150 mg, 300 mg

Indicaciones: lepra paucibacilar (PB); lepra multibacilar (MB); tuberculosis (sección 6.2.4)

Contraindicaciones: hipersensibilidad a las rifamicinas; ictericia

Precauciones: hay que reducir la dosis en alteración hepática (Apéndice 5); es preciso realizar recuento de células hemáticas y pruebas de función hepática en enfermedades hepáticas, dependencia al alcohol, edad avanzada o en tratamientos prolongados; alteración renal (si la dosis es superior a 600 mg al día); gestación (Apéndice 2); lactancia (Apéndice 3); porfiria; decoloración de lentes de contacto blandas; importante: hay que advertir a las pacientes que toman contraceptivos orales que usen medios de contracepción adicionales; interacciones: Apéndice 1

NOTA. La reanudación del tratamiento con rifampicina después de un largo intervalo puede producir reacciones inmunológicas graves, que pueden dar lugar a alteración renal, hemólisis o trombocitopenia-suspensión permanente si aparecen efectos adversos graves

ALTERACIONES HEPÁTICAS. Hay que advertir a los pacientes o a sus cuidadores cómo reconocer los signos de alteraciones hepáticas y aconsejarles que retiren el tratamiento y soliciten atención médica inmediata si presentan síntomas como náusea persistente, vómitos, malestar o ictericia

Posología:

Lepra paucibacilar (en combinación con dapsona, véanse las notas anteriores), por vía oral, ADULTOS 600 mg una vez al mes; NIÑOS menores de 10 años, véanse las notas anteriores; 10-14 años 450 mg una vez al mes; prosiga el tratamiento durante 6 meses

Lepra multibacilar (en combinación con dapsona y clofacimina, véanse las notas anteriores), por vía oral, ADULTOS 600 mg una vez al mes con supervisión; NIÑOS menores de 10 años, véanse las notas anteriores; 10 14 años 450 mg una vez al mes con supervisión; prosiga el tratamiento durante 12 meses

CONSEJO AL PACIENTE. Se debe administrar 30 minutos antes de las comidas como mínimo, pues la absorción se reduce con la comida

Efectos adversos: alteraciones gastrointestinales graves como anorexia, náusea, vómitos y diarrea (se ha descrito diarrea por antibióticos); cefalea, somnolencia; erupciones, fiebre, síndrome similar a la gripe y síntomas respiratorios, colapso, shock, anemia hemolítica, insuficiencia renal aguda y púrpura trombocitopénica-más frecuente con tratamiento intermitente; alteraciones de la función hepática-ictericia y hepatitis potencialmente mortal (relacionada con la dosis; no hay que sobrepasar la dosis diaria máxima de 600 mg); también se ha descrito edema, debilidad muscular y miopatía, dermatitis exfolativa, necrólisis epidérmica tóxica, reacciones penfigoides, leucopenia, eosinofilia y trastornos menstruales; coloración rojo-anaranjada de la orina, lágrimas, saliva y esputo

Ir a la sección anterior
Ir a la siguiente sección
 
 
El Portal de Información - Medicamentos Esenciales y Productos de Salud de la OMS fue diseñado y es mantenido por la ONG Human Info. Última actualización: le 29 octubre 2018