Modelo OMS de información sobre prescripción de medicamentos: Medicamentos utilizados en las enfermedades parasitarias - Segunda edición
(1996; 160 páginas) [English] [French] Ver el documento en el formato PDF
Índice de contenido
Ver el documentoPrefacio
Cerrar esta carpetaProtozoos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoAmibiasis y giardiasis
Ver el documentoBabesiosis
Ver el documentoAmibas de vida autónoma
Abrir esta carpeta y ver su contenidoLeishmaniasis
Abrir esta carpeta y ver su contenidoPaludismo
Ver el documentoInfecciones intestinales diversas
Abrir esta carpeta y ver su contenidoNeumocistosis
Abrir esta carpeta y ver su contenidoToxoplasmosis
Cerrar esta carpetaTricomoniasis
Ver el documentoMetrodinazol
Abrir esta carpeta y ver su contenidoTripanosomiasis africana
Abrir esta carpeta y ver su contenidoTripanosomiasis americana
Abrir esta carpeta y ver su contenidoHelmintos
Ver el documentoOtras publicaciones de la OMS sobre temas afines
Ver el documentoCubierta posterior
 

Tricomoniasis

El protozoo parásito Trichomonas vaginalis es una de las causas más frecuentes de infecciones de transmisión sexual. Se calcula que sufren esta infección más de 200 millones de personas al año. La prevalencia varía mucho de unas comunidades a otras. Los sujetos más expuestos son aquellos que tienen múltiples parejas sexuales y un grado insuficiente de higiene personal. En las mujeres el parásito produce flujo, disuria y prurito vulvovaginal, signos que se observan también a veces en las niñas recién nacidas de madres infectadas. Si bien son portadores del parásito, los hombres rara vez desarrollan síntomas de infección, aunque a veces presentan una uretritis. Siempre que los recursos lo permitan, habrá que tratar de descubrir otras enfermedades de transmisión sexual en los casos de tricomoniasis.

Prevención

Las parejas sexuales conocidas deben tratarse al mismo tiempo que los sujetos infectados, incluso aunque no presenten síntomas.

Tratamiento

El metronidazol en dosis oral única de 2 g cura la inmensa mayoría de las infecciones. Se conocen índices de curación de hasta el 90% cuando las parejas sexuales, que suelen ser asintomáticas, se tratan simultáneamente. A los sujetos que no responden satisfactoriamente a una dosis única se les debe administrar 800 mg cada 12 horas durante cinco días. También son muy eficaces otros derivados 5-nitroimidazólicos, en particular el tinidazol, el nimorazol y el ornidazol.

Al comienzo del embarazo (período en el que está contraindicado el metronidazol) pueden aliviarse los síntomas administrando por vía intravaginal un supositorio de clotrimazol de 100 mg durante siete días.

Las mujeres lactantes deben dejar de dar el pecho hasta 24 horas después del final del tratamiento.

En los recién nacidos la infección suele curarse espontáneamente en pocas semanas. Si sigue habiendo signos evidentes a las cuatro semanas del nacimiento, se administrará al lactante metronidazol a razón de 5 mg/kg tres veces al día durante tres días.

Ir a la sección anterior
Ir a la siguiente sección
 
 
El Portal de Información - Medicamentos Esenciales y Productos de Salud de la OMS fue diseñado y es mantenido por la ONG Human Info. Última actualización: le 29 octubre 2018