Expand Document  |  Expand Chapter  |  Full TOC  |  Printable HTML version
Directrices sobre donativos de medicamentos - Revisión de 1999
(1999; 25 páginas) [English] [French] View the PDF document
Table of Contents
View the documentModificaciones introducidas en la edición de 1999
View the documentI. Introducción
View the documentII. Necesidad de directrices
View the documentIII. Principios básicos
Open this folder and view contentsIV. Directrices sobre donativos de medicamentos
Open this folder and view contentsV. Otras formas de ayuda que pueden utilizar los donantes
Open this folder and view contentsVI. Cómo aplicar una política sobre donativos de medicamentos
View the documentAnexo: Ejemplos de problemas planteados por los donativos de medicamentos
View the documentNota de agradecimiento
View the documentReferencias
View the documentCubierta posteriori
 

Anexo: Ejemplos de problemas planteados por los donativos de medicamentos

Armenia, 1988

A raíz del terremoto, se enviaron 5000 toneladas de medicamentos y suministros médicos por un importe de US$ 55 millones. Esta cantidad era muy superior a las necesidades. Un equipo de 50 personas tardó seis meses en hacer un inventario preciso de los medicamentos recibidos. El 8% de éstos había caducado en el momento de la llegada, y el 4% estaba deteriorado por las heladas. Del 88% restante, solamente el 30% resultó fácil de identificar y solamente el 42% resultaba indicado en una situación de emergencia. En las etiquetas de la mayor parte de los medicamentos sólo figuraba el nombre comercial.9

Eritrea, 1989

Durante la guerra de independencia, y pese a la cuidadosa redacción de las solicitudes, se recibieron numerosos donativos inapropiados. A título de ejemplo cabe citar: siete camiones cargados de tabletas de aspirina caducadas a cuya incineración hubo que dedicar seis meses; un contenedor completamente lleno de medicamentos de acción cardiovascular que no habían sido solicitados y cuyo plazo de conservación caducaba a los dos meses; y 30 000 botellas de medio litro de una infusión de aminoácidos caducada que no hubo forma de evacuar en los alrededores de un asentamiento a causa del olor.10

Sudán, 1990

Las zonas devastadas por la guerra en el sur del Sudán fueron el punto de destino de una voluminosa partida de medicamentos. Cada caja contenía una colección de pequeñas bolsas de medicamentos, algunas de las cuales estaban ya usadas en parte. Todas ellas llevaban etiquetas en francés, idioma que no se habla en el Sudán. La mayor parte de los medicamentos eran inapropiados e incluso algunos podían ser peligrosos. Entre ellos figuraban: soluciones para lentes de contacto, estimulantes del apetito, inhibidores de la monoaminoxidasa (que resultan peligrosos en el Sudán), soluciones para rayos X, fármacos hipolipemiantes y antibióticos caducados. De un total de 50 cajas sólo 12 contenían medicamentos de cierta utilidad.11

Francia, 1991

La organización Pharmaciens sans Frontières recogió cuatro millones de kilogramos de medicamentos no utilizados en 4000 farmacias de Francia que fueron clasificados ulteriormente en 88 centros de ese país. Solamente el 20% fueron considerados útiles para los programas de ayuda internacional, y el 80% fue incinerado.12

Federación de Rusia, 1992

La producción farmacéutica rusa ha disminuido muy por debajo del nivel alcanzado en 1990, por lo que las autoridades acogen de buen grado los donativos de medicamentos. Sin embargo, el entusiasmo inicial se ha desvanecido algo al conocerse la naturaleza de algunos de esos donativos. Entre los ejemplos de artículos donados cabe citar: 189 000 frascos de jarabe contra la tos a base de dextrometorfán; pentoxifilina y clonidina como únicos fármacos antihipertensivos; triantereno y espironolactona como diuréticos; enzimas pancreáticas y preparaciones de bismuto como únicos fármacos de acción gastrointestinal.13

Guinea-Bissau, 1993

En septiembre de 1993 se enviaron ocho toneladas de medicamentos donados, todos ellos recogidos en farmacias en cantidades comprendidas entre 1 y 100 tabletas. El donativo comprendía 22 123 envases de 1714 medicamentos diferentes que eran difíciles de administrar y perturbaban considerablemente los esfuerzos desplegados por el Gobierno para racionalizar el suministro y el empleo de medicamentos.14

Lituania, 1993

En Lituania, once mujeres sufrieron pérdidas de visión transitorias a raíz de la administración de un medicamento donado. Este medicamento, llamado closantel, era un antihelmíntico de uso veterinario que se tomó erróneamente por un producto contra la endometritis. El fármaco se recibió sin información complementaria ni prospecto en los envases, y los médicos habían tratado de identificarlo comparando su nombre con los que figuraban en los prospectos de otros productos.15

Ex Yugoslavia, 1994 y 1995

De todos los medicamentos donados en 1994 a la oficina de campo establecida por la OMS en Zagreb, el 15% era totalmente inapropiado para el uso y el 30% era innecesario.16 A fines de 1995 había en un almacén de Mostar 340 toneladas de medicamentos caducados, la mayor parte de los cuales habían sido donados por diferentes países europeos.17

Rwanda, 1994

Se donaron grandes cantidades de un antibiótico de avanzada a campos de refugiados en Rwanda. La donación se efectuó a granel por conducto de instituciones benéficas. El personal local que se ocupaba de los refugiados no estaba acostumbrado a utilizar el fármaco; la mayor parte del donativo fue retirado; el resto creó problemas de eliminación.18, 19

Bosnia y Herzegovina, 1992-1996

Entre 1992 y mediados de 1996 se recibieron unas 17 000 toneladas métricas de donativos inapropiados; el costo estimado de su eliminación fue de US$ 34 millones.20

Albania, 1999

Una auditoría de los donativos humanitarios de medicamentos recibidos en Albania en mayo de 1999 reveló graves problemas de calidad. Se estimó que el 50% de los medicamentos que llegaron a Albania durante la crisis de los refugiados del Kosovo eran inapropiados o inútiles y fue necesario eliminarlos. El 65% de los medicamentos tenían una fecha de caducidad inadecuada (o bien inexistente o bien con un plazo inferior a un año a partir de la fecha de la donación); y el 32% estaban identificados exclusivamente con sus nombres comerciales, desconocidos para los profesionales de la salud albaneses. Ninguno de los donativos de escasa durabilidad habían sido solicitados y, según los socorristas, era imposible distribuirlos y utilizarlos antes de finalizar el año.21

to previous section
to next section
 
 
The WHO Essential Medicines and Health Products Information Portal was designed and is maintained by Human Info NGO. Last updated: October 7, 2014