Modelo OMS de información sobre prescripción de medicamentos: Medicamentos utilizados en las enfermedades parasitarias - Segunda edición
(1996; 160 páginas) [English] [French] Ver el documento en el formato PDF
Índice de contenido
Ver el documentoPrefacio
Abrir esta carpeta y ver su contenidoProtozoos
Cerrar esta carpetaHelmintos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoInfecciones por cestodos (tenias)
Abrir esta carpeta y ver su contenidoInfecciones por nematodos intestinales
Ver el documentoInfecciones por nematodos tisulares
Abrir esta carpeta y ver su contenidoLoasis
Abrir esta carpeta y ver su contenidoFilariasis linfática
Abrir esta carpeta y ver su contenidoOncocercosis
Abrir esta carpeta y ver su contenidoEsquistosomiasis
Cerrar esta carpetaDistomas intestinales, hepáticos y pulmonares
Ver el documentoPraziquantel
Ver el documentoOtras publicaciones de la OMS sobre temas afines
Ver el documentoCubierta posterior
 

Distomas intestinales, hepáticos y pulmonares

Al menos 50 millones de personas, en su mayor parte residentes en Asia meridional y oriental, pero también en Europa central y oriental, se encuentran infectadas por distomas (trematodos) patógenos. Los miracidios que salen de los huevos puestos por los gusanos infectados penetran en el primer huésped intermediario, un caracol de agua dulce, en el que en pocas semanas se convierten en cercarias capaces de circular libremente por el agua y penetrar en peces y crustáceos o adherirse a las plantas acuáticas. Cada cercaria forma un quiste que contiene una metacercaria.

El ciclo se completa cuando el hombre u otros mamíferos huéspedes ingieren los quistes. Las secuelas clínicas de la infección dependen de los tipos de migración y distribución de los gusanos maduros.

Distomas intestinales

Los distomas intestinales comprenden Fasciolopsis buski, Metagonimus yokogawai, Heterophyes heterophyes, Echinostoma spp y Gastrodiscoides hominis. Las metacercarias enquistadas se liberan en el duodeno, adhiriéndose a la mucosa y madurando durante tres meses para convertirse en gusanos adultos. Rara vez causan otros síntomas que diarrea y molestias abdominales, pero los pacientes fuertemente infectados por Fasciolopsis buski presentan a veces reacciones edematosas alérgicas.

Distomas hepáticos

Los distomas hepáticos (duelas) comprenden Clonorchis sinensis, Opisthorchis viverrini, O. felineus y Fasciola hepatica. Tras su liberación en el duodeno, las metacercarias ascienden por el árbol biliar hasta alcanzar los conductos intrahepáticos, donde se convierten en gusanos adultos tras un periodo de maduración de dos meses. Los huevos puestos por los gusanos hembras retornan al duodeno en la bilis. Rara vez se observan síntomas, pero las infecciones intensas pueden provocar fiebre, dolor epigástrico, hepatomegalia, ictericia y colangitis recidivante. En algunas zonas la infección por Clonorchis sinensis y Opisthorchis spp está íntimamente asociada al colangio carcinoma (cáncer de los conductos biliares).

Distomas pulmonares

Los distomas pulmonares son del género Paragonimus. Una vez liberadas en el íleon, las metacercarias de los distomas pulmonares penetran en la cavidad peritoneal a través de la pared del intestino, y desde allí emigran a los pulmones atravesando el diafragma y el espacio pleural. Al instalarse en el parénquima pulmonar, cada una de ellas produce una reacción inflamatoria necrótica intensa, pero localizada, que acaba convirtiéndose en un quiste o absceso cavitario. La cápsula que rodea al parásito se hincha a medida que el distoma madura, y, tras unas 6-9 semanas, los parásitos empiezan a poner huevos que quedan en libertad en los bronquiolos y remontan por el árbol respiratorio hasta llegar al tracto gastrointestinal. Rara vez se encuentran más de 20 quistes, cada uno de los cuales alberga uno o dos gusanos. Estos suelen vivir unos 6-7 años, pero hay noticias de algunos que sobrevivieron hasta 20 años.

Las infecciones leves son asintomáticas, pero si se deja sin tratar una gran población de distomas, éstos pueden causar bronquitis crónica, bronquiectasias, derrames pleurales y fibrosis. También pueden madurar en localizaciones ectópicas, especialmente el cerebro, donde provocan a veces epilepsia, paresias focales y otros signos de lesión expansiva. La paragonimiasis pulmonar puede producir síntomas clínicos similares o ir asociada a la tuberculosis activa.

Prevención1

1 Para más información, véase Lucha contra las infecciones por trematodos transmitidas por los alimentos. Informe de un Grupo de Estudio de la OMS. Ginebra, Organización Mundial de la Salud (OMS, Serie de Informes Técnicos, N° 849) (en prensa).

Para prevenir estas infecciones hay que hacer ver a las comunidades los peligros a que se exponen comiendo alimentos que puedan estar infectados o contaminados.

Tratamiento1

1 Para más información, véase Lucha contra las infecciones por trematodos transmitidas por los alimentos. Informe de un Grupo de Estudio de la OMS. Ginebra, Organización Mundial de la Salud (OMS, Serie de Informes Técnicos, N° 849) (en prensa).

El praziquantel ha transformado el tratamiento de la mayor parte de las infecciones producidas por distomas. Prácticamente en todos los casos de infección (con la excepción de la causada por Fasciola) se logra la curación parasitológica sin efectos adversos de importancia, pero el tratamiento de las infecciones por Paragonimus debe prolongarse varios días.

Algunas pruebas indican que una dosis única de la prescripción veterinaria de triclabendazol es eficaz y se tolera bien en una gran proporción de casos de infecciones por Fasciola y por Paragonimus. Sin embargo, es preciso evaluar otras pruebas clínicas para que el triclabendazol se pueda registrar para uso humano. Se puede utilizar con fines compasivos para personas concretas.

Ir a la sección anterior
Ir a la siguiente sección
 
 
El Portal de Información - Medicamentos Esenciales y Productos de Salud de la OMS fue diseñado y es mantenido por la ONG Human Info. Última actualización: le 5 noviembre 2014