Modelo OMS de información sobre prescripción de medicamentos: Medicamentos utilizados en las enfermedades parasitarias - Segunda edición
(1996; 160 páginas) [English] [French] Ver el documento en el formato PDF
Índice de contenido
Ver el documentoPrefacio
Cerrar esta carpetaProtozoos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoAmibiasis y giardiasis
Ver el documentoBabesiosis
Ver el documentoAmibas de vida autónoma
Abrir esta carpeta y ver su contenidoLeishmaniasis
Abrir esta carpeta y ver su contenidoPaludismo
Ver el documentoInfecciones intestinales diversas
Cerrar esta carpetaNeumocistosis
Ver el documentoSulfametoxazol/trimetoprima
Ver el documentoPentamidina
Abrir esta carpeta y ver su contenidoToxoplasmosis
Abrir esta carpeta y ver su contenidoTricomoniasis
Abrir esta carpeta y ver su contenidoTripanosomiasis africana
Abrir esta carpeta y ver su contenidoTripanosomiasis americana
Abrir esta carpeta y ver su contenidoHelmintos
Ver el documentoOtras publicaciones de la OMS sobre temas afines
Ver el documentoCubierta posterior
 

Sulfametoxazol/trimetoprima

Grupo: agente antimicrobiano
Tabletas de 100 mg de sulfametoxazol + 20 mg de trimetoprima, 400 mg + 80 mg, 800 mg + 160 mg
Concentrado para perfusión intravenosa, 400 mg + 80 mg en ampollas de 5 ml
Suspensión oral de 200 mg + 40 mg en 5 ml

Información general

Los dos componentes de esta asociación tienen un espectro antiprotozoario similar y actúan sinérgicamente, porque inhiben en forma independiente diferentes fases de un proceso metabólico esencial de los protozoos susceptibles: la síntesis enzimática del ácido tetrahidrofólico.

La trimetoprima se absorbe con más rapidez y se distribuye en forma más amplia por los tejidos y penetra en el líquido cefalorraquídeo más rápidamente que el sulfametoxazol. Ambos componentes se combinan moderadamente con las proteínas del plasma. Cada uno de los compuestos se elimina por la orina, en gran parte sin transformación previa, a un ritmo que corresponde a una semivida plasmática de unas 12 horas.

Información clínica

Aplicaciones

Tratamiento de la neumonía por Pneumocystis carinii y supresión de la infección en los sujetos inmunodeficientes.

Dosificación y administración

Todas las dosis son aplicables por igual a adultos y niños.

Tratamiento

Administración oral:

Sulfametoxazol 100 mg/kg + trimetoprima 20 mg/kg al día en dos a cuatro tomas separadas, durante 14-21 días.

Perfusión intravenosa:

A los enfermos graves se les administrará sulfametoxazol 75 mg/kg + trimetoprima 15 mg/kg al día en cuatro perfusiones intravenosas, cada una de ellas administrada en una solución de glucosa al 5% en agua durante 60 minutos.

La perfusión intravenosa se reemplazará por preparaciones de administración oral tan pronto como el paciente esté en condiciones de ingerirlas. A los pacientes que no hayan mejorado dentro de los cuatro a ocho días de recibir la perfusión intravenosa se les administrará en su lugar pentamidina.

Supresión

Sulfametoxazol 25 mg/kg + trimetoprima 5 mg/kg en dos tomas separadas durante tres días consecutivos de cada semana mientras persista la inmunosupresión.

Contraindicaciones

• Hipersensibilidad conocida.
• Disfunción hepática o renal grave.

Precauciones

Debe suspenderse inmediatamente el tratamiento si aparece una erupción o cualquier otra manifestación de hipersensibilidad a las sulfamidas.

