Modelo OMS de información sobre prescripción de medicamentos: Medicamentos utilizados en las enfermedades parasitarias - Segunda edición
(1996; 160 páginas) [English] [French] Ver el documento en el formato PDF
Índice de contenido
Ver el documentoPrefacio
Cerrar esta carpetaProtozoos
Abrir esta carpeta y ver su contenidoAmibiasis y giardiasis
Ver el documentoBabesiosis
Ver el documentoAmibas de vida autónoma
Abrir esta carpeta y ver su contenidoLeishmaniasis
Cerrar esta carpetaPaludismo
Ver el documentoCloroquina
Ver el documentoQuinina
Ver el documentoPirimetamina/sufadoxina
Ver el documentoPrimaquina
Ver el documentoMefloquina
Ver el documentoHalofantrina
Ver el documentoTetraciclina
Ver el documentoDoxiciclina
Ver el documentoProguanil
Ver el documentoArteméter
Ver el documentoArtesunato
Ver el documentoArtemisinina
Ver el documentoInfecciones intestinales diversas
Abrir esta carpeta y ver su contenidoNeumocistosis
Abrir esta carpeta y ver su contenidoToxoplasmosis
Abrir esta carpeta y ver su contenidoTricomoniasis
Abrir esta carpeta y ver su contenidoTripanosomiasis africana
Abrir esta carpeta y ver su contenidoTripanosomiasis americana
Abrir esta carpeta y ver su contenidoHelmintos
Ver el documentoOtras publicaciones de la OMS sobre temas afines
Ver el documentoCubierta posterior
 

Pirimetamina/sufadoxina

Grupo: agente antipalúdico
Tabletas de 25 mg de pirimetamina + 500 mg de sulfadoxina

Información general

Producto de combinación constituido por dos compuestos que parecen actuar sinérgicamente como inhibidores del metabolismo del ácido fólico: un inhibidor de la dihidrofolato-reductasa, la pirimetamina, y un inhibidor de la dihidropteroato-sintetasa, la sulfadoxina. Esta asociación actúa como esquizonticida hemático contra P. falciparum y P. vivax. Los dos componentes se utilizaron al principio en combinación, a raíz del rápido desarrollo de resistencia a la pirimetamina sola, para tratar las infecciones por P. falciparum rebeldes a la cloroquina. En muchas zonas se encuentran ahora cepas de P. falciparum y P. vivax resistentes a esta combinación.

Ambos componentes se absorben bien tras la administración oral. La semivida plasmática de la pirimetamina es de unos cuatro días y la de la sulfadoxina de unos ochos días. Ambas sustancias acaban eliminándose por la orina, donde la pirimetamina aparece en parte en forma de metabolitos.

Un producto combinado que contenga sulfalena en lugar de sulfadoxina parece tener la misma eficacia y producir efectos adversos semejantes.

Información clínica

Aplicaciones

Tratamiento de los ataques agudos de paludismo causados por cepas susceptibles de P. falciparum:

• en las zonas donde se sabe que existen microorganismos resistentes a la cloroquina, y
• en los enfermos que no han respondido satisfactoriamente al tratamiento con cloroquina.

Dosificación y administración

Adultos: 75 mg de pirimetamina y 1,5 g de sulfadoxina (3 tabletas).

Niños:

5-10 kg: 0,5 tableta
11-20 kg: 1 tableta
21-30 kg: 1,5 tabletas
31-45 kg: 2 tabletas.

En general, una sola dosis basta para eliminar la infección, pero conviene administrar además quinina durante 1-3 días en los siguientes casos:

• enfermos gravemente infectados, en los que la quinina puede acelerar la reducción de la parasitemia y la mejoría clínica;

• pacientes no inmunes expuestos a sufrir una forma fulminante de la enfermedad.

Contraindicaciones

• Hipersensibilidad conocida a las sulfamidas o a la pirimetamina.
• Disfunción hepática o renal grave (salvo si no se dispone de otro tratamiento).

Precauciones

A los enfermos con signos que hacen pensar en una sensibilidad a las sulfamidas o a la pirimetamina no se les debe volver a dar nunca medicamentos que contengan esas sustancias. Entre los signos de este tipo figuran las erupciones cutáneas, ciertos indicios de hemólisis como orina oscura y púrpura, así como algunos signos presuntivos de depresión de la médula ósea, tales como faringitis y úlceras bucales.

Empleo en el embarazo

Siempre que sea posible, para tratar el paludismo resistente a la cloroquina durante el embarazo debe utilizarse quinina. La administración de sulfamidas puede provocar graves reacciones de hipersensibilidad en la mujer embarazada. Las sulfamidas atraviesan fácilmente la barrera placentaria y su acción de desplazamiento de la bilirrubina de los puntos de fijación de proteínas ha hecho temer, basándose en datos obtenidos en prematuros, que pueden provocar kernicterus. Sin embargo, no hay suficientes pruebas directas de que el feto corra peligro.

Efectos adversos

En general, las reacciones adversas a la pirimetamina son reversibles y están relacionadas con la dosis. Se han señalado dolores abdominales, anorexia, vómitos, ataxia, temblor, convulsiones y anemia megaloblástica por carencia de ácido folínico. También puede producirse neumonía eosinofílica.

Las reacciones de hipersensibilidad a las sulfamidas, aunque raras, pueden ser graves. Entre ellas figuran ciertas reacciones cutáneas como el eritema polimorfo (síndrome de Stevens-Johnson) y la necrólisis epidérmica tóxica.

Entre otras reacciones poco frecuentes figuran la granulocitopenia, la agranulocitosis, la anemia aplásica, la púrpura trombocitopénica y la hepatitis tóxica. A veces se produce hemólisis en los sujetos con deficiencia de la glucosa-6-fosfato-deshidrogenasa.

Ya no se recomienda la pirimetamina/sulfadoxina para la profilaxis o el tratamiento sistemático del paludismo cloroquinosensible, en vista de que entre las personas que toman esos productos profilácticamente se ha observado una incidencia de 1:5000 a 1:8000 de reacciones adversas graves a las sulfamidas. No se dispone de datos comparables para establecer la magnitud del riesgo asociado a las dosis terapéuticas únicas.

Interacciones medicamentosas

No se deben tomar al mismo tiempo otros medicamentos que interfieren en el metabolismo del ácido fólico (por ejemplo, trimetoprima y metotrexato).

Sobredosificación

Las dosis altas de pirimetamina pueden ser mortales. Los síntomas más destacados de la sobredosificación son anorexia, vómitos y convulsiones. El vómito provocado y el lavado gástrico son útiles si se aplican a las pocas horas de la ingestión. Las convulsiones pueden controlarse con diazepam parenteral.

Las discrasias sanguíneas que puede provocar la pirimetamina a dosis elevadas deben tratarse con folinato cálcico.

Conservación

Las tabletas deben conservarse en recipientes bien cerrados, al abrigo de la luz y de la humedad.

Ir a la sección anterior
Ir a la siguiente sección
 
 
El Portal de Información - Medicamentos Esenciales y Productos de Salud de la OMS fue diseñado y es mantenido por la ONG Human Info. Última actualización: le 6 diciembre 2017