Modelo OMS de información sobre prescripción de medicamentos: Medicamentos utilizados en las enfermedades parasitarias - Segunda edición
(1996; 160 páginas) [English] [French] Ver el documento en el formato PDF
Índice de contenido
Ver el documentoPrefacio
Cerrar esta carpetaProtozoos
Cerrar esta carpetaAmibiasis y giardiasis
Ver el documentoMetronidazol
Ver el documentoDiloxanida
Ver el documentoDehidroemetina
Ver el documentoCloroquina
Ver el documentoBabesiosis
Ver el documentoAmibas de vida autónoma
Abrir esta carpeta y ver su contenidoLeishmaniasis
Abrir esta carpeta y ver su contenidoPaludismo
Ver el documentoInfecciones intestinales diversas
Abrir esta carpeta y ver su contenidoNeumocistosis
Abrir esta carpeta y ver su contenidoToxoplasmosis
Abrir esta carpeta y ver su contenidoTricomoniasis
Abrir esta carpeta y ver su contenidoTripanosomiasis africana
Abrir esta carpeta y ver su contenidoTripanosomiasis americana
Abrir esta carpeta y ver su contenidoHelmintos
Ver el documentoOtras publicaciones de la OMS sobre temas afines
Ver el documentoCubierta posterior
 

Dehidroemetina

Grupo: agente antiprotozoario
Inyectable de 60 mg (clorhidrato) en ampolla de 1 ml

Información general

Derivado de la emetina menos tóxico que ésta. Algunos consideran que es el amibicida tisular más eficaz, pero resulta demasiado irritante para que pueda administrarse por vía oral. Tras la inyección intramuscular, se distribuye ampliamente por los tejidos, especialmente en el hígado y los pulmones. Se elimina por la orina.

Información clínica

Aplicaciones

Disentería amibiana:

• como alternativa del metronidazol o de otros derivados 5-nitroimidazólicos administrados por vía parenteral a enfermos graves que no puedan tomar medicamentos per os;

• tras una respuesta insuficiente a los 5-nitroimidazoles.

Absceso amibiano:

• la dehidroemetina es eficaz cuando se utiliza en forma aislada, pero generalmente es necesario administrar un segundo ciclo terapéutico seis semanas después en los enfermos con grandes abscesos hepáticos.

Dosificación y administración

Adultos: 1 mg/kg al día, hasta un máximo de 60 mg, durante cuatro a seis días. Esta dosificación debe reducirse a la mitad en los casos graves y en los ancianos.

Niños: 1 mg/kg al día durante cinco días como máximo.

Las inyecciones deben administrarse siempre por vía intramuscular. La inyección intravenosa es demasiado peligrosa y no presenta ventaja alguna. Antes de administrar un segundo ciclo deben haber transcurrido por lo menos seis semanas.

En la disentería amibiana, el tratamiento suplementario con tetraciclina reduce el riesgo de sobreinfección bacteriana.

En el absceso hepático puede hacerse al mismo tiempo o inmediatamente después un tratamiento por vía oral con cloroquina, que se concentra selectivamente en el hígado.

A todos los enfermos se les debe administrar después diloxanida por vía oral para eliminar los microorganismos que pudieran haber sobrevivido en el colon.

Precauciones

La dehidroemetina sólo debe utilizarse como último recurso en los enfermos con una afección cardiaca, renal o neuromuscular preexistente.

Este fármaco debe administrarse siempre en régimen de hospitalización.

Hay que vigilar cuidadosamente el ritmo cardiaco y la tensión arterial, interrumpiendo inmediatamente el tratamiento si se presentan taquicardia, hipotensión grave o alteraciones electrocardiográficas.

La debilidad y los dolores musculares preceden a menudo a otros efectos tóxicos más graves, sirviendo de aviso para reducir la dosis.

Empleo en el embarazo

La dehidroemetina es tóxica para el feto. Ahora bien, como la disentería amibiana tiene a veces un curso fulminante al final del embarazo, el tratamiento con dehidroemetina puede ser salvador para la madre en estos casos.

Efectos adversos

Reacciones locales

Las inyecciones son dolorosas. No es raro que se formen abscesos. Si, por inadvertencia, se administra la inyección subcutánea puede aparecer una erupción eccematosa local. Las erupciones urticariformes y purpúreas generalizadas son raras.

Efectos neuromusculares

Son frecuentes la debilidad y los dolores musculares, especialmente en los miembros y el cuello. También puede aparecer disnea como consecuencia de la debilidad generalizada. Estos síntomas dependen de la dosis y a menudo preceden a las manifestaciones de cardiotoxicidad.

Efectos cardíacos

Los signos más comunes de afectación cardiaca son la hipotensión, el dolor precordial, la taquicardia y las disritmias. Las alteraciones electrocardiográficas, en particular el aplanamiento y la inversión de la onda T y la prolongación del intervalo Q-T, constituyen una indicación precoz de toxicidad.

Interacciones medicamentosas

Los efectos cardiotóxicos se ven reforzados por otros medicamentos capaces de causar disritmias.

Conservación

Las ampollas no deben dejarse expuestas a la luz.

Ir a la sección anterior
Ir a la siguiente sección
 
 
El Portal de Información - Medicamentos Esenciales y Productos de Salud de la OMS fue diseñado y es mantenido por la ONG Human Info. Última actualización: le 29 octubre 2018