Modelo OMS de información sobre prescripción de medicamentos: Medicamentos utilizados en las enfermedades parasitarias - Segunda edición
(1996; 160 páginas) [English] [French] Ver el documento en el formato PDF
Índice de contenido
Ver el documentoPrefacio
Cerrar esta carpetaProtozoos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoAmibiasis y giardiasis
Ver el documentoBabesiosis
Ver el documentoAmibas de vida autónoma
Abrir esta carpeta y ver su contenidoLeishmaniasis
Abrir esta carpeta y ver su contenidoPaludismo
Ver el documentoInfecciones intestinales diversas
Abrir esta carpeta y ver su contenidoNeumocistosis
Cerrar esta carpetaToxoplasmosis
Ver el documentoPirimetamina
Ver el documentoSulfadiazina
Ver el documentoFolinato cálcico
Abrir esta carpeta y ver su contenidoTricomoniasis
Abrir esta carpeta y ver su contenidoTripanosomiasis africana
Abrir esta carpeta y ver su contenidoTripanosomiasis americana
Abrir esta carpeta y ver su contenidoHelmintos
Ver el documentoOtras publicaciones de la OMS sobre temas afines
Ver el documentoCubierta posterior
 

Sulfadiazina

Grupo: agente antiprotozoario
Tabletas de 500 mg

Información general

Inhibidor del metabolismo del ácido fólico en algunas bacterias y protozoos; actúa sinérgicamente con la pirimetamina. Por razones farmacocinéticas, se ha seleccionado como sulfamida apropiada para asociarla a la pirimetamina en el tratamiento de la toxoplasmosis.

La sulfadiazina se absorbe rápidamente en el tracto gastrointestinal y se distribuye por todo el organismo. La semivida en el suero es de unas 10-12 horas. Después de acetilarse parcialmente en el hígado, se elimina por la orina.

Información clínica

Aplicaciones

Tratamiento de la toxoplasmosis en:

• embarazadas después del primer trimestre si hay peligro de transmisión congénita;

• recién nacidos infectados;

• lactantes, niños y adultos con coriorretinitis;

• toxoplasmosis activa en sujetos que se han hecho inmunodeficientes a consecuencia de un tratamiento medicamentoso o una enfermedad.

Dosificación y administración

En este contexto, la sulfadiazina se administra siempre por vía oral en combinación con pirimetamina (véase la pauta de dosificación para esta última).

Embarazadas: 3 g al día en cuatro tomas separadas.

Recién nacidos: 85 mg/kg al día en dos tomas separadas.

Coriorretinis en adultos: 2 g al día en cuatro tomas separadas.

Enfermos inmunodeficientes: 4-6 g al día en cuatro tomas separadas durante seis semanas por lo menos, seguido de un tratamiento supresivo a base de 2-4 g al día administrados indefinidamente.

Contraindicaciones

• Hipersensibilidad conocida.
• Disfunción hepática o renal grave.
• Embarazo durante el primer trimestre.

Precauciones

Durante todo el tratamiento habrá que vigilar dos veces por semana el recuento sanguíneo a fin de descubrir a tiempo posibles signos de depresión de la médula ósea.

A ningún paciente con presunta sensibilidad a las sulfamidas se le volverán a administrar estos medicamentos. Entre los signos sospechosos figuran erupciones cutáneas y ciertos indicios de hemólisis, como orina oscura y púrpura.

La sulfadiazina es menos soluble en la orina que muchas otras sulfamidas. Hay que mantener una diuresis elevada a fin de evitar la cristalización. Se debe recomendar a los pacientes que beban 1,0-1,5 litros de agua alcalina al día.

Conviene evitar en lo posible la administración concomitante de medicamentos distintos de la pirimetamina que interfieran en el metabolismo del ácido fólico.

Empleo en el embarazo

La sulfadiazina está contraindicada durante el primer trimestre, pero se puede administrar después cuando exista peligro de transmisión congénita.

La administración de sulfamidas puede provocar graves reacciones de hipersensibilidad en la madre. Su acción de desplazamiento de la bilirrubina en los puntos de enlace proteínicos ha hecho temer, basándose en datos obtenidos en prematuros, que puede dar lugar a kernicterus. Aunque atraviesan fácilmente la barrera placentaria, no hay ninguna prueba concluyente de que el feto corra peligro.

Efectos adversos

A veces se observan náuseas, vómitos, diarrea y dolor de cabeza.

Las reacciones de hipersensibilidad a las sulfamidas son poco frecuentes, pero pueden ser graves. Entre ellas figuran ciertas reacciones cutáneas raras que pueden poner en peligro la vida, tales como eritema multiforme (síndrome de Stevens-Johnson) y necrólisis epidérmica tóxica.

La cristaluria puede producir disuria, cólicos renales, hematuria y obstrucción renal aguda.

Entre otras reacciones poco frecuentes cabe citar granulocitopenia, agranulocitosis, anemia aplásica, púrpura trombocitopénica y hepatitis tóxica. A veces aparece hemólisis en los individuos con deficienca de glucosa-6-fosfato-deshidrogenasa.

Sobredosificación

Puede dar buenos resultados la diuresis forzada continua y conviene mantener alcalina la orina. Por lo demás, el tratamiento será sintomático.

Conservación

Las tabletas deben conservarse en recipientes bien cerrados, al abrigo de la luz.

Ir a la sección anterior
Ir a la siguiente sección
 
 
El Portal de Información - Medicamentos Esenciales y Productos de Salud de la OMS fue diseñado y es mantenido por la ONG Human Info. Última actualización: le 29 octubre 2018