Declaración de la normas profesionales de FIP - El papel del farmacéutico en la estimulación de la adherencia a los tratamientos a largo plazo. (2003, Sydney)
(2003; 4 páginas) [English] [French]

Abstract

El promedio de la adherencia a los tratamientos a largo plazo de enfermedades crónicas en los países desarrollados alcanza solamente el 50%. En los países en vías de desarrollo el porcentaje es incluso menor, probablemente reflejando las desigualdades de acceso a los centros de atención médica, supervisados por un equipo sanitario cualificado.

El VIH/SIDA, la tuberculosis y las enfermedades no transmisibles, incluyendo los trastornos mentales, representaban el 54% de todas las enfermedades existentes en el mundo en el año 2001 y se prevé que superen el 65% en el año 2020. Por tanto, la carga de las enfermedades se traslada con firmeza hacia las enfermedades crónicas. Hay evidencias de que muchos pacientes con enfermedades crónicas tienen dificultades para adherirse a su régimen de tratamiento recomendado. Se observan problemas de adhesión siempre que se requiere automedicación, incluso con fines de prevención. Una adhesión deficiente da como resultado una salud deficiente y un incremento en los costes sanitarios. Se ha calculado que el 40% de los casos de infarto de miocardio grave o de derrame cerebral son atribuibles a la hipertensión y, sin embargo, los estudios han demostrado que a pesar de la disponibilidad de tratamientos efectivos, menos del 25% de pacientes con tratamiento para hipertensos alcanzan la presión arterial óptima.

Por tanto, la no adherencia al tratamiento provoca enfermedades en los pacientes que podrían evitarse y en algunos casos muerte prematura. La no adherencia a los sistemas de atención sanitaria deriva un gasto en los medicamentos pagados pero no administrados, más el tratamiento adicional que se podría haber evitado. En caso de enfermedades transmisibles, la no adherencia al tratamiento podría desembocar en el desarrollo de la resistencia a las medicinas, haciendo que la eficacia del tratamiento sea mucho más difícil. Muchos estudios publicados declaran cambios en los costes siguiendo diferencias en los porcentajes de adherencia al tratamiento. Hay estudios que indican que las inversiones iniciales en las medicaciones para mejorar la adherencia al tratamiento se recuperan en unos cuantos años y los costes recurrentes quedan completamente cubiertos por el ahorro.

Por tanto, existen muchas razones para intentar mejorar la adherencia al tratamiento. Los beneficios incluyen mejores resultados finales en cuanto a la salud y una calidad de vida mejor, así como una mejora en la seguridad para el paciente, además de un ahorro en los costes para todas las partes. En efecto, se ha afirmado que al incrementar la efectividad de la adherencia al tratamiento, las intervenciones pueden tener un impacto mayor en la salud de la población que cualquier mejora en un tratamiento médico específico.

 
The WHO Essential Medicines and Health Products Information Portal was designed and is maintained by Human Info NGO. Last updated: November 5, 2014