Los enfermos con tensión arterial inferior a 70 mmHg (9,33 kPa) deben recibir un corticosteroide - sea prednisolona oral o, en caso necesario, metilprednisolona intravenosa - tan pronto como comienza el tratamiento. La prednisolona oral se debe administrar en una dosis de 40 mg dos veces al día durante cinco días, seguida de 40 mg al día durante cinco días y luego de 2 mg al día durante 10 días. La metilprednisolona parenteral debe administrarse en una dosis de 30 mg dos veces al día durante cinco días, seguida de 30 mg al día durante cinco días y luego de 15 mg al día durante 10 días.

El riesgo de cristaluria sulfamídica se reduce manteniendo la diuresis por encima de 1,5 litros/día. Siempre que sea posible se hará una determinación periódica de las concentraciones de sulfamidas en el plasma. Las concentraciones plasmáticas máximas deben mantenerse en el orden de unos 40 μg/ml.

Hay que recomendar a los pacientes que acudan al médico en caso de que sufran una faringitis o fiebre durante el tratamiento. Esta recomendación puede ser más útil que la vigilancia sistemática del recuento leucocitario.

Los enfermos ancianos pueden ser más propensos a sufrir reacciones adversas graves, especialmente discrasias sanguíneas, por lo que no se debe prolongar innecesariamente el tratamiento con sulfametoxazol y trimetoprima.

Los pacientes con déficit de folato pueden necesitar un suplemento de folinato cálcico para prevenir la anemia megaloblástica.

Empleo en el embarazo

Como la enfermedad puede ser mortal, el tratamiento no debe demorarse en ningún caso.

Efectos adversos

Son frecuentes las náuseas, los vómitos, la glositis y las erupciones cutáneas.

La trimetoprima puede provocar una anemia megaloblástica que responde al ácido fólico.

Las reacciones de hipersensibilidad a las sulfamidas pueden ser graves. Entre ellas figuran ciertas reacciones cutáneas potencialmente mortales, como el eritema multiforme (síndrome de Stevens-Johnson) y la necrólisis epidérmica tóxica.

Entre otras reacciones cabe citar la granulocitopenia, la agranulocitosis, la anemia aplásica, la púrpura trombocitopénica y la hepatitis tóxica. A veces se produce hemólisis en los sujetos con una deficiencia de glucosa-6-fosfato-deshidrogenasa.

Los enfermos de SIDA que reciben dosis altas de sulfametoxazol-trimetoprima a causa de una neumonía por P. carinii son especialmente propensos a presentar erupciones cutáneas, fiebre recurrente, neutropenia y trombocitopenia, así como un probable aumento de las transaminasas del suero.

Interacciones medicamentosas

En los tratamientos con sulfonilureas y anticoagulantes cumarínicos, las necesidades de mantenimiento se reducen a menudo como consecuencia del desplazamiento de las proteínas plasmáticas por acción del sulfametoxazol.

El empleo concomitante de otros inhibidores del metabolismo de los folatos (por ejemplo, pirimetamina, metotrexato y ciertos anticonvulsivos) aumenta el riesgo de anemia megaloblástica.

Sobredosificación

Entre los síntomas de sobredosificación aguda figuran vómitos, sensación de mareo, confusión seguida de trastornos visuales, petequias, púrpura e ictericia. También pueden aparecer cristaluria, hematuria y anuria.

El vómito provocado o el lavado gástrico pueden ser útiles si se aplican a las pocas horas de la ingestión. Siempre que la diuresis sea satisfactoria, debe mantenerse un aporte elevado de líquidos. La hemodiálisis puede ser útil para eliminar parte del medicamento. Por lo demás, el tratamiento habrá de ser sintomático y de sostenimiento.

Conservación

Las tabletas y el concentrado para perfusiones deben conservarse en recipientes bien cerrados, al abrigo de la luz.

Ir a la sección anterior
Ir a la siguiente sección
 
 
El Portal de Información - Medicamentos Esenciales y Productos de Salud de la OMS fue diseñado y es mantenido por la ONG Human Info. Última actualización: le 29 octubre 2